Municipal

El Pleno frena a Vox y condena el señalamiento a menores extranjeros

  • El bulo que difundió el portavoz Onofre Miralles en Semana Santa y una moción que mezclaba el asesinato de Castillo Higueras con la comisión de delitos en la ciudad han generado el rechazo expreso de todos los grupos y concejales no adscritos

El Pleno de Granada frena a Vox y condena los comentarios de odio y el señalamiento a menores extranjeros

El Pleno de Granada frena a Vox y condena los comentarios de odio y el señalamiento a menores extranjeros / Antonio L. Juárez / Photographerssports

El Ayuntamiento de Granada ha celebrado su pleno ordinario de abril, en el que se han debatido pocos puntos de proyectos para la ciudad y las protagonistas han sido las mociones de los grupos y un asunto: el odio. El posible delito de odio de Vox por el bulo sobre menas y cofradías la pasada Semana Santa ha centrado el debate. Además, la formación ha insistido sobre el asunto al asegurar hoy que gran parte de los delitos de la ciudad los cometen menores extranjeros. Dos temas que han generado el debate y el rechazo unánime del pleno y del resto de grupos a las afirmaciones del partido verde y de sus comentarios. Como llegó a decir el conejal de UP Francisco Puentedura, Vox buscaba "un pleno del odio pero no lo han conseguido".

El pleno, contra el odio y la discriminación tras el bulo de Vox

En el capítulo de mociones, destacaba la presentada por el PSOE por la eliminación de la discriminación en Granada. Una moción que se presentaba con motivo de la polémica creada por Vox al difundir un bulo la pasada Semana Santa sobre el lanzamiento de piedras al paso de la cofradía de la Estrella. Una denuncia en redes sociales del portavoz Onofre Miralles ante un hecho que fue desmentido por el centro, la policía y la propia cofradía ya que fue un juego de niños (no Menas, como decía el concejal sino españoles acogidos) en el que cayeron unos chinos a la calle antes de pasar la cofradía sin más incidentes. Un hecho que se viralizó en redes sociales propagando comentarios de odio.

La moción pedía en sus conclusiones que no se alimenten falsos perjuicios, se actúe contra los bulos y se apoye a los trabajadores del Centro Bermúdez de Castro. Aunque el protagonista de la polémica, el portavoz de Vox, Onofre Miralles, no estaba en el pleno por enfermedad, la concejal Mónica Rodríguez plasmó el posicionamiento de su grupo al defender a su portavoz, "que no da puntada sin hilo". Asegura  que tiene "por escrito la denuncia de dos miembros" de la cofradía sobre los hechos cuando la hermandad tuvo que emitir un comunicado desvinculándose de las afirmaciones y desmintiendo los hechos.

Y en ese momento la concejal sorprendió a los miembros del pleno al decir que los menores del centro Bermúdez de Castro "no son angelitos" y que "tiraban ácido a trabajadores", lo que ha generado el rechazo absoluto del resto de grupos, que han votado a favor de la moción de rechazo a cualquier comentario racista o discriminatorio. Unidas Podemos ha recordado que ya el observatorio de delitos de odio reunido por este hecho acordó que exista una mediación entre Miralles y las partes y que se eleven a Fiscalía los hechos para que determine el desarrollo jurídico del caso. El PP ha mostrado su compromiso en la lucha por combatir el racismo y cualquier intolerancia respecto a quien es diferente condenando "una y mil veces cualquier actitud racista, xenófoba y de odio".

La concejal de Derechos Sociales, Nuria Gutiérrez, defiende que "las instituciones deben jugar un papel determinante contra el racismo y la xenofobia. Una vez sabida la falsedad de la afirmación no ha rectificado y ha reincidido en la mentira y el señalamiento a un colectivo de menores que viven en la ciudad. Son niños, y ustedes madres, ¿no les duele? A mí me duele. Decir que no son angelitos cuando hablamos de niños en un centro de protección, son declaraciones reprobables en un representante público. No podemos permitir que la libertad de expresión vulnere los derechos fundamentales. Estos discursos no deben tener cabida en los medios de comunicación ni en redes sociales. Hay que combatirlo con un reproche ético y social y si llega a caso un reproche penal. El discurso de odio debe de estar desterrado", ha dicho. Al final, la moción ha salido adelante con los votos a favor de PSOE, PP, Unidas Podemos y los concejales no adscritos y los 2 votos en contra de Vox.

Una moción de Vox, al observatorio contra los delitos de odio

De odio se volvió a hablar después, en una moción que presentó Vox y que fue la única rechazada en la sesión generando además que el equipo de gobierno anunciara que la llevará al Observatorio municipal de Delitos de Odio por sus afirmaciones. La moción mezclaba el asesinato al exconcejal Castillo Higueras con la seguridad en la ciudad asegurando que menores extranjeros son protagonistas de delitos en la ciudad. Motivó el rechazo total del pleno.

La concejal de Vox Mónica Rodríguez defendía una moción sobre seguridad en Granada que mezclaba el asesinato del exconcejal Castillo Higueras con la delincuencia juvenil de extranjeros. Señalaba el origen y la nacionalidad del presunto asesino y su historial policial para llegar a asegurar después que "raro es el día que los granadinos no sufren robos, tráfico de drogas, ocupación de viviendas, y muchos delitos son cometidos por menores". Pedían también una condena del asesinato, que la Policía Local emita informe mensual sobre actividad delictiva de menores y refuerzo de Policía Nacional ya que "raro es el día que Granada no se levanta con delitos de sangre". 

Las respuestas fueron contundentes. La concejal de Seguridad, Raquel Ruz, anunció que iba a elevar la moción al Observatorio de delitos de odio por si había delito "porque afirman que la mayoría de delitos los cometen menores, imagino que se refieren a menas". Ruz ha contestado que las peticiones de informes policiales son ilegales al estar fuera de ordenamiento jurídico y todos los convenios internacionales. "Es la moción que más odio destila de la historia", ha dicho Ruz. 

El concejal de UP Francisco Puentedura ha criticado duramente la moción asegurando que a Castillo Higueras "le daría rabia que se usara su nombre para una moción de este tipo" reprochando además a Vox que quieran dar "una imagen catastrofista que no es real y hace mucho daño al turismo y al comercio de Granada. ¿Esa es la imagen que quieren dar? ¿Saben el daño que hacen? Lo que ocurrió fue terrible y lo denunciamos pero utilizar su nombre para esta barbaridad y para una moción despreciable no se lo merece. No están a la altura de nombrarlo".

En el PP, el portavoz César Díaz ha reconocido el papel de Castillo Higueras mostrando su desacuerdo con los puntos de la moción y rechazando que el recuerdo al exconcejal sea rememorando su asesinato mezclándolo además con menores extranjeros, ¿dónde queda su protección?, ha lamentado Díaz.

Las dos concejalas de Vox han terminado abandonado el pleno por lo que consideran era también un ataque a su portavoz al no poder responder por las alusiones de UP sobre el bulo de la Semana Santa. 

De hecho, lo último del asunto fue una pregunta del portavoz de UP, Antonio Cambril, donde se preguntó si se podía hacer algo por la actitud de Miralles difundiendo el bulo y sin rectificarlo, a lo que el portavoz del equipo de Gobierno, Jacobo Calvo, contestó que "está en estudio" recordando que se ha dado traslado a los servicios jurídicos y que cualquier grupo municipal puede presentar una denuncia donde corresponda. 

Modificación de plantilla en Agencia Albaicín y Agencia Tributaria

Además, se ha aprobado la modificación de plantilla tanto en la Agencia Albaicín como en la Agencia Tributaria para convertir las plazas de personal laboral en funcionario en cumplimiento del Decreto de Estabilidad laboral del Estado. En el caso del proceso en la Agencia Albaicín ha generado el debate entre los grupos. El concejal de Turismo, Eduardo Castillo, ha defendido que se realiza con el objeto de cubrir las plazas que se han de convocar por proceso de estabilización recogido por ley para la reducción de la temporalidad en el empleo público, que hay que reducirla de la tasa del 8%. Vox ha criticado el incremento en el gasto de personal en la Agencia y que se haya vaciado de contenido a la agencia, según la concejal Mónica Rodríguez. Por parte de Unidas Podemos, el concejal Francisco Puentedura ha acusado a Vox de mentir con los datos y criticado que "llamarla agencia de colocación es ser injusto con el personal, que ha pasado un proceso selectivo". Puentedura ha dicho que el gasto en personal "no supone un sobrecoste al Ayuntamiento" ya que "lo que se paga desde la Agencia deja de pagarse desde el Ayuntamiento, por lo que no hay aumento de coste, por eso siempre hemos defendido que sean empleados públicos los que cubran los puestos directivos para no buscarlos fuera". Puentedura ha señalado el "problema de abuso del personal laboral" y ha pedido que se reformen los estatutos de la agencia para que "puedan ejercer funciones en urbanismo, turismo, participación y sean un órgano gestor de un barrio patrimonio que tiene que colaborar en proteger el patrimonio".

El concejal Eduardo Castillo ha defendido que no se trata de discutir la función de la Agencia sino en dar estabilidad a trabajadores y cumplir la ley. "El acuerdo va a estar condicionado por procesos selectivos correspondientes incluidos en la OPE de la Agencia y el gerente actual no le cuesta al ayuntamiento 70.000 euros porque es funcionario de la casa y lo que hicimos para dar estabilidad a la agencia dando estabilidad a la gerencia. La agencia se ha ido pervirtiendo en sus funciones y por eso, porque tiene que convertirse en lo que era antes, le dimos estabilidad a la gerencia que es la máxima figura técnica y ya están trabajando en ese objetivo con los vecinos, presentando proyecto a fondos europeos y no voy a permitir poner en duda la profesionalidad de un proceso selectivo para que estén donde están", ha explicado. 

Cuentas de Emucesa y Emasagra

Otros dos puntos del pleno similares eran para dar representación al alcalde para aprobar las cuentas en las juntas generales de Emucesa y de Emasagra. Aunque han salido adelante, en este caso ha sido Unidas Podemos quien ha debatido al respecto votando en contra en los dos casos por su defensa de la municipalización y el desacuerdo en el reparto de beneficios que tienen ambas empresas participadas por el Ayuntamiento. Francisco Puentedura ha explicado en el caso de Emucesa que su grupo no está a favor de las cuentas porque "son el resultado de un ejercicio que se basa en la privatización, que nunca apoyamos". "Una sociedad cuyo balance de resultados son unos 400.000 euros que este año no se aplica a dividendo y donde el socio tiene un bono de gestión en el que se garantiza un beneficio personal de 600.000 euros en un contrato de gestión con el Ayuntamiento", no podemos estar a favor de que se aprueben unas cuentas injustas porque al final el Ayuntamiento de Granada "solo recibirá 200.000 euros mientras que el socio privado, 800.000".

En el caso de Emasagra, el portavoz de UP, Antonio Cambril, ha reiterado que Emasagra debería ser empresa pública y que rechazan que Hidralia (que maneja el 49%) obtenga un 13% de volumen de negocio por saber cómo hace su trabajo. "Solo faltaría que hiciese el negocio sin saber lo que hace. Le pagamos por lo que hace y por saber hacerlo. Pagamos un pastizal por el supuesto trabajo. Es indecente, abusivo y mayor al de todas las ciudades sondeadas", asegura Cambril, que ha dicho que "encima les prorrogamos el contrato hasta 2047, con lo que si multiplicamos a precio de hoy 8 millones por 25 años, le damos 200 millones de euros a Hidralia, porque sobran en Granada. No podemos votar una representación para aprobar este saqueo al Ayuntamiento y al bolsillo de los ciudadanos".

Otras mociones y puntos del orden del día

También se aprobaron otras mociones del PSOE sobre dependencia y planes de empleo, las del PP sobre aplicación del Plan Estratégico de Residuos de Granada 2020-2030. PERGRA y la creación de una comisión sobre los cortes de luz en el distrito Norte. También se ha aprobado una moción de Unidas Podemos sobre la eliminación de la contaminación lumínica en Granada. 

Además, el pleno ha aprobado por unanimidad la política de ciberseguridad y protección de datos del Ayuntamiento, un documento de actualidad ya que supondrá la primera protección en esta material para el Consistorio después del caso de hackeo de nóminas que terminó con la detención de una banda criminal autora de estos hechos en Granada y Madrid.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios