Crisis del covid-19

Todas las restricciones que la Junta ha aprobado para frenar el coronavirus en Granada

  • Desde mediados de octubre la Administración ha aplicado medidas cada vez más severas con el fin de atajar los contagios

Juanma Moreno. Juanma Moreno.

Juanma Moreno. / Efe

El Real Decreto del pasado 25 de octubre declaró por segunda vez en este año el estado de alarma. La norma facultaba a las autonomías a actuar en sus territorios para detener la pandemia y desde entonces (en incluso antes de la declaración) la Junta ha aprobado distintas medidas para frenar la pandemia. Las restricciones se han ampliado progresivamente y en las últimas semanas ha sido Granada la provincia en la que con más severidad se han aplicado.

Así, con el inicio de las clases y el aumento de los casos en la provincia, el pasado 14 de octubre se determinó la suspensión de las clases presenciales en la Universidad y el toque de queda en los colegios mayores y residencias universitarias, que debían cerrar sus puertas a las diez de la noche.

Desde las ocho de la mañana del 17 del mes pasado no se permiten visitas ni salidas a los usuarios en los centros socio-sanitarios de carácter residencial, la asistencia a velatorios y bodas quedaba limitada y todos los establecimientos, locales comerciales y servicios abiertos al público no podían superar el cincuenta por ciento del aforo permitido y tendrán como hora de cierre la legalmente autorizada, no pudiendo superarse en ningún caso las 22:00 horas. Este horario se modificó después para la hostelería, que podía abrir hasta las 22:30. También se prohibió el consumo en barra. Con las nuevas medidas, desde el martes se cierran tanto la hostelería como los establecimientos no esenciales.  En aquel BOJA del 16 de octubre dispuso el cierre de peñas, asociaciones gastronómicas, asociaciones recreativoculturales y clubes, o establecimientos similares. También se cerraron parques y jardines públicos. 

El 24 de octubre se publicó en BOJA el cierre perimetral de Granada y su Cinturón metropolitano, Albolote, Alfacar, Alhendín, Armilla, Atarfe, Cájar, Cenes de la Vega, Cijuela, Cúllar-Vega, Chauchina, Churriana de la Vega, Dílar, Fuente Vaqueros, Gójar, Güevéjar, Huétor-Vega, Jun, Láchar, Maracena, Monachil, Ogíjares, Otura, Peligros, Pinos-Genil, Pinos-Puente, Pulianas, Santa Fe, Víznar, La Zubia, Las Gabias, Vegas del Genil y Valderrubio. Posteriormente la limitación a la movilidad se extendió a toda la provincia y desde el martes rige en todos los municipios de Andalucía.

El 29 de octubre, un nuevo decreto que entró en vigor un día después determinaba el cierre de la provincia, se limitaba la entrada y salida de la comunidad y prohibía transitar por la calle entre las once de la noche y las seis de la mañana. El límite máximo de las reuniones se fijó en seis personas. Esta limitación no afectó a las actividades laborales, institucionales, educativas y universitarias.

Las reuniones y encuentros religiosos podrán desarrollarse en todo tipo de instalaciones, públicas o privadas, ya sea en espacios al aire libre o espacios interiores, siempre que no se supere el 30% de su aforo en el caso de Granada.

Queda por conocer cómo se desarrollarán en el BOJA las medidas anunciadas ahora por el presidente de la Junta, Juanma Moreno. Éstas serán de aplicación a partir del martes y estarán en vigor hasta el 23 de noviembre, lunes.

“Es una decisión dura y difícil, pero hay que aplicarla para intentar evitar el colapso de los servicios sanitarios y recomendar a los granadinos que sólo salgan para aquello que sea estrictamente necesario”, dijo el presidente. Se cierra la hostelería, aquellos establecimientos no esenciales, el toque de queda será de diez de la noche a 7 de la mañana, se prorroga el cierre perimetral de los municipios, las clases en la UGR serán online.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios