Granada

La UGR gasta 500 euros menos en cada empleado que en 2007

  • Cada trabajador de la Universidad consumió en 2010 unos 5.610 euros en gastos corrientes · La tardanza en el pago a proveedores ha pasado de 73 días a sólo 41

La Universidad de Granada ha sido previsora y, tras cuatro años de contención del gasto, está recogiendo ahora los primeros frutos de sus medidas de ahorro. Las cuentas de 2010 no se han cerrado con un remanente de tesorería boyante, pues apenas rondaron los 23 millones de euros pero, por primera vez, el informe de la auditoría (realizado por KPMG auditores) no ha presentado salvedad alguna. "El grado de saneamiento es total. Incluso con solvencia y capacidad financiera suficiente para garantizar la sostenibilidad de la Universidad", dijo el gerente de la UGR, Andrés Navarro, durante la presentación ayer de las cuentas en el Hospital Real. ¿Qué institución pública puede hacer hoy un balance económico tan satisfactorio como el de la Universidad de Granada?

Entre sus mayores logros cabe destacar el ejercicio de moderación que ha realizado en los gastos corrientes. La evolución, desde que se incorporó el actual equipo de Gobierno en 2007 (último año de bonanza económica antes de la recesión internacional), ha sido significativa, por ejemplo, en los gastos generados por sus empleados. Según el gerente, en 2007 la UGR destinaba 6.090 euros a los gastos corrientes (luz, agua, papelería, etc.) de cada trabajador. Pero la política de austeridad iniciada en 2009 ha permitido que, a finales de 2010, se reduzca esa cuantía a 5.610 euros por cada uno (un 8% menos), unos 500 euros de ahorro.

Navarro asegura además que los estudiantes han pasado también a necesitar de 608 euros a 577 en el último año. Y, lo que es más importante, el pago a proveedores ha variado de 73 días de media en 2010 a 41 en 2011.

"La UGR reestructuró su sistema de cuentas en enero cuando detectó que los investigadores y muchos proveedores se retrasaban en la tramitación de las facturas, lo que empeoraba la demora en los pagos", explicó el gerente. Eso permitió reducir de 71 días de media el periodo de tiempo que empleaba la UGR en pagar a sus proveedores a 41 días, que es lo que tarda de media ahora la institución en afrontar los pagos, según Navarro. Aunque también las deudas a los acreedores son mayores, casi un 30% más que en 2007, de 97 a 113 millones de euros de diferencia.

El resultado presupuestario, tal y como adelantaba este diario el jueves, ha tenido un excedente de casi tres millones de euros gracias a las medidas de austeridad. Se han saldado además todas las deudas con las cajas de ahorro, que ascendía a 25 millones en 2007 y el resultado patrimonial ascendía a 24,4 millones.

Aunque a los acreedores se les adeudaba unos 113 millones de euros, el montante total del dinero manejado en 2010 por la UGR ascendía a 582 millones de euros.

En cambio, "por cada 100 euros que nos debían en 2007, ahora nos deben 152", aclaró el gerente, lo que hace más difícil cumplir con los pagos. Es decir, de 89 millones de euros que se le debía a la UGR hace cuatro años ahora se le debe más de 135 millones.

"Sólo en patrimonio neto, la Universidad ha pasado de tener 400 millones de euros a 457, un 14% más", informó Navarro, y eso que han sido años de crisis económica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios