memoria económica de la UGR 2019

La Universidad de Granada prevé un "importante déficit" por el "recorte presupuestario" de la Junta

  • Estima que la crisis del coronavirus puede influir en varias fuentes de ingresos, como cursos y tasas, aunque pone el acento en las decisiones desde San Telmo

  • "Hasta el momento" la institución ha cumplido con el pago de "todas sus deudas" y a proveedores

Fachada del Hospital Real, sede del Rectorado. Fachada del Hospital Real, sede del Rectorado.

Fachada del Hospital Real, sede del Rectorado. / R. G.

La Universidad de Granada (UGR) aprobó en consejo de gobierno la memoria de las cuentas anuales, referidas a 2019. El documento, que desglosa los ingresos y gastos de la Universidad a lo largo del pasado ejercicio, finaliza con un adelanto de lo que puede ser, en lo financiero, este inolvidable 2020, marcado a fuego por la crisis económica del coronavirus. La memoria especifica, en este sentido, que "a la fecha de formulación de las cuentas anuales, la Universidad, no se ha visto afectada, ni se espera que se vea afectada de forma significativa por los impactos del Covid-19". Además, la memoria apunta a que "hasta el momento" la UGR "está cumpliendo con los pagos de todas sus deudas y pagos a sus proveedores, aportando de esta manera en el difícil momento económico y social sufrido por la pandemia". 

¿Qué ocurrirá con las cuentas del 2020? Con las de 2019 recién presentadas en consejo de gobierno y a la espera de su aprobación por el Consejo Social, la memoria adelanta que "no es posible realizar una estimación de los impactos presentes y futuros" de la crisis, pero puede dejar huella en distintos terrenos.

Así, se podría dar la "disminución de financiación operativa para el ejercicio 2020", a cuenta del recorte de 24 millones que prevé la rectora, Pilar Aranda, y que ejecutará la Junta. Ese dinero (135 millones en todo el sistema universitario andaluz) irá a paliar las consecuencias del coronavirus en la sanidad, y se podrá cubrir con la misma cantidad de remanentes no afectados.

La decisión del Gobierno andaluz levantó las críticas de los rectores andaluces. Aranda exigió "un plan" para asegurar el sostenimiento del sistema público universitario. En el mismo sentido se han manifestado los decanos y directores de Escuela de la UGR en un comunicado en el que reivindican a la Junta "la anulación de los recortes anunciados y el compromiso con un nuevo modelo de financiación que resuelva, definitivamente, los problemas del sistema universitario público andaluz, para el mejor cumplimiento de las funciones que le son propias".

La UGR, a través de una nota, especificó que "las cuentas anuales de 2019 muestran equilibrio presupuestario. No obstante hay que dejar constancia que el recorte presupuestario anunciado para el ejercicio 2020 para el Sistema Universitaria Andaluz supondrá un importante déficit presupuestario ya que la Junta de Andalucía ha propuesto la financiación de gastos estructurales con remanentes de tesorería".

De vuelta a la memoria y en relación a la pandemia, se prevé una "disminución en los ingresos procedentes de la transferencia del conocimiento durante el año 2020, derivada de la crisis económica que le Covid-19 ha podido generar en el tejido productivo". También se apunta a la posible "disminución en los ingresos derivados de cursos, expertos, másteres y otras actividades académicas ante la imposibilidad de poder desarrollarse de manera presencial" en este curso. A esto se añade la incertidumbre sobre cómo se desarrollará el curso que viene, que comenzará con un modelo "intermodal", con clases on line y la "máxima presencialidad posible" pero que debe contar con la posibilidad de una nueva suspensión de las clases en las aulas.

Por último, el documento de la memoria indica que es posible que la pandemia también afecte a las "empresas adjudicadoras de contratos dentro de los procedimientos de contratación de la Universidad de Granada".

Será dentro de un año cuando el balance anual recoja la impronta del coronavirus en las cuentas. Las del pasado ejercicio 2019 indican que el 72% del gasto fue para personal (304 millones de euros) y ha crecido con respecto a 2018, cuando se llevó una partida de 280,7 millones de euros. El remanente no afectado asciende a 35 millones, de los que ya se sabe que 24 irán para el fondo creado por la Junta para el sistema sanitario. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios