josé maría rueda. precandidato a la secretaría general del PSOE

"Mucha gente que avaló a Susana Díaz me ha comprometido su voto"

  • El líder socialista acelera las reuniones con los militantes ante las inminentes primarias en el partido

Chema Rueda, en la sede del PSOE de la capital. Chema Rueda, en la sede del PSOE de la capital.

Chema Rueda, en la sede del PSOE de la capital. / carlos gil

Cuando Pedro Sánchez llegó a Granada el 18 de marzo era el 'caballo perdedor'. Por él apostó desde el primer momento José María Rueda, responsable del PSOE de la capital, que volcó todo su entusiasmo en la presentación del ahora líder de los socialistas. Ahora da el paso para aspirar a la Secretaría General del partido a nivel provincial consciente, como dice su eslogan de campaña, del poder de la militancia.

-El listón para ser candidato a la Secretaría General del PSOE estará en 1.300 avales. Teniendo en cuenta que en las primarias del PP bastaron 75 apoyos, ¿le parece una cifra desorbitada?

-Es desorbitado, pero no porque el PP sea un ejemplo de democracia. Una de las grandes demandas de la militancia del PSOE, a la que se dio respuesta en el 39 Congreso, es justamente que las primarias sean eso y los avales sean sólo un requisito para poder competir. En ningún caso una especie de primera vuelta que, además, no es secreta, porque el que avala se tiene que retratar en un papel que normalmente facilitan los secretarios generales o los alcaldes. Los militantes del PSOE han conseguido que esta cifra se rebajara al 3%, una propuesta que nace de los militantes de Granada. Ahora que un candidato está diciendo que tiene abierta una línea directa con los militantes para recibir sugerencias, a la primera que ha podido él y el otro precandidato han votado en contra de este acuerdo de los militantes. En el congreso de Andalucía votaron a favor del 20% de los avales, aunque les moleste que lo recuerde. Y ahora pretenden que nos creamos que van a hacer caso de lo que les plantee la militancia.

-¿Reunirá los 1.300 avales?

-Sí, está clarísimo. Los militantes tienen claro lo que nos une y lo que nos diferencia a los tres precandidatos y saben de quién puede venir un cambio de verdad. Mis compañeros han arrancado la campaña con mucho marketing, muchas promesas, pero a estos procesos políticos hay que venir con la mochila cargada de hechos, como es mi caso. El papel y los vídeos lo aguantan todo, a este partido hay que venir con una trayectoria de ejercer la democracia y la participación y el resto de precandidatos llegan escasitos, como demostraré en la campaña. Yo siempre he defendido el mandato de la militancia de Granada.

-Con una militancia de 6.500 afiliados, en el caso de que los tres precandidatos reúnan los avales no parece posible que ninguno de los aspirantes arrase en el proceso.

-En cualquier caso, quien pretenda arrasar en el proceso de recogida de avales se puede encontrar con la misma sorpresa que se han llevado otros cuando ha llegado el momento de votar. Los militantes está escarmentados y saben quién representa el cambio.

-Los tres sí parecen coincidir en que hay que dejar atrás los 'ismos'.

-Pero hay que hacer una lectura más profunda. Hay que dejar atrás los 'ismos', pero no se puede olvidar que los militantes, 150.000, han votado un liderazgo político y un modelo de partido que hay que trasladar a todos los ámbitos. El único 'ismo' debe ser el del socialismo, pero con un modelo que han votado los militantes y que, evidentemente, soy yo el que mejor puede trasladar a la provincia de Granada. No ellos dos, que a la primera ocasión le han dado un rejonazo a ese modelo de partido.

-Los más de 700 avales que consiguió Pedro Sánchez en Granada en las primarias a nivel nacional, ¿son su punto de partida?

-Puede que fueran más de 1.500. Pero mi punto de partida son los 6.500 afiliados porque no renuncio a ningún aval ni a ningún voto.

-¿Tiene constancia de qué militantes que apoyaron a Susana Díaz en las primarias estén ahora en la órbita del 'sanchismo'?

-Fueron dos meses tensos e intensos, pero se han solucionado las diferencias democráticamente. Lo que es seguro es que si frustramos otra vez las aspiraciones de la militancia tendremos pocas opciones ya para recuperar el crédito de los ciudadanos. Mucha gente que avaló a Susana ya me ha comprometido el voto, igual que la gran mayoría que avaló a Patxi López. Pero incluso hay gente que avaló a Pedro Sánchez que no me va a votar ahora. Son dos procesos distintos y toca hablar de Granada, algo en lo que coincidimos los tres precandidatos.

-¿Con qué bagaje se presenta como la voz de la militancia?

-Todos tenemos una trayectoria y un recorrido. Un ejemplo, el otro día anuncié que vamos a celebrar tres comités provinciales al año precedido de asambleas en todas las comarcas, una medida que asumen el resto de candidatos. Pero en la capital se ha celebrado una asamblea cada tres meses y voy a pedir el número de asambleas que se han celebrado en las agrupaciones de Maracena y en Villanueva de Mesía. Los militantes podrán constatar quién puede abrir el partido a una mayor democracia.

-¿Las últimas encuestas que suben la intención de voto a Pedro Sánchez al 25,3% son una aval para su candidatura?

-Mucha gente acaba votando al PSOE en función del panorama político nacional. Insisto en que los candidatos tienen que demostrar su trayectoria en los últimos años en cuanto a escuchar a la militancia.

-En su programa destaca que el PSOE tiene que mirar a los movimientos sociales como aliados. ¿Estaría el partido en las manifestaciones por la sanidad que se barruntan para octubre?

-Hay movimientos sociales que luchan por un mejor servicio público. Pero es que mucha de esta gente estaba en el PSOE hace unos años y ahora no sólo no están en el partido, es que están en las mareas criticando al PSOE. Algo ha pasado en este tiempo para que esta gente no sólo haya dejado de votarnos, sino que ya no seamos un referente. No digo que tengan que volver como corderitos, pero sí al menos que nos consideran como gente capaz de atender sus demandas. En unas estaremos de acuerdo, en otras no, pero queremos ser los interlocutores.

-¿Cómo puede un secretario general conjugar la lealtad a la Junta y la defensa de reivindicaciones como que el Metro comience a andar de una vez por todas?

-Existe un clamor en la sociedad granadina por el retraso en la puesta en marcha del Metro. Hay que plantarse a la Junta y exigir que se ponga ya en funcionamiento. Todo el mundo entiende que haya desajustes y problemas técnicos, pero no que se siga mareando la perdiz. Ahí estaremos siempre con una demanda que se cae de obvia.

-También existe cierto consenso en señalar que la política de comunicación de la Junta ha naufragado. ¿Cuál es su prioridad?

-La Junta tiene que tener claro que debe estructurar sus políticas y sus presupuestos de manera provincializada. Se ha acabado eso de que nadie sabe qué parte del presupuesto de la Junta corresponde a Granada. Eso es lo primero y a partir de ahí la ejecución de las políticas debe liderarse desde Granada, con los delegados y los interlocutores políticos de la ciudad, le guste a la estructura central de la Junta o no.

-Si gana las primarias, ¿se le abre otro frente a la presidenta de la Junta en Granada?

-Estará contentísima porque me conoce y le puedo asegurar que lo de los reinos taifa no va conmigo. Sabe que el partido necesita un meneo y una regeneración. Quiero un partido en sintonía con lo que piensa la ciudad. Me ha tocado hacer eso en una etapa compleja y acabo mi periplo con un alcalde socialista de la ciudad. En algo habrá contribuido mi manera de hacer política.

-¿Cuáles son las líneas maestras de su propuesta política?

-Que Granada tenga un protagonismo fundamental en la política andaluza y española. Las decisiones que atañen a Granada se tienen que tomar aquí de manera consensuada y defender estas reivindicaciones, pero no como un llanto o un lloro, como un acto de justicia.

-En los últimos días ha recibido alabanzas por alguno de sus competidores que pueden ser entendidas como un guiño. ¿Garantiza que no se unirá a otra candidatura?

-Por supuesto. En cuanto al guiño de los candidatos puedo decir que en las primarias del PSOE nadie puede esperar que haya denuncias por un puñetazo o por amenazar con un accidente en moto en Recogidas. Pero hay guiños que me sobrepasan porque soy tímido. En alguna ocasión he visto a grandes compañeros con grandes capacidades, como han dicho de mí. Pues bien, en esos casos no se me ha ocurrido enfrentarme a él, lo he apoyado. Con estos piropos de mis queridos compañeros reconocen que soy mejor candidato, así que les animo a que se unan a mi proyecto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios