Granada

El personal de confianza, Emasagra y la OCG enfangan el pleno municipal

  • Onofre Miralles (Vox) lanza acusaciones directas a Sebastián Pérez en el primer pleno ordinario

  • Luis Salvador y Paco Cuenca han tenido dos encontronazos

El personal de confianza, Emasagra y la OCG enfangan el pleno municipal El personal de confianza, Emasagra y la OCG enfangan el pleno municipal

El personal de confianza, Emasagra y la OCG enfangan el pleno municipal

El pleno del Ayuntamiento de Granada celebrado hoy ha tenido varios puntos de mayor debate con acusaciones judiciales incluidas, después corregidas, con temas tan dispares como el Día de la Toma, la reducción de sueldos de cargos de confianza y personal directivo, la delegación de competencias del gobierno en la Fundación Emasagra o la Orquesta Ciudad de Granada.

Y ha habido dos frentes: Onofre Miralles-Sebastián Pérez y Paco Cuenca-Luis Salvador

Cuando se debatía la modificación de retribuciones de personal directivo, el portavoz de Vox, Onofre Miralles, han anunciado que ayer mismo registró ante notario los nombres de los que asegura serán nombrados cargos directivos del gobierno ya que considera que es contrario al acuerdo de regeneración democrática firmado por Cs y PP con Vox para obtener el voto de investidura, que exigía procesos selectivos.

Según Miralles, tiene "varias sospechas" de que "quien hizo la ley, hizo la trampa" y que se contratará como cargos directivos a personas en listas de los partidos o afines. 

Por el PSOE, la concejal Raquel Ruz también dijo que estarán "vigilantes" a los nombramientos, criticando también que con la reducción de sueldos anunciada se "justifique" las siete tenencias de alcaldía y se "pongan los espartos" para crear la vicealcaldía

El PP y el concejal de Recursos Humanos, Francisco Fuentes, respondieron a Vox criticando que precisamente en ese documento de regeneración "blindaban" al titular de la asesoría jurídica, defendiendo que todos los nombramientos son de "funcionarios de la casa que han demostrado mérito, capacidad y profesionalidad".

Y ahí vino la tensión, ya que Miralles dijo que "blindar" no va en contra de la regeneración democrática y que lo hizo porque el PP en su día "removió" al "garante de la legalidad en el Ayuntamiento, y así nos fue", acusando directamente a Sebastián Pérez de haber sido "condenado por abuso de poder contra ese funcionario", por lo que Vox defiende su blindaje y asegura que seguirán vigilantes para que "no se toque". 

La respuesta fue inmediata de Sebastián Pérez, que acusó de "osado" a Miralles por haber hecho esa afirmación dejando claro en acta que "jamás he sido condenado ni por un juzgado penal, ni civil, ni el TSJA. Que quede claro", ha defendido Pérez, relatando que sólo ha pisado los juzgados dos veces y fue para inscribir a sus dos hijos. 

Ante esto, Miralles le pidió perdón porque se había "expresado mal" y remarcó que en "sentencia del TSJA se habla de abuso de poder y la autoridad era el presidente de la Diputación, que en ese momento era Sebastián Pérez", reiterando las disculpas.

Sobre esto, el concejal de Recursos Humanos, Francisco Fuentes, reprochó a Vox que no va a permitir que ponga en duda el trabajo de todos los profesionales de la asesoría jurídica o cualquier tipo de intromisión.

Ese fue el primer encuentro entre Miralles y Pérez, de los que es conocida su falta de entendimiento previa a la nueva etapa política. El segundo fue a raíz de la Fundación Emasagra.

Precisamente el otorgamiento de representación al alcalde para constituirse en Junta General de Emasagra y proponer consejeros, fue otro punto de debate por la forma y por el fondo. 

El primer enfrentamiento fue entre el portavoz del PSOE, Paco Cuenca, y el alcalde, Luis Salvador, respecto al texto del punto, llegando a estar a punto de quitar la palabra el alcalde al concejal socialista alegando que estaba "en rebeldía". Y finalmente todo quedó en un defecto de forma por el "corta y pega" de un texto tras un largo turno de palabras y aclaraciones de la secretaría municipal.

El PSOE denunciaba que se incluía la figura de un vicepresidente de Emasagra, que no existe, por lo que exigía su retirada ya que dudaba de posible acto para cambiar la estructura y otorgarle la vicepresidencia Sebastián Pérez iniciando además la ampliación de competencias, a lo que el gobierno decía que no era tal y que sólo era el cambio de un consejero por otro.

Vox se sumó al debate dudando del interés de Pérez  por estar en el consejo de administración de la Fundación Emasagra. "Tiene perplejidad por el agua. Algo tendrá cuando la bendicen", insinuó, asegurando que estarán vigilantes y pidiendo que se les entregue la información solicitada en agosto sobre las cuentas, el personal y la estructura de la Fundación", dijo Miralles, que volvió al tema judicial de Pérez asegurando que "presumía de ir dos veces sólo al juzgado, quizá por apego a la inmunidad parlamentaria".

Podemos-IU ha mostrado también su "extrañeza" de que Pérez esté en la fundación Emasagra desde el minuto uno "y hasta el minuto final". El PSOE se sumó asegurando que "huele a parte de los trapos sucios" del gobierno y al "tufillo del amor al agua".

Finalmente, se eliminó del texto la palabra vicepresidente por esa cuestión formal de redacción de corta y pega y que el gobierno defendió que ya se había usado en escritos anteriores. El PSOE defendió que la obligación de la oposición es detectar errores ante las dudas que existen.

Pérez respondió sorprendido de estar en el centro del debate del Pleno. "No me parece adecuado estar lanzando sospechas de lo que pasa en Emasagra", defendió, refiriéndose a que el único imputado en el salón era Cuenca. "Me han puesto boca abajo y no hay nada que rascar y usted Miralles sabe que no estoy aforado y eso además no es un blindaje", respondió, pidiendo que "no pongamos sospecha donde no la hay". 

El otro encuentro fue entre Paco Cuenca y Luis Salvador en un ruego sobre las ayudas comprometidas a la OCG por el anterior equipo. El alcalde ha leído un documento acusando al anterior alcalde de haber firmado un escrito en mayo de 2019 comprometiéndose a pagos a la OCG en 2020 y 2021, ante lo que el grupo socialista ha salido en tromba asegurando que fue un acuerdo tras la huelga de trabajadores llegado al Sercla y aprobado en el Consejo Granada para la Música, por lo que han acusado a Salvador de "no enterarse". 

El alcalde ha lamentado la "algarabía" y ha cerrado asegurando que parecía una película de Monty Phyton.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios