Granada

Soterrar el tendido eléctrico: primer paso contra los cortes de luz en Norte

  • Más de 30.000 personas están expuestas a las interrupciones del suministro cada día en el distrito

  • El alcalde anuncia la apertura de expedientes a la empresa si no colabora

Actuación policial contra los enganches en la Zona Norte. Actuación policial contra los enganches en la Zona Norte.

Actuación policial contra los enganches en la Zona Norte. / g. h.

Cinco años. Ese es el tiempo que las familias de la zona Norte llevan sufriendo los intermitentes cortes de luz que castigan a este distrito. La paciencia se agota en barrios como Rey Badis o La Paz donde se producen diariamente. "Todos los días hay cortes de luz. Cuando se va te ves obligado a dejar lo que estés haciendo, abrigarte y esperar. Mínimo tarda una media de dos horas en volver", explica Diego Caballero de la Plataforma Zona Norte que ha reclamado soluciones en innumerables ocasiones. Según cuenta, a veces se va una vez. Pero en ocasiones son dos... o tres. Esto ocasiona no solo la parálisis de la vida diaria de los vecinos, también la rotura de electrodomésticos o la pérdida de los alimentos que, en congeladores y frigoríficos, se deterioran.

Ante esta situación el alcalde de Granada, Francisco Cuenca, reiteró ayer que las administraciones están trabajando para erradicar esta "intolerable e inaceptable" situación. "No debe pasar ni ahora ni en ningún otro momento del año", reprochó ayer Cuenca que remarcó que toda persona que afronte su factura tiene derecho a recibir el suministro. La situación es tan grave que Cuenca se plantea incluso la apertura de expedientes a la empresa de suministros.

La concejal de Derechos Sociales, Jemi Sánchez, explicó ayer los pasos que se están dando para avanzar hacia la situación. En estos momentos el Ayuntamiento ha dado un mes de margen a Endesa para que inicie el soterramiento de las acometidas que impidan los enganches ilegales que provocan los cortes de luz. Aunque la capital ha llevado a cabo otras medidas, ésta puede ser clave. Se ataja el problema de raíz. Para ello, el Ayuntamiento ha enviado un escrito a Endesa que plantea una primera actuación en varias calles de la barriada de La Paz, una de las más afectadas. Las acometidas de la Plaza de Blas Moreno, la Plaza de las Provincias, la calle Pedro de Rojas, Puerto Lumbreras o Francisco Hurtado Izquierdo son prioritarias. "Los vecinos está agotados de los constantes problemas con el suministro sin ser estas personas responsables", reza el escrito enviado a Endesa. Sánchez destaca como no sólo afecta a los vecinos. También los comercios o los servicios más básicos sufren las consecuencias de los cortes. Ocurre en los centros de atención como la 'Escuelita' de la Fundación Lestonnac Montaigne, la parroquia de La Paz, la cafetería Suliki, la peluquería Encarni o las carnicerías Paqui y Keko.

El escrito señala también las graves dificultades para prestar servicios del Centro Municipal de los Servicios Sociales, el colegio Amor de Dios o la Escuela Infantil Virgen del Pilar. En total 30.000 personas residen en este populoso distrito y, según Sánchez, todas en algún momento han sufrido cortes. Además de exigir el soterramiento, la capital está negociando para la regularización del sistema eléctrico de familias que desean pagar. El problema es que muchas han sido penalizadas. "Te ponen una multa con una estimación de lo que has gastado durante un año. Esto provoca que muchas familias se echen atrás", detalla Sánchez que recuerda que, en una primera fase, se ha optado por priorizar la regularización de viviendas unifamiliares. Poner de acuerdo a todo una comunidad de vecinos donde hay algunas personas que cultivan marihuana es mucho más complicado. "En muchos casos por miedo impera la ley del silencio", subraya.

También se trabaja por la retirada de las multas de aquellas familias que han decidido regularizar su situación. En algunos casos, incluso, la capital afronta el pago de las sanciones derivadas. "Estamos revisando caso a caso. Tenemos varios frentes abiertos pero esto no es un problema que se pueda resolver de un día para otro. Pero si logramos que las familias regulen su situación y el control del narcotrárfico a través de la Policía Nacional, estaremos dando pasos para erradicar el problema. Si no se logra, tendremos que ir a instancias mayores", destacó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios