Granada

Transporte público en Granada: la mitad de viajeros en una caída que aún no se recupera

  • Metro, autobús urbano, taxis y autobuses metropolitanos no están todavía a plena capacidad

  • La reducción de la demanda ronda el 50%

Transporte público: la brecha de viajeros no se recupera

Transporte público: la brecha de viajeros no se recupera / Jesús Jiménez / Photographerssports

Esta crisis del coronavirus afecta a todos los sectores y hay uno que pese a no parar en el confinamiento, sigue sin recuperar al cien por cien su actividad. Es el transporte. El confinamiento primero y el miedo a los rebrotes después ha hecho que, junto a las medidas de seguridad, muchos usuarios de transporte público hayan cambiado su modo de desplazamiento para moverse en vehículo particular o a pie.

Y pese a que la desescalada hizo que volviera un poco la actividad, todavía, en este mes de agosto, no se ha vuelto al cien por cien y sigue con pérdidas fijadas ahora en aproximadamente la mitad de la demanda que había.

Taxis, autobuses, metro... todos están afectados. Y eso no solo afecta a estos sectores, sino que pone en jaque todas las políticas de movilidad sostenible y dificulta la lucha contra la contaminación.

En el Consorcio de Transportes Metropolitano, están con la vista puesta ya en septiembre para ver si se recupera demanda aunque sin llegar todavía al 100%. La mirada está puesta en la universidad y en el sector servicios, sus principales usuarios. Si hay restricciones y nuevos confinamientos, no se recuperarán usuarios, por lo que estarán a la expectativa para adaptar la oferta y la demanda.

El taxi está muy tocado e intentando sobrevivir. Ahora, de los 560 coches que forman la flota en Granada, funcionan al día 280 (alternando pares e impares para que puedan trabajar todos) pero hay poco trabajo sin turismo y los pocos granadinos que se atreven a salir, en la costa. Por eso ni se imaginan que tengan que llegar nuevas restricciones en septiembre. “Hay compañeros que lo están pasando muy mal”, dicen desde la Gremial, que aseguran que los fines de semana están solos en la ciudad y que durante la semana sí hay más actividad. Una ligera mejoría respecto al confinamiento, cuando perdieron el 90% de la actividad.

Taxis en una parada en la capital Taxis en una parada en la capital

Taxis en una parada en la capital / Jesús Jiménez / Photographerssports

Eso ha hecho que por ejemplo se haya prescindido de los chófer que se contratan por un propietario de licencia ya que no entra para mantener dos sueldos por taxi; se haya paralizado el plan de renovación de coches de muchos taxistas y estén especialmente afectados los que compraron su licencia en marzo ya que tampoco tienen ayudas porque no suman la antigüedad, están con poco trabajo y con el pago de la licencia, una inversión alta.

El Metro también trata de volver a la normalidad y según Fomento, sigue recuperando poco a poco la demanda de viajeros que tenía antes de la pandemia. De hecho, cerró el mes de julio con 429.744 viajeros, es decir, un 55,4% con respecto a los mismos datos de julio de 2019, y un punto más (54,49%) que el último balance dado a conocer a los medios de comunicación el 16 de julio.

Usuarios del Metropolitano Usuarios del Metropolitano

Usuarios del Metropolitano / Jesús Jiménez / Photographerssports

El Metro de Granada sufrió un drástico descenso en el número de usuarios, que llegó a sus número más bajos en abril, cuando sólo transportó a 59.543 viajeros en abril frente a los 1.037.241 usuarios desplazados en el mismo mes de 2019, lo que supuso una caída del 94,3% y la cifra de viajeros más baja de su historia.

Los autobuses urbanos sufrieron un gran retroceso en el confinamiento (bajando el servicio al 30%) y ahora está al 60% de la demanda de un agosto normal.

Taxi: doble revés

El sector del taxi está intentando sobrevivir a esta crisis. Aunque no han dejado de funcionar durante el confinamiento, han llegado a agosto y sigue con una flota al 50% en un verano “muy flojo” por la falta de turistas por el coronavirus, por lo que sufren un segundo zarpazo en su actividad ya que solo con el granadino no pueden sobrevivir. Sigue funcionando la mitad de la flota, que trabaja un día sí y otro no coincidiendo con pares e impares. Según el vicepresidente de la Gremial del Taxi de Granada, Juan José López, semana a semana irán analizando la situación para ver cómo llega septiembre, los colegios, los estudiantes, el trabajo, a ver si pueden subir al 80% de funcionamiento con cinco días de trabajo y dos de descanso. Porque el taxi es seguro, lo limpian entre clientes, se desinfecta con ozono y el uso de la mascarilla es obligatorio. Se han beneficiando algo en este asunto del miedo de muchas personas al autobús o el Metro por haber más aglomeración.

Y esto hace que muchos trabajadores estén sufriendo dificultades porque también tienen restringidas las ayudas a autónomos (demostrando una bajada de ingresos del 75%), por lo que por ejemplo se ha despedido a chófer o parado la compra de coches nuevos.

Metro: hasta un 55% menos en julio

El Metropolitano de Granada presta ya el servicio de Metro al 100% pero también ha visto reducido su número de usuarios. Durante el confinamiento se bajó la frecuencia y apenas viajaban en sus vagones entre el 3 y el 5% de los viajeros respecto al año anterior, pero ya funcionan al completo con el servicio al 100% y con trenes incluso mayores (dobles) para garantizar las distancias de seguridad y que no haya masificación. Pero los datos no remontan y en julio y agosto está entre el 50 y el 55% de su demanda. Según los datos facilitados por la Consejería de Fomento de la Junta, el Metro de Granada tuvo en julio de 2019 hasta 774.861 viajeros pero en julio de este año registró 429.744 viajeros, lo que supone una variación del 55,4% interanual. En agosto las cifras siguen a la baja. Desde el Metro destacan que es un transporte seguro. De hecho, tienen la acreditación Aenor que lo certifica siendo el primer Metro de España que lo consiguió.

Autobuses metropolitanos: con la mirada en septiembre

En el Consorcio de Transportes Metropolitano de Granada, de acuerdo con el decreto del Gobierno, tiene en funcionamiento aproximadamente un 80% de la flota en hora punta y un 60% en hora valle, aunque como ha insistido su gerente, Jorge Saavedra, hay líneas que llegan al 100%. Pero la realidad del trasnporte metropolitano ahora es muy distinta a la de antes del coronavirus y el verano pasado, periodo cuando también baja la actividad por las vacaciones. Y es que aunque la demanda se ha recuperado un poco tras el confinamiento, en julio y agosto sigue baja y está en torno al 55-60%.

De cara a septiembre, los técnicos analizarán la situación ya que esperan, si no hay más restricciones, llegar al 75% de demanda. Saavedra recuerda que el uso del autobús es seguro y que pueden ir por orden del Gobierno al 100% de capacidad, con el uso obligatorio de la mascarilla y labores de desinfección de los vehículos. El gerente destaca también que las empresas concesionarias se están acogiendo ya a la ayuda de la Junta por pérdida de viajeros, que destinará 17 millones a adelantar el dinero que tiene que recibir del Gobierno.

Autobús urbano: también lastrado por el verano

Los autobuses urbanos de Granada están intentando recuperar viajeros con campañas de publicidad en las que se insiste en la seguridad del transporte público y en las que se hace un llamamiento para utilizarlos para reducir la contaminación. En el confinamiento bajaron su frecuencia y redujeron servicios para adaptarse a la reducción de actividad pero garantizando el transporte, y poco a poco han ido aumentando el servicio en porcentajes graduales. Y eso ha llevado al verano, donde ya de por sí se reducen viajeros por las vacaciones, pero comparando con el verano pasado hace indicar la bajada.

Según Transportes Rober, en la primera semana de agosto han tenido casi el 60% de viajeros del mismo periodo en el año pasado. Lo consideran un buen dato ya que además no hay turistas y supone que en tres meses han recuperado el 56% de pasajeros (bajaron en el confinamiento al 4%). Las mejores previsiones les decían que en verano estarían más o menos como están, así que el balance es positivo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios