investigar en la UGR

La Universidad de Granada habilita su laboratorio de máxima seguridad biológica para trabajar con el coronavirus

  • Se encuentra en el Mecenas y afronta una reforma de 72.000 euros para su puesta en marcha después de dos años

Imagen de archivo de las obras de ampliación del edificio Mecenas. Imagen de archivo de las obras de ampliación del edificio Mecenas.

Imagen de archivo de las obras de ampliación del edificio Mecenas. / R. G.

La Universidad de Granada (UGR) licitó recientemente la contratación de la actualización, revisión y puesta en marcha de su laboratorio P3 en el Edificio Mecenas, frente a la Facultad de Ciencias. El importe de la licitación es de 72.376 euros y se estima que, tras el proceso para adjudicar el contrato, pueda realizarse la obra en el plazo de un mes. Tras la reforma, en estas instalaciones se podrá trabajar con elementos que impliquen un altísimo riesgo biológico, como es el caso del coronavirus.

El director del Instituto de Biotecnología de la Universidad de Granada, Antonio Osuna, recuerda que el laboratorio fue construido en 2011 con financiación de fondos Feder. Los elevados requisitos de seguridad de este tipo de instalaciones implican que "periódicamente" se proceda a una "parada total", tras lo que es necesario hacer una revisión completa. En el caso del P3 de la UGR hace dos años se cerró a la actividad investigadora. Tras tramitar la solicitud de financiación para afrontar el coste de la revisión necesaria, se recibieron los fondos del Ministerio de Ciencia a primeros de año y estaba previsto que se reiniciara la actividad próximamente. Así será, pero este laboratorio, además de las investigaciones previstas, se trabajará con el coronavirus. "Evidentemente", indica Osuna, la investigación de la pandemia será parte del trabajo que se desarrolle en estas instalaciones.

Este laboratorio de contención está preparado para trabajar con patógenos -como es el caso del Covid-19-, bacterias,virus o microorganismos que puedan ser peligrosos. Está dotado de dos vestuarios (es necesario ducharse a la entrada y a la salida), cámara de presión negativa, sistema de descontaminación y de filtrado de aire, entre otros elementos. El agua también se descontamina. El laboratorio cuenta con dos cámaras de flujo laminar. Por seguridad, los investigadores no trabajan nunca solos, por lo que en cada cámara pueden estar de forma simultánea dos personas. En la reforma que ahora se acometerá se revisarán filtros, suelos, sistemas y aparatos, todo para evitar que haya la más mínima filtración o contaminación.

Cuando esté listo, Osuna destaca que se trabajará con el coronavirus en función de "los proyectos que haya". Ya hay grupos de la Universidad de Granada que trabajan en cuestiones relacionadas con el uso de fármacos o sistemas de diagnóstico de esta enfermedad. 

El nivel de seguridad de este laboratorio P3 es máximo. Únicamente los que tienen calificación P4 tienen unos requisitos más exigentes y de éstos no existe ninguno en España.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios