Granada

Sierra Nevada confía en 'recuperar' la Navidad durante la Semana Santa

  • La plantilla de Cetursa está al 108% de cara a las próximas vacaciones Esta temporada ha sido peor que la del 95 por las altas temperaturas Los empresarios reconocen el perjucio económico de la falta de nieve

La temporada invernal de 1995 quedó en el recuerdo colectivo de la ciudad como un enorme chasco. La falta de precipitaciones dejó a la estación de esquí de Sierra Nevada y a Granada sin la celebración de los Mundiales de esquí. Aquel fue un fiasco mayúsculo. Pues bien, aquella temporada fue incluso "mejor" que la presente, según reconoció ayer la consejera delegada de Cetursa, María José López, que reconoció que la falta de precipitaciones -hasta febrero fueron más escasas incluso que en aquel magro 1995- y las altas temperaturas "fácil, fácil, no nos lo han puesto".

La nieve llegó, la superficie esquiable ha crecido hasta los 81 kilómetros -con espesores de hasta dos metros y calidad polvo- y la estación encara ahora el tramo final de la temporada con la intención de salvar los muebles y de recuperar el tiempo perdido durante las próximas vacaciones de Semana Santa. "A partir del 18 de marzo va a ser nuestra Navidad", resumió López, que apuntó que las precipitaciones caídas en febrero hacen posible pensar en que la estación se mantenga abierta hasta el próximo 1 de mayo. Y si el tiempo no lo impide, el cierre podría retrasarse uno o dos días para aprovechar al máximo una campaña lastrada en su primera mitad por la falta de nieve.

Las previsiones de cara a la Semana Santa son positivas. Según explicó el presidente de los empresarios de Sierra Nevada, Enrique de la Higuera, los hosteleros confían en que se llegue a una ocupación del 100% durante la segunda mitad de las vacaciones, mientras que los primeros días de Semana Santa se podrá superar el 90% de ocupación en los establecimientos hoteleros. "El cliente estaba esperando que cayera" la nieve, resumió el representante del sector, que reconoció que las ventas en las últimas jornadas "han aumentado". Será al final de la campaña, en mayo, cuando se ajusten los números y se determine si ese incremento en el negocio habrá sido suficiente para paliar las pérdidas de la primera mitad de la campaña invernal. Desde el día que abrió la estación, el pasado 28 de noviembre, hasta medidados de febrero -cuando por fin llegó la nieve- la actividad en Sierra Nevada ha estado a medio gas. "No está cuantificado" el daño que esta situación ha podido causar entre el empresariado de la estación, pero De la Higuera sí reconoció que hasta ahora los datos han sido "negativos". "Se ha perdido una parte muy importante, por no decir toda" de la temporada, que "hubiera sido desastrosa sin Cetursa y el equipo técnico", alabó De la Higuera.

La falta de precipitaciones y las altas temperaturas han limitado la afluencia de público a un tipo de cliente que el representante de los empresarios calificó como de "nivel medio bajo". Como consecuencia, establecimientos hoteleros que a pleno rendimiento hubieran requerido de una plantilla de medio centenar de personas apenas han contratado a una decena, expuso De la Higera.

La plantilla de Cetursa también se ha visto resentida por una meteorología adversa. "Cuando no hay nieve es imposible tener a toda la plantilla trabajando", reconoció María José López, que añadió que actualmente el porcentaje de contrataciones de la empresa que explota la estación está al 108%, con 538 trabajadores entre fijos y fijos discontinuos y otros 42 de carácter eventual. Ante las últimas críticas del comité de empresa, la consejera delegada apuntó que "lo que hay que hacer es no perder el objetivo, que es no perder ni un cliente".

La estrategia para las próximas semanas en la estación de esquí es sacar el máximo partido a los más de 80 kilómetros de pistas abiertos gracias a las últimas precipitaciones. Para ello, se ha puesto la cuarta edición de la campaña de primavera, que prevé prolongarse hasta el 1 de mayo con una oferta competitiva tanto en la calidad de la nieve como en los precios de los forfaits. Una nueva temporada empieza ahora y Donde el sur se viste de blanco, también en primavera son los lemas elegidos para destacar la calidad de las pistas que van a encontrar los esquiadores. "Nieve de invierno con luz de primavera", coincidieron López y De la Higuera.

Las tarifas serán las de primavera a partir del 11 de abril (34,50 euros el forfait de adulto), pero se hará una "venta compulsiva" de 3.000 forfait a 20 euros desde el 28 de marzo al 3 de abril. Las recargas de los forfaits de larga duración y los usuarios de otras estaciones podrán disfrutar de nuevas jornadas de esquí a 25 euros. El programa Aprende a esquiar, por último, ofrece forfait, clases y alquiler del equipo por 32 euros al día.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios