Granada

Primeros efectos del plan de ajuste: 2017 cierra con 10 millones de ahorro

  • La Cámara de Cuentas insta al Ayuntamiento a aprobar un nuevo presupuesto

El Ayuntamiento ha logrado reducir el remanente negativo de tesorería. El Ayuntamiento ha logrado reducir el remanente negativo de tesorería.

El Ayuntamiento ha logrado reducir el remanente negativo de tesorería. / g. h.

Hace apenas un mes el concejal de Economía, Baldomero Oliver, ofreció algunos datos sobre el cierre del año 2017. Aunque era pronto para hacer palmas, el edil anunció con satisfacción que se vislumbraba una cierta mejoría. Ayer, Oliver, poco acostumbrado a dar buenas noticias confirmó la tendencia. Según indicó el edil el Ayuntamiento ha recuperado el "equilibrio económico" tras registrar en la liquidación del presupuesto de 2017 una mejora notable de todas las magnitudes económicas hasta alcanzar la estabilidad presupuestaria. En concreto, la capital ha alcanzado un ahorro neto de 10 millones de euros y una capacidad de ahorro positiva de 20 millones de euros.

En general los datos son mejores que en años anteriores como 2015 cuando la capital cerró con una capacidad positiva de 490.000 euros o 2016 con 9,9 millones. "Hemos dado un salto cuantitativo y cualitativo muy importante", destacó Oliver quien explicó que la deuda viva se sitúa en torno a 218 millones de euros, 18 puntos por debajo de la alcanzada en 2016 mientras que la recaudación líquida ha pasado de 228 millones de euros en 2016 a 283,7.

El edil también explicó que se ha dado un giro positivo en cuanto al remanente negativo de tesorería. "Hemos pasado de 61 millones de euros a 40,1 millones. No es un dato para hacer fiestas pero no se podrá negar que se ha pasado de una tendencia de aumento que se inició en 2014 a una reducción. En ello ha tenido que ver, según su opinión, el plan de ajuste y el cambio de la deuda de corto a largo plazo pero sobretodo la gestión que se ha realizado. "Sin el plan de ajuste y sin hacer nada en ingresos y gastos nos habríamos ido a noventa millones de euros", explicó el edil quien remarcó que las medidas realizadas por fin "sirven para algo".

También, en materia de gastos relató que ha habido un incremento toa de las obligaciones reconocidas de 273,8 millones -como consecuencia de paga extraordinaria, subida 1% del salario, intereses de demora, sentencias... y resto de cantidades no presupuestadas- que ha supuesto un aumento del 5% respecto a 2016. De todas formas ha habido una mejora sustancial en materia de ingresos que no se explica sólo con la subida del 4% de la revisión catastral del Gobierno: "Hemos llevado a cabo una contención del gasto y se ha logrado una liquidación del presupuesto que marca una tendencia de mejora en la economía de esta ciudad", dijo el concejal.

Por último el edil reiteró que, aunque "no es una situación buena o saneada al menos es bastante mejor que hace dos años. Además, agregó la dificultad de cuadrar un presupuesto cargado de sorpresas como el millón de euros que el Ayuntamiento tendrá que pagar por intereses de demora. No obstante aseguró que la liquidación de 2017 establece las líneas estratégicas a seguir en el futuro y permite obtener un punto de partida sólido para la elaboración del presupuesto.

En el mismo día la Cámara de Cuentas de Andalucía dio a conocer un informe de fiscalización del Ayuntamiento correspondiente al ejercicio 2015 sobre la "difícil situación financiera" del consistorio. En el documento la cámara recuerda que la autoridad independiente de Responsabilidad Fiscal ya consideró en julio de 2017 que el Ayuntamiento está en una situación de "riesgo alto de sostenibilidad financiera". Agrega que "la creciente evolución y cuantía negativas" del remanente de tesorería muestra una necesidad de financiación o falta de capacidad económica para hacer frente a sus deudas, que tiene "un efecto negativo significativo en la solvencia de la entidad, reflejado en sus estados financieros".

Asimismo, la Cámara dice que pese a que el remanente de tesorería viene siendo negativo en los últimos años, el pleno no ha adoptado ninguna de las medidas previstas para estos casos. También recuerda en su informe que en noviembre de 2016, el Ministerio de Hacienda requirió al Ayuntamiento para que adoptara los acuerdos que evitaran la posible aplicación, en última instancia, de las medidas incluidas en la normativa sobre infracciones en materia de gestión económica presupuestaria. Pero agrega que, a fecha de finalización del informe (28 de julio de 2017), "no hay constancia de que el Ministerio haya adoptado ninguna medida".

La Cámara recomienda que se efectúe el reconocimiento de los ingresos de las multas y sanciones pendientes de cobro cuando se recauden y la aprobación anual del presupuesto general. También que se incluya en el presupuesto "previsiones suficientes para tener un superávit que permita enjugar el remanente de tesorería negativo", así como para poder imputar al mismo el importe de los acreedores pendientes de aplicación a las cuentas, que en 2015 ascendían a 7,9 millones de euros y en 2016 a 10,2 millones. Insta además a que continúe dando de baja los derechos pendientes de cobro, pues el 56 % tienen una antigüedad de más de cuatro años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios