Ayuntamiento de Granada

Transfuguismo, la sombra sobre el pacto de Cuenca y Salvador

  • Luis Salvador y José Antonio Huertas son expulsados oficialmente de Cs, aunque no hay constancia en el Ayuntamiento, lo que permite al equipo de gobierno prolongar el pacto al menos hasta el mes de septiembre

Transfuguismo, la sombra sobre el pacto de Cuenca y Salvador

Transfuguismo, la sombra sobre el pacto de Cuenca y Salvador / Diego Sevilla (Photographerssports)

La dirección nacional de Ciudadanos comunicó el jueves por la tarde la expulsión del partido a los ediles en el Ayuntamiento de Granada Luis Salvador y José Antonio Huertas, después de que hace tres semanas se enfrentaran a las órdenes de su formación y apoyaran con el voto a favor la investidura del socialista Francisco Cuenca como alcalde de la ciudad.

Este escenario deja a los dos concejales de Cs como tránsfugas, según indica su propio expartido en palabras del vicepresidente de la Junta y coordinador autonómico de Ciudadanos en Andalucía, Juan Marín, quien reclamó también ayer al PSOE que “cumpla el pacto antitransfuguismo”.

Marín informó que el expediente de expulsión abierto a los dos ediles se resolvió este pasado jueves y que esa misma tarde se le notificó a ambos que están fuera del partido e incidió en que son concejales que se presentaron a las elecciones municipales por un partido político al que ya no representan y ahora “estarían obligados a devolver el acta” para que la formación pueda nombrar a sus sucesores. El propio Juan Marín advirtió que “si no lo hacen estarían incumpliendo el pacto antitransfuguismo que se ha firmado a nivel nacional y en el Parlamento de Andalucía” y confió en que el PSOE “ponga en práctica lo que ha firmado, cumplir el pacto este antitransfuguismo”.

Entre tanto, a unos cientos de metros del Palacio de las Niñas Nobles, donde Juan Marín hacía pública la expulsión de Salvador y Huertas, ambos ediles se encontraban en el Consistorio, en la celebración del pleno municipal ordinario del mes de julio, donde se llevaron para aprobación varios puntos relacionados con la organización y, además, una polémica moción del Partido Popular que solicitaba a Ciudadanos que aclarase la situación de estos dos concejales en el Ayuntamiento.

Con el conocimiento de esta expulsión, dicha moción perdía cierto sentido, por lo que su defensor, el excandidato popular a la alcaldía de Granada, Francisco Fuentes, reformuló su ponencia y argumentó, dirigiéndose al secretario general municipal, que tanto Salvador como Huertas “pierden la representatividad de Ciudadanos y están usurpando su puesto” y pedía al pleno que “se adopten de inmediato en este mismo pleno las medidas necesarias para que no puedan ejercer la representatividad que ya no tienen”.

Por alusiones, y con la venia del alcalde de Granada, Francisco Cuenca, el secretario general del Ayuntamiento de Granada aclaró que, a día de hoy, Luis Salvador y José Antonio Huertas no usurpan la representatividad del grupo municipal de Ciudadanos porque “no se ha registrado ninguna comunicación oficial al respecto”.

El secretario municipal apeló a un informe de secretaría sobre una concejala –cuyo nombre no quiso mencionar– que pasó a ser no adscrita en 2017 y que dice que corresponde al pleno municipal tomar esta decisión de que los ediles pasen a ser no adscritos: “Se debe proceder a comprobar que la comunicación de expulsión se efectúa por el representante legal del partido, con la documentación precisa que acredite la expulsión y adoptar las decisiones pertinentes”.

En este sentido, el secretario subrayó que “se está halando de recortes de prensa, pero no hay ninguna notificación oficial y la cosa está en ver si pasan a no adscritos, luego tiene que haber un informe y luego tendrían que pasar al pleno”.

Luis Salvador, por su parte, en el turno de réplica, indicó que, aunque Juan Marín comunicó que Huertas había presentado alegación y Salvador no, ayer “presentó sus alegaciones a las 8:30 horas, en tiempo y forma”. De esta manera, el proceso interno sigue abierto, hasta que el partido Ciudadanos decida qué hacer con estos expedientes.

Con eta situación, y en respuesta a Francisco Fuentes, “le guste o no”, Luis Salvador reseñó que “seguirá siendo el portavoz del grupo de Ciudadanos al menos hasta finales de septiembre”, fecha mínima en la que, tras el parón estival, se celebrará un pleno que diera cuenta de la nueva posible situación de ambos concejales como no adscritos.

Sin los exediles de Ciudadanos sobre el tablero, Unidas Podemos podrían entrar a formar parte del gobierno de la ciudad desde dentro, no con pactos programáticos hasta ahora y habría que ver cómo encajarían José Antonio Huertas, tercer teniente de alcalde y miembro de la Junta de Gobierno Local, y Luis Salvador, concejal de Estrategia 2031 en el Ayuntamiento, Internacionalización de la marca Granada cardioprotegida y plataforma de contenidos OTT/GRX TV.

Así las cosas, la sombra del transfuguismo planea sobre el pacto de gobierno entre Cuenca y Salvador, ya que los socialistas deberían cumplir el pacto antitransfuguismo suscrito por todas las formaciones a nivel nacional, con lo que no podría contar Salvador y Huertas en su gobierno, hecho que dejaría un nuevo escenario político abierto sobre el Ayuntamiento. Pero ya en septiembre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios