Granada

Santa Adela empieza a emerger

  • Urbanismo amplía el cronograma cinco semanas

  • La lluvia retrasó los trabajos de cimentación

La primera planta del nuevo edificio ya es visible desde la calle. La primera planta del nuevo edificio ya es visible desde la calle.

La primera planta del nuevo edificio ya es visible desde la calle. / álex cámara

Los logros conseguidos tras una lucha titánica de las vecinas de Santa Adela para lograr una vivienda digna empiezan a ser visible en los terrenos de esta barriada ubicada en el corazón del Zaidín. Estos días y gracias al trabajo de los operarios ha empezado a emerger de la tierra el futuro edificio de 128 viviendas donde tendrán sus nuevas casas dentro de esta primera subfase del proyecto de regeneración, una vez terminada la demolición de los tres bloques de pisos antiguos.

El concejal de Urbanismo, Miguel Ángel Fernández Madrid, relata que, una vez finalizada la demolición, que arrancó a finales de septiembre, se ha procedido al vaciado del solar y al micropilotaje, dado que las antiguas viviendas de Santa Adela no tienen cimientos y fueron construidas en su día sobre el propio terreno. Esto ha hecho necesario realizar una excavación importante en los terrenos para hacer toda la cimentación de la obra, lo que se ha llevado buena parte del trabajo este tiempo. Las continuas lluvias y temporales han ralentizado los grandes movimientos de tierra que requiere esta fase de la intervención, por lo que se acaba de acordar en Junta de Gobierno Local ampliar cinco semanas más el plazo de ejecución, que inicialmente se fijó en 14 meses. "A partir de ahora, los trabajos avanzarán más rápido porque ya es montar la estructura del edificio sobre los cimientos y cundirá bastante más", relata el edil. De forma paralela a la ejecución de los cimientos se han reservado los materiales que se usarán para el nuevo edificio, como las ventanas, puertas y demás instalaciones con el objetivo de "ahorrar todo el tiempo posible".

Esta intervención ha sido objeto de un convenio de colaboración entre la Consejería de Fomento, el Ayuntamiento de Granada y el Ejecutivo central para la demolición de 156 viviendas en la zona y la construcción de las 128 de nueva planta, con una inversión total prevista de unos 12,33 millones de euros.

Las dos primeras fases del plan de rehabilitación fueron desarrolladas anteriormente por el Consistorio, con la demolición de bloques en mal estado y la construcción de 406 viviendas.

Las 128 de nueva construcción tendrán el régimen de vivienda protegida, y se procederá también a la reurbanización de la zona. Mientras se ejecutan estas labores, los vecinos han sido realojados. Están siendo informados del avance y los pormenores de la obra en las comisiones de urbanismo que se celebran regularmente, según agrega Fernández Madrid, quien relata que ya se han iniciado los trámites para las expropiaciones de la segunda subfase, entre otros pormenores, para "tenerlo todo listo" cuando llegue el momento de afrontarla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios