Granada

La Sierra recupera la normalidad con la 'sombra' de una nueva huelga

  • Los sindicatos mantienen la convocatoria de un nuevo paro el próximo sábado, a la espera de que acerquen posturas con Cetursa

El paro de los trabajadores de remontes obligó a cerrar la estación por completo el pasado sábado. El paro de los trabajadores de remontes obligó a cerrar la estación por completo el pasado sábado.

El paro de los trabajadores de remontes obligó a cerrar la estación por completo el pasado sábado. / carlos gil

Sierra Nevada no acostumbra a cerrar a menos que las condiciones meteorológicas lo requieras, pero el pasado sábado tuvo que echar la persiana por la huelga de los trabajadores del servicio de remontes, que denuncian incumplimientos por parte de Cetursa en la aplicación del convenio colectivo. Ayer, después de una 'pausa' en la actividad que ha podido costarle a la estación y a los empresarios más de 5 millones de euros, telecabinas y remontes volvieron a ponerse en funcionamiento, activando la maquinaria de la estación, que está viviendo una de sus mejores semanas en términos de ocupación y afluencia.

La vuelta a la normalidad, que permitió poner a disposición de los esquiadores más de 104 kilómetros y todos los medios mecánicos, que son los que permiten la movilidad por toda la estación. Sin embargo, sobre esta "normalidad" planea la amenaza de una nueva jornada de huelga, que está prevista para el próximo sábado a menos que se produzca un acercamiento de posturas entre los representantes de los trabajadores y la dirección de la empresa que gestiona la estación.

La plantilla de Cetursa Remontes advirtió que los paros se reiterarán los sábados e forma semanas hasta que la situación se resuelva, algo que esperan que se produzca "cuanto antes", según explicó a Europa Press el comité de empresa de Cetursa Remontes, Miguel Ángel Vargas, de CCOO.

También mostró su disposición a seguir negociando y solucionar cuanto antes el problema la consejera delegada de Cetursa, María José López, que en declaraciones el pasado sábado indicó que la empresa sigue "abierta a las negociaciones" para poner fin a un conflicto que "daña enormemente" la imagen del espacio de montaña. Los daños, además, son cuantificables. Solo los ingresos que no recibió Cetursa en la jornada del sábado suponen un perjuicio económico de 1,3 millones; que se sumarían a los 4 millones que dejaron de percibir las empresas de la estación.

Precisamente la Asociación de Empresarios de Sierra Nevada pidieron que se resuelva el conflicto "de forma inmediata", por lo que exigieron la participación de la Consejería de Hacienda, cuyo criterio puede despejar dudas. "Debe intervenir de forma directa y como último responsable en la solución del conflicto", indicaron los empresarios, que también llamaron a la responsabilidad de Cetursa y del propio comité de empresa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios