Elecciones

Pablo Casado: "Yo quiero hacer en el Gobierno lo que Juanma en la Junta"

  • El candidato del PP recorre las ciudades andaluzas de Sevilla, Granada y Málaga en el tramo final de campaña para pescar los últimos votos de los indecisos

  • El líder de los populares ha omitido referencias directas sobre los debates televisados en su acto electoral en la capital granadina

Pablo Casado, durante su acto en Granada Pablo Casado, durante su acto en Granada

Pablo Casado, durante su acto en Granada / Carlos Gil

Comentarios 4

La jornada intensiva andaluza de Pablo Casado ha hecho escala en Granada con una hora de retraso sobre la prevista para el inicio del mitin. El candidato del PP ha realizado un curioso tour penibético (apertura en Sevilla, nudo en Granada y cierre en Málaga), saltándose el orden lógico de la A-92, para pescar los votos de última hora entre los indecisos que están aún más confundidos tras el ida y vuelta de debates televisados. Casado, rodeado de sus cicerones enfundados en chalecos en los que se podía leer "Pablo presidente", ha querido devolver el elogio asegurando que él quiere para el Gobierno lo que está haciendo Juanma Moreno en la Junta en sus primeros 100 días en San Telmo.

El líder nacional del PP quiere enfundarse el mismo 'chaleco' que el presidente andaluz para aplicar sus recetas a nivel nacional, aunque la batalla por el uniforme presidencial se antoja más que complicada.  

En un día duro para el PP por la fuga de Ángel Garrido a Ciudadanos, el partido hizo de tripas corazón apurando los últimos días de campaña en la carretera recorriendo varias provincias antes de llegar a la meta final que dictaminarán las urnas. Con el Viva la vida de Coldplay y el himno del PP en versión rockera de banda sonora, los simpatizantes han aguado el inclemente frío granadino con mucha valentía.

Y es que si de algo no se ha podido acusar a la parroquia popular ha sido de "derechita cobarde", ya que los asistentes al acto en Granada han soportado una espera de una hora y otra hora de mitin al raso calentándose las manos para hacer frente al aire de Sierra Nevada. Una paciencia que también han tenido los sevillanos y malagueños, puesto que Casado ha llegado con retraso a todos los mítines. La excusa oficial es que él va pie, "mientras otros van en Falcon".

El PP ha hecho de los Jardines del Triunfo de Granada su casa en estas elecciones (el domingo se verá si con razón o si era para disimular un poco). En este sitio parlamentó hace unos días Teodoro García Egea y ayer le tocó el turno a un Pablo Casado algo tocado tras el acelerón de Rivera en el Tourmalet de los debates y con el fichaje de Garrido rumiando en la cabeza, pese a que las fuentes internas del partido le han quitado miga al asunto confiando en que este gol por la escuadra no les afectará electoralmente.

El presidente nacional del Partido Popular ha hablado tras Carlos Rojas (número 1 al Congreso por Granada), Sebastián Pérez (presidente del PP de Granada y candidato a la Alcaldía de la capital) y el presidente de la Junta, que lo ha acompañado durante toda su ronda andaluza.

El líder del PP se compromete a acabar con la prescripción de los delitos terroristas

Juanma Moreno ha animado a los votantes a fijarse "en lo que pasa en Andalucía" para su decisión del próximo domingo. Tras señalar que en tres meses no se le puede dar "la vuelta como un calcetín" a una comunidad autónoma "mal gestionada durante cuarenta años", el dirigente andaluz ha repasado los logros de la Junta durante ese tiempo, como la supresión del impuesto de donaciones y sucesiones o la política en materia sanitaria ante el medio millón de andaluces "ocultos" de las listas de espera.

Por su parte, Pablo Casado ha alabado la trayectoria de Juanma Moreno, del que ha dicho que "ha demostrado en apenas 10 semanas que merecía la pena votarlo" y que "presenta una hoja de servicios intachable". El candidato popular afirmó que su objetivo es "hacer en el Gobierno lo que Juanma Moreno en la Junta", al que ha felicitado por medidas como la bajada de impuestos, la transparencia en cuestión de dependencia o el plan de choque contra las listas de espera.

Casado, que ha omitido referencias directas a los debates, ha recopilado los greatest hits y muchos de los mantras que ha ido desgranando los altos meses como el de apelar al componente histórico. "No dicen que la reconquista empezó en Granada, pues hoy acaba aquí la reconquista", ha manifestado en referencia a la lucha por el Gobierno que se dirimirá este 28-A.

Entre sus propuestas, el aspirante del PP ha remarcado la necesidad de acometer una reforma fiscal con bajada de impuestos, la equiparación salarial entre las Fuerzas de Seguridad del Estado o la unión entre partidos para "acabar con la lacra de la violencia de género". Asimismo, se ha comprometido a acabar con los homenajes a etarras y la prescripción de los delitos terroristas al considerar que el terrorismo es un crimen de lesa humanidad. Una petición de la presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, Maite Landaluce, que estuvo presente en el acto.

"Llevamos nueve meses en campaña de punta a punta del país", ha señalado Casado, a lo que ha añadido que desde que no gobierna el PP, "a España le va mal". Una opinión que no parecen compartir todos los asistentes, pues al final de acto se abrían los corrillos y a más de uno se le escuchaba confesar su inclinación por Vox... El fantasma verde del PP al que esta semana se le ha sumado el azote naranja.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios