Juan García Montero | Concejal del PP en el Ayuntamiento de Granada "Sebastián Pérez es un problema para el PP y los dos debemos dar un paso atrás"

  • Pide a la dirección nacional que designe a una persona "puente" para dirigir el partido

  • Asume que deben buscar a un candidato a alcalde sin 'mancha', pues el caso Serrallo es su obstáculo

Juan García Montero es el hombre del momento estos días en el Partido Popular. Para algunos es un héroe, para otros, un villano y un traidor. La Justicia le ha dado la razón en su denuncia de irregularidades en la preparación del congreso provincial de 2017, donde se enfrentó a Sebastián Pérez por la presidencia del partido. En esta entrevista desvela su apuesta por una salida de consenso que mitigue el escozor de esta sentencia en un momento político tan delicado.

-¿Habrá nuevo congreso provincial del PP antes de final de año?

-Lo recomendable sería que no. Pero si Sebastián (Pérez) recurre la sentencia que hemos ganado, nosotros solicitaremos su ejecución, porque entendemos que no está legitimado para seguir siendo presidente del PP.

-¿Entonces propone otra salida alternativa?

-Yo creo que la opción mejor es que el PP esté muy fuerte para preparar las elecciones autonómicas. Y para eso deberíamos dejarnos de peleas internas y buscar una solución. Sebastián se ha convertido en un problema, después de haberse demostrado que hizo trampas en este congreso. Y lo que tenemos que hacer los dos es dar un paso atrás y buscar una solución para que el partido tome las riendas de esta situación y evitar así algo que no es deseable. Creo que Sebastián no es la marca perfecta para el PP de Granada.

-¿Usted mismo está dispuesto a dar un paso atrás en favor de una tercera vía?

-Creo que es una cuestión de responsabilidad y si eso le interesa al PP, es lo que debemos hacer y es lo que Sebastián debe hacer. Por otra parte, forzar a que compañeros del partido estén insultándome constantemente, sabiendo que con ellos tengo una magnífica relación, y me refiero a Juan Antonio Fuentes, a Pablo García o incluso al alcalde Güéjar, aunque con menos intensidad...

-¿En quién piensa para encabezar esa opción alternativa?

-Nosotros intentamos con muy buena fe asumir la responsabilidad de la presidencia del PP hace más de un año. Si entonces se hubiese realizado un congreso con toda la limpieza que aquel no tuvo, porque se ha demostrado que hicieron trampa, y con toda la independencia... Es decir, sin convenciones nacionales y sin apariciones esporádicas de otros dirigentes políticos apoyando a Sebastián Pérez... Si hubiera sido así, estoy convencido de que yo hubiera sido presidente del PP y en este momento no estaríamos hablando de eso, sino de una estructura reforzada, rejuvenecida, con entusiasmo y sin el lastre de la larga trayectoria de Sebastián. Se ha acabado su tiempo. Sebastián Pérez está amortizado como responsable político. Y no es un insulto personal, sino una valoración política como miembro del PP. Creo que debe dar ese paso atrás también y que sea el partido a nivel nacional, en colaboración con la dirección regional, el que diseñe el futuro del PP de Granada de manera temporal, hasta que se pueda desarrollar un congreso provincial con normalidad.

-¿Ha manifestado esta posición o está en conversaciones para ello con representantes del partido más allá de Granada?

-Sí, hay vías de comunicación abiertas en todos los sentidos, especialmente con Madrid.

-¿En Sevilla lo tiene más complicado?

-No es que sea más complicado, yo entiendo que Juanma Moreno estará muy centrado en esa vorágine en la que se va a convertir Andalucía con motivo de las elecciones autonómicas y le debemos poner las cosas lo más fáciles posibles. Yo siento mucho que la sentencia haya tardado tanto, no es culpa mía. Soy un damnificado. Esto es como en una denuncia de una mujer maltratada. A veces dicen que se sienten mal por haber tenido que denunciar a su marido, cuando realmente son las agredidas. Y cuando uno incumple la ley, cuando uno agrede a alguien, debe asumir con responsabilidad el peso de la justicia. Todos los que formamos parte de mi candidatura somos los agredidos por parte de Sebastián Pérez en este proceso y la justicia nos ha dado la razón. Yo lo siento mucho, de verdad, de corazón, que esto suponga un problema para el PP y para Juanma Moreno, no era nuestra intención.

-Le acusan de hacer daño al partido...

-Sí. Y eso es lo peor. Preferiría haber perdido el congreso con normalidad y que hubiera sido una lucha entre amigos. Pero haberlo perdido de esta manera, con un pucherazo flagrante y que esto haya derivado en esto... Por circunstancias perjudica al partido, pero que quede muy claro que el origen de este perjuicio al partido no es la denuncia, sino haber hecho trampa y haber provocado que militantes hayan tenido que acudir a un juez independiente para que demuestre que Sebastián Pérez urdió un plan perfectamente organizado para controlar al censo de afiliados, con las personas que él quería que votaran, para controlar la distribución de compromisarios y para controlar todos los procesos del contexto electoral del congreso. Eso es lo que ha dicho el juez en la sentencia y creo que es tan grave como para que se vaya y deje el camino abierto para que el futuro coja las riendas del partido.

-¿Sus denuncias y críticas sobre las formas empleadas en el congreso del PP serían aplicables a cómo ha llevado Sebastián Pérez el partido estos años?

-No, Sebastián Pérez tuvo un par de mandatos muy buenos como presidente del PP. Trabajamos todos como un equipo e hicimos las cosas razonablemente bien. Pero a raíz del deterioro de la relación con el que fue alcalde Pepe Torres, la situación empezó a empeorar y a haber movimientos internos que derivaron en lo que conocemos, la pérdida de la Alcaldía de Granada, el uso del miedo y la presión entre compañeros para aposentarse en el poder y el pavor a dejar de ser presidente del PP. Y yo hago un llamamiento. Una vez que Sebastián dé ese paso atrás, todos estamos llamados a unirnos, a trabajar juntos sin problemas. Les pido que dejen de tener miedo y que no se dejen llevar por esas formas con las que Sebastián ha dirigido en esta última etapa. De presionar, presionar y presionar para que las cosas se hagan según su dictado, porque si no las consecuencias pueden ser terribles.

-Hay quienes sostienen que detrás de su denuncia contra Sebastián Pérez está Torres Hurtado...

-En absoluto. Yo tengo buena relación con Pepe Torres, como la tengo con Rocío Díaz o con Santiago Pérez. Pero Pepe Torres no tiene nada que ver con la candidatura, de hecho ni siquiera participó activamente en ninguna reunión, son otros militantes del PP, alcaldes, concejales o presidentes locales los que se unieron por un cambio en el PP. Quien dice eso busca enturbiar más aún las relaciones entre Sebastián Pérez y Pepe Torres, que es la clave.

-¿Quién sería su candidato o candidata para aspirar a la Alcaldía de Granada?

-Mi candidato perfecto sería yo. Pero en este momento no, porque después de que Sebastián Pérez diera la orden de dejarme al margen completamente en el Ayuntamiento de Granada, de perder la dedicación exclusiva y, por tanto, tener que volver al mundo de la empresa privada, no tengo yo esa aspiración en este momento. Me siento muy satisfecho de haberme reincorporado a la vida profesional. Pero uno tiene ese gusanillo de la política. No soy yo quien tiene que decidir quién puede ser la persona que tome el relevo. Sí digo que debe de ser una persona puente entre las dos sensibilidades que existen dentro del PP de Granada. Sebastián Pérez, después del pucherazo, obvió al 30% de lo votos del congreso (que hubieran sido mucho más del 50% sin trampa) y eso es un disparate.

-¿Cree que quien coja las riendas del partido debe ser la misma persona que encabece la lista electoral de la capital?

-No tiene por qué. Yo creo que lo que tiene que hacer el partido es buscar a esa persona puente para dirigir el partido, para ponernos a trabajar todos, integrar dentro de esta estructura a personas de una y otra sensibilidad. Y después el proceso normal para elegir a un candidato, hacer encuestas y ver el perfil de varias personas. Hay gente en Granada muy preparada, la propia Rocío Díaz, César Díaz, Juan Ramón Ferreira... Personas de perfil muy de Granada capital, que podrían ser mucho mejores candidatos que Sebastián Pérez.

-Pérez ya fue designado en Madrid. ¿Tiene marcha atrás?

-Hasta que no se presenta la lista definitiva en el juzgado tiene marcha atrás. Lo que hizo la, además, anterior dirección nacional del partido fue hacer una presentación inicial de los que podrían ser los candidatos a las alcaldías en determinados municipios de España. No es algo cerrado. Después de esta sentencia, que deja en evidencia la integridad y la honestidad de Sebastián Pérez.... Porque él es máximo responsable de todo eso, me gusta centrarlo en él porque cuando se dice que Juan García Montero ataca al PP, ni mucho menos, yo soy tanto del PP como Sebastián Pérez, o más. Él es el responsable y lógicamente no puede ser alcalde de Granada alguien que ha sido responsable de una sentencia que ha dejado claro que ha hecho trampa.

-El entorno del presidente insiste en que todo se hizo con el apoyo y la supervisión de las directivas regional y nacional.

-Génova en ningún caso. La dirección regional toma conocimiento de una situación con los informes de la dirección provincial del partido. La dirección nacional nunca ha actuado en este congreso, simplemente ha tomado conocimiento. Y la dirección regional sí es verdad que toma una determinación, pero como consecuencia de los informes que daba el propio Sebastián Pérez, a través de la dirección provincial. Es decir, Sebastián Pérez ha engañado a la dirección regional del PP, que como consecuencia de ese engaño, entendía que el congreso se había hecho correctamente. Nosotros hemos trasladado a la justicia toda la información que Pérez no trasladó a la dirección regional del PP y la justicia ha visto que punto por punto se hicieron trampas en todas las fases. El varapalo judicial que se ha llevado Sebastián es grande y por mucho que lo intente y contrate a Perry Mason, no va a ganar en la Audiencia Provincial. Salvo ganar tiempo, que es lo que quiere para seguir siendo presidente del PP y hundirnos todavía más. Perdemos cualquier posibilidad de recuperar el tono.

-Los problemas judiciales también salpican a otras personas del partido ahora mismo. En su caso espera juicio por el caso Serrallo...

-Sería ilógico que yo pidiera responsabilidad a Sebastián Pérez por haber hecho un pucherazo en el seno de su partido, y que no asumiera mis propias circunstancias particulares. Estoy convencido que todo el proceso judicial que tiene que ver con los concejales del PP que aprobamos la modificación de un horario, con los informes técnicos favorables, va a quedar en nada, pero uno tiene que ser responsable y si tenemos que buscar al mejor candidato tenemos que evitar cualquier tipo de crítica o problema y poner los intereses del PP por encima de los nuestros.

-¿Ese sería el principal impedimento para su propia candidatura?

-Yo creo que el único. Porque en lo demás, yo soy el damnificado. Como cualquier otro concejal del Ayuntamiento de Granada tendría motivos para tener esa aspiración y honestamente creo que lo haría razonablemente bien y por supuesto bastante mejor que Sebastián Pérez.

-¿Propone a una persona que no tenga mancha judicial?

-Una persona que evite cualquier crítica del PSOE, que sí tiene un candidato en una situación como la que yo estoy refiriendo. Aunque la situación de Paco Cuenca es diferente porque está inmerso en una situación jurídica muy complicada y creo que se va a ver sentado en el banquillo de los acusados inmediatamente. Tampoco Paco Cuenca puede ser el candidato a la Alcaldía de Granada por los mismos motivos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios