Tribunales

El TSJA de Granada ordena repetir el juicio contra el exalcalde de Castril

  • Se le juzga por utilizar el móvil municipal con fines personales

El TSJA de Granada ordena repetir el juicio contra el exalcalde de Castril

El TSJA de Granada ordena repetir el juicio contra el exalcalde de Castril

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía ha ordenado la repetición del juicio con jurado popular contra el exalcalde de Castril José Juan López Ródenas (PSOE), acusado por el Ayuntamiento de esa localidad del norte de Granada de malversación por mal uso de un teléfono móvil municipal.

El alto tribunal andaluz, con sede en Granada, ha estimado de esta forma el recurso formulado por la defensa del exregidor y la adhesión de la Fiscalía, por lo que ha declarado la nulidad del acto de juicio oral y el consiguiente veredicto del jurado.

Por tanto, el TSJA devuelve las actuaciones a la Audiencia de Granada para la celebración de un nuevo juicio, con un nuevo jurado popular y distinto magistrado-presidente, según recoge la sentencia de la Sala Civil y Penal, a la que ha tenido acceso Efe este miércoles.

El tribunal ordena en concreto que la actuaciones se retrotraigan al momento en que se denegaron unas pruebas testificales, que considera "íntimamente relacionada" con la prueba pericial, que igualmente se deberá admitir para su posible práctica.

También que se requiera al Ayuntamiento de Castril para que entregue el terminal telefónico que obrara en su poder y la posible certificación de que haya sido o no manipulado de forma que impida o no la intervención pericial sobre el mismo.

El pronunciamiento del TSJA se produce después de que este pasado 8 de septiembre la Fiscalía y la defensa de López Ródenas pidieran al tribunal que absolviera al que fuera alcalde de Castril de su condena a seis meses de suspensión de cargo público por malversación.

La Sala de lo Civil y Penal del alto tribunal acogió la vista por el recurso presentado por el exregidor, condenado también al pago de 1.800 euros por la Audiencia de Granada después de que un jurado popular lo declarara culpable.

La sentencia de la Sección Primera recurrida, a la que tuvo acceso Efe, lo condenó por contratar servicios de tarificación especial (prémium) con el teléfono municipal que tenía asignado entre diciembre del 2008 y febrero de 2011.

Los costes que generaba este teléfono fueron sufragados por el Ayuntamiento, conforme a la facturación de la compañía telefónica, en la que se incluyó el coste del acceso a "diversos servicios personales de mensajería corta" realizado por el acusado "de forma consciente y voluntaria", por importe de 1.579 euros.

La resolución indicaba que el acusado reintegró al Consistorio esa cantidad el pasado mayo de 2014.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios