Granada

La Policía expulsa a Marruecos a un imán radicalizado de La Rábita

  • Defendía un mensaje violento y "muy extremista" entre sus fieles y era muy influyente

Comentarios 3

La Policía Nacional expulsa a Marruecos a un hombre de 39 años y que ejercía como imán de la comunidad islámica de La Rábita por sus mensajes extremistas y violentos que lanzaba aprovechándose de su influyente papel entre los ciudadanos musulmanes residentes en la provincia. Fuentes policiales indicaron que la expulsión se efectuó el pasado viernes porque sus actividades eran "contrarias a la seguridad nacional".

Ejercía de imán de la Comunidad Islámica de La Rábita, donde siempre defendía un mensaje "muy extremista". Entre ellos apoyaba la no integración de los musulmanes en la sociedad española, añadían las fuentes que resaltan el perfil cada vez más violento en sus discursos.

Promovía actividades de captación entre los miembros más jóvenes de la congregación

En ellos recriminaba a las mujeres no cumplir a rajatabla con la vestimenta y no usar el niqab y además promovía actividades de captación entre los miembros más jóvenes de la congregación religiosa granadina.

Mostraba una actitud de signo fundamentalista radical cuando se dirigía a sus fieles exhortándoles para que no acataran la legislación española, repudiando los valores y principios de la Constitución, ya que la consideraba contraria a su interpretación de la "ley de Dios" y propugnaba la firme aplicación de la Sharia.

La expulsión de este ciudadanos marroquí, D.S., según explicaron las fuentes consultadas se enmarca dentro de la labor preventiva y de control que realiza la Policía Nacional, con el objetivo de evitar que individuos radicales y con un mensaje violento empleen plataformas destinadas al culto para llegar al mayor número de personas.

Se trata del mismo mecanismo administrativo que la Policía ha puesto en marcha para expulsar al vicepresidente de la Unión de Comunidades Islámicas de Cataluña y presidente del Centro Cultural Islámico Imam Malik de Salt (Girona), Mohamed Attaouil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios