Municipal

Plan de limpieza para quitar manchas de chicles y orines de las aceras

  • Inagra pondrá en marcha un dispositivo con 35 operarios durante octubre y noviembre 

  • También se retirarán todos los residuos que se acumulan alrededor de los contenedores

Plan de limpieza para quitar manchas de chicles y orines de las aceras Plan de limpieza para quitar manchas de chicles y orines de las aceras

Plan de limpieza para quitar manchas de chicles y orines de las aceras

El Ayuntamiento de Granada ha empezado a aplicar un plan de limpieza de manchas en aceras, eliminación de chicles y retirada de residuos fuera de los contenedores en toda la ciudad. La medida se prolongarán durante este mes y el de noviembre.

El plan integral de limpieza potenciará el baldeo y riego de calzadas y aceras; la eliminación de partículas de las vías públicas, como chicles; las manchas y pintadas de los contenedores y la recogida selectiva de soleras para el reciclaje posterior.

Las soleras son las bolsas y residuos, incluido papel y cartón, acumulados alrededor de los contenedores y, en ocasiones, hasta de las papeleras. La concejala de Medio Ambiente, Pepa Rubia, ha destacado la importancia de la actuación.

"Queremos combatir la mala imagen y mejorar el aspecto de la ciudad reforzando las tareas de limpieza en respuesta al sentir ciudadano, la existencia de unos otoños cada vez más cálidos y la falta de precipitaciones", ha manifestado la concejal durante la presentación del plan, en el barrio de El Realejo.

Al acto ha acudido Sebastián Fernández Toronjo, director de Inagra. El plan de limpieza implica la puesta en marcha de un dispositivo integrado por 35 operarios en turnos de mañana y tarde, seis hidrolimpiadores, baldeadoras de aceras y una fregadora de suelo. Los medios mecánicos permitirán erradicar todo tipo de manchas y partículas adheridas al suelo. Por ejemplo, las de orines de perro; suelen acumularse en los entornos de papeleras, esquinas de calles y alrededor de hitos. El servicio especial de eliminación de chicles lo atienden dos trabajadores apoyados por un equipo de vapor de agua a presión. Desarrollarán su tarea en las rutas establecidas en el centro urbano y en las principales calles de los barrios.

Para la recogida de soleras, que se extiende a la tarde por primera vez, hay dos vehículos, un camión recolector y otro más pequeño dedicado al papel-cartón. Se suman al camión que funciona desde las cinco de la madrugada para reforzar la recogida incontrolada de muebles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios