Granada

El Open Arms, pendiente de resolver una avería para participar en los rescates

  • La ONG tenía previsto iniciar hoy las primeras operaciones pero debe resolver detalles técnicos

El buque Open Arms llegó el pasado lunes al Puerto de Motril. El buque Open Arms llegó el pasado lunes al Puerto de Motril.

El buque Open Arms llegó el pasado lunes al Puerto de Motril. / paquet

El Open Arms que tenía ayer previsto salir a navegar ha pospuesto su primera misión hasta resolver unos problemas técnicos. El buque, que llegó el pasado lunes al Puerto de Motril, tiene previsto colaborar con Salvamento Marítimo para el rescate de personas que llegan a la costa andaluza a bordo de las pateras.

Con una tripulación formada por diecinueve personas, la organización llegó a la dársena granadina en torno a las nueve de la mañana del pasado lunes para iniciar las labores de colaboración con Salvamento Marítimo tal y como anunció el Ministerio de Fomento el pasado 30 de agosto. El Gobierno informó ese día a través de una nota de su intención de trabajar de forma coordinada con la organización no gubernamental en las tareas de rescate en el Estrecho de Gibraltar y el Mar de Alborán. Esta colaboración, según informó, "se enmarca en la política migratoria de este Gobierno, basada en la defensa de los derechos humanos y en el mantenimiento de la seguridad en nuestras fronteras". Así, Proactiva Open Arms pone a disposición de Salvamento Marítimo sus recursos humanos y materiales para colaborar en equipo en las tareas de rescate en una intervención para la que todavía se busca la fórmula jurídica así como el encaje operativo que permita iniciar los trabajos.

Las dificultades que ha encontrado la ONG en los últimos meses han provocado este cambio de rumbo. A principios de verano Open Arms ya relató los problemas que estaba encontrando como consecuencia de las "intensas campañas de criminalización hacia las organizaciones en el Mediterráneo central y la puesta en marcha de políticas inhumanas que han provocado el cierre de los puertos de Italia y Malta, y la inmovilización de ONG.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios