Granada

Piden 15 años para un joven acusado de violar y robar a una mujer de 60 años Detenidos tres miembros de un clan familiar dedicado a la venta de cannabis

  • El acusado se declaró ayer inocente ante el juez e insistió en que todo se debe a un errorEn la operación fueron decomisadas 172 plantas, un rifle y munición de guerra

La Fiscalía de Granada ha solicitado 15 años de prisión para un joven acusado de violar y robar a una conocida, una mujer de 60 años, tras forzar la puerta de su vivienda y sorprenderla de madrugada. Los hechos juzgados ayer en la Audiencia de Granada sucedieron alrededor de las tres de la madrugada del 28 de octubre de 2008 en una vivienda de la localidad de Alhama de Granada.

La Fiscalía consideró probado que el acusado forzó la puerta de la vivienda de su víctima y la violó en dos ocasiones antes de robarles algunas joyas y abandonar la vivienda. El acusado se declaró inocente, consideró que todo se debe a un error y reconoció que la conocía porque limpiaba en su comunidad, aunque subrayó que jamás estuvo en su vivienda.

La víctima reiteró con contundencia que el autor de los hechos fue el joven acusado, que en 2008 estaba en un proceso de desintoxicación de heroína, aunque en sus declaraciones iniciales a la Guardia Civil aseguró que el agresor era un desconocido que hablaba árabe. "Me empujó y me retuvo. Me tiró a la cama, me arrancó los pantalones del pijama y me tapó la boca con una mano para que no gritara", recordó la víctima.

Los agentes de la Guardia Civil detallaron que, del lugar de los hechos recogieron una colcha, sábanas y la ropa que portaba la víctima y explicaron que, aunque le mostraron fotografías de posibles autores, la mujer no reconoció a nadie y declaró que no había visto antes a su agresor.

No fue hasta 2011 cuando la víctima reconoció al acusado, que fue detenido como presunto autor de otra violación en la comarca de Loja con similitudes a la juzgada ayer.

La Policía Nacional ha detenido a tres miembros de un clan familiar, dos jóvenes de 18 y 19 años y una menor, que se dedicaban supuestamente al cultivo y venta ilegal de cannabis, sustancia de la que han sido decomisadas 172 plantas en un inmueble de la zona Norte. Según informó ayer la Comisaría Provincial, las investigaciones comenzaron cuando la Policía detectó que en el referido inmueble se podrían estar cultivando plantas de cannabis. Tras diversas gestiones, los investigadores solicitaron a la autoridad judicial la correspondiente orden de registro en el domicilio, en el que también vivía un niño de seis meses. En la casa encontraron 172 plantas de cannabis, un rifle semiautomático, munición de guerra, cartuchos de escopeta, un bastón-pistola y una navaja.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios