Granada

"Maricón, me cago en tus muertos", un sexagenario atacado por ser homosexual

  • Tuvo lugar el pasado Martes Santo en el Paseo Marítimo de Salobreña

  • Granada se encuentra por encima de la media nacional con más casos de delitos de odio registrados

Comentarios 1

El pasado Martes Santo, la playa de Salobreña vivió un episodio que sembró la rabia y la indignación en todo aquel que se encontraba en el Paseo Marítimo de la localidad. José -nombre ficticio- es un sexagenario que desde hace años reside en este municipio costero de Granada. Le gusta salir a pasear, disfrutar del paisaje que lo acompaña en su camino y captarlo con su cámara de fotos. Precisamente esto era lo que hacía la tarde del 27 de marzo, cuando fue agredido por el simple hecho de ser homosexual.

Eran sobre las siete de la tarde cuando empezó a escuchar improperios como "Maricón, me cago en tus muertos". Todas ellas provenían de un hombre también de mediana edad, que al igual que José, también paseaba por la playa. De forma educada, así lo relataron a Granada Hoy testigos de los hechos, José se dirigió a su agresor simplemente para decirle que "él no le había faltado al respeto en ningún momento, que no estaba haciendo mal a nadie y que, por favor, cesase en su intento de humillarle públicamente".

Sin embargo, lo que hasta entonces había sido una agresión verbal pasó a convertirse en un acto de violencia física. El agresor, lejos de amedrentarse, se abalanzó sobre José y comenzó a propinarle varios golpes y arañazos, a la par que continuó con los insultos, hasta que los allí presentes consiguieron detenerlo.

Con el paso de los años, la educación y el respeto hacia las distintas razas, sexo o condición sexual es cada vez mayor, pero aún quedan resquicios de intolerancia como este caso, y no es el único. Son los llamados 'Delitos de Odio' y según los últimos datos publicados por el Ministerio del Interior, que corresponden al año 2016, Granada está por encima de la media española con más delitos de este tipo.

Tal y como se recoge en el Código Penal, según fueron definidos por la Organización para la Seguridad y la Cooperación Europea (OSCE), los delitos de odio son "cualquier infracción penal, incluyendo infracciones contra las personas o las propiedades, donde la víctima, el local o el objetivo de la infracción se elija por su real o percibida, conexión, simpatía, filiación, apoyo o pertenencia a un grupo que pueda estar basado en la raza, origen nacional o étnico, el idioma, el color, la religión, la edad, la minusvalía física o mental, la orientación sexual u otro factor similar, ya sean reales o supuestos".

En este sentido, Andalucía se encuentra en el top tres de las comunidades autónomas con más casos registrados, ya que se contabilizaron 152, frente a los 282 de Cataluña y los 171 de la Comunidad de Madrid. De ellos, una treintena fueron delitos contra la orientación o la identidad sexual. En este periodo, en Granada se registraron tan solo dos, si bien, la cifra total de delitos de odio del 2016 en la provincia fue de 15. Esta cifra colocó a Granada como la tercera provincia andaluza con menos casos registrados, por detrás de Huelva (10) y Jaén (12).

Tal y como recogen este balance, en el año 2015, Granada contabilizó un total de 20 agresiones de odio, de las que siete fueron por racismo o xenofobia, seis por ideología, otras seis por discapacidad y una por creencias o prácticas religiosas.

En este caso, Granada fue la cuarta provincia andaluza con más delitos de odio, por detrás de Sevilla (34), Málaga (25) y Córdoba (21). Precisamente este periodo registró un incremento del 50% en este tipo de casos, ya que el 2014 se cerró con tan solo 10, lo que colocó a la provincia como la tercera de Andalucía, por detrás de Jaén y Almería. En esta ocasión, tan solo se registró un delito contra la identidad u orientación sexual, mientras que hubo cuatro por racismo, otros cuatro por discapacidad y uno antisemita.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios