Granada

Motril amenaza con amarrar la flota

  • La Comisión Europea pretende limitar las salidas de los faeneros de arrastre por debajo de los 190 días

  • El gremio inicia una campaña para recabar apoyos

En Motril, se ha reducido un 60% durante la última década. En Motril, se ha reducido un 60% durante la última década.

En Motril, se ha reducido un 60% durante la última década. / g. h-

Imagínense que van a comer a un restaurante en la Costa y no pueden pedir un plato de quisquillas de Motril. Quizás suene muy exagerado el planteamiento de que la población se puede quedar sin esas delicias de menos de 17 centímetros de tamaño que salen del litoral granadino, pero lo cierto es que el sector pesquero de la provincia tiene ante sí una dura pelea. La culpa es del Plan de Gestión Pesquero del Mediterráneo planteado por la Comisión Europea, que prevé reducir la actividad de la pesca de arrastre hasta un número de entre 170 y 180 faenas al año, lo que provocaría que dejara de ser rentables. Se trata pues de un serio problema para los pescadores motrileños, que ya han alertado de que si Bruselas sigue adelante con estas medidas se podría llegar hasta el punto de un amarre de la flota. Con el consiguiente perjuicio a la gastronomía de la provincia y a las familias de los trabajadores de los 17 barcos que trabajan en la lonja de Motril, 13 de los cuales son de arrastre. Y eso que la quisquilla está vetada para el arrastre y se pesca con la técnica de nasa, pero parece evidente que un hipotético desplome de la pesca de arrastre complicaría mucho el futuro de la actividad pesquera en Motril.

En Granada, el valor de las producciones de la pesca extractiva durante 2017 ha subido en casi un millón de euros situándose en 5.176.942 gracias a las 1.792 toneladas de productos procedentes del Mar de Alborán. Un dato que rompe la tendencia negativa de los últimos años, con un aumento del 22,7% en relación a 2016. Asimismo, destacaron el valor de las capturas de gamba y quisquilla, con 1,4 millones de euros. Estas cifras demuestran el peso de la pesca en la provincia que el año pasado recuperó el pulso tras haber vivido una época muy dura en la última década con una reducción importante de la flota que antes de la crisis tenía 34 barcos.

La Cofradía de Pescadores asegura que la bajada de días de faena por debajo de los 190 días ya supondría la no rentabilidad para un sector que ya se está empezando a organizar en Granada y Almería -las dos provincias más perjudicadas- ante los planes impulsados desde la Comisión Europea y el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente. En concreto, los representantes del sector pesquero andaluz iniciaron hace unos días una campaña de recogida de firmas y adhesión de apoyos sociales e institucionales para evitar la "desaparición" de la pesca sostenible de arrastre.

El vicepresidente de la Federación Andaluza de Asociaciones Pesqueras (Faape), José María Gallart, aseguró esta semana que tanto el plan que se maneja en Bruselas y que secunda el Gobierno mediante la elaboración de un reglamento "no se corresponden con la realidad del sector" y "lo único que hacen es perjudicar el futuro de la flota", integrada por 92 embarcaciones en la región andaluza que proporcionan unos 460 empleos directos y otros 2.300 empleos indirectos.

"Bruselas lo que hace es un copia y pega de las políticas del norte", criticó Gallart, quien señaló que la aplicación de planes similares a los del Mar Báltico supondrán un "fracaso" para los barcos que faenan en el Mediterráneo, puesto que a diferencia de aquel, el 30,3% del total de la flota de arrastre de fondo pertenece a países no comunitarios, con lo que "ninguna norma europea tiene por qué repercutir en sus políticas pesqueras". Gallart manifestó que las limitaciones a la actividad para faenar entre 170 y 180 días harían que las naves dejaran de ser "rentables", para lo que ellos consideran necesario que la pesca se ejerza entre 190 y 210 días al año. "Jamás he tenido la preocupación que tengo a día de hoy porque veo que nos funde Bruselas con el apoyo de Madrid y esto hay que revertirlo".

También se quejó de la propuesta "artificial" para que se diferencie entre el arrastre de pescado -especies como merluza, salmonete, pintarroja, entre otros- y el arrastre de marisco, ya que esto es "un disparate". "La pesca mediterránea es multiespecífica", ha recordado además ante la posibilidad de imposición de cuotas por parte de Bruselas ante determinadas especies. "El barco no pesca merluza y salmonete, pesca de todo", apostilló el vicepresidente de Faape.

"Estamos en una fase que hemos pasado el periodo de alegaciones y el sector pesquero andaluz no sabe qué postura tiene el Gobierno, que es el que nos tiene que defender ante Bruselas", añadió el vicepresidente de la federación de asociaciones, quien señaló que hay "miedo" en el sector ante las manifestaciones del secretario general de Pesca, quien "en el último Consejo de Ministros alabó y apoyó la propuesta de la Comisión" y que los pescadores rechazan "al cien por cien"

El sector tiene previsto trasladar un documento elaborado de forma conjunta por el sector y la Junta de Andalucía al portavoz del Comisión de Pesca en el Congreso del PSOE el próximo día 22 mientras que el día 30 se reunirá con sus homónimos del PP y de Cs. Asimismo, se va a solicitar el apoyo de los ayuntamientos andaluces mediante la aprobación de mociones en los plenos de los municipios con flota al tiempo que se va a iniciar una recogida de firmas entre los consumidores a los que se trasladará que su actividad es fundamental para "seguir disfrutando de la dieta mediterránea saludable, con pescado fresco local".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios