estudiar en la ugr

La Universidad de Granada no descarta que la suspensión de la docencia presencial se prolongue

  • La institución señala que "tenemos previstos todos los escenarios desde inicio de curso"

  • La medida que limita la actividad en facultades y escuelas se aprobó por diez días naturales

Entrada de Ciencias Políticas y Sociología de la UGR, en la calle rector López Argüeta. Entrada de Ciencias Políticas y Sociología de la UGR, en la calle rector López Argüeta.

Entrada de Ciencias Políticas y Sociología de la UGR, en la calle rector López Argüeta. / Antonio L. Juárez (Photographerssports)

La Universidad de Granada (UGR) baraja la posibilidad de que se mantenga la suspensión de la docencia presencial más allá de esta semana. El pasado miércoles, la Junta de Andalucía suspendió la actividad docente en las aulas universitarias durante diez días naturales, periodo que comenzó el pasado jueves día 15 y finaliza el sábado 24 de octubre. Sin embargo, el anuncio del presidente de la Junta, Juanma Moreno, de que este vienes se realizará un balance de la situación en Granada y, si los datos siguen empeorando hasta entonces, se tomarán "decisiones drásticas y difíciles", hacen prever nuevas medidas que afectarán al desarrollo de la actividad docente.

Desde la Oficina de Gestión de la Comunicación de la Universidad de Granada se indica a la pregunta de si se prevé que se mantengan las restricciones a la actividad presencial que "barajamos y tenemos previstos todos los escenarios desde inicio de curso". Todos los centros, escuelas y facultades, han desarrollado dos modelos para este atípico curso académico. El primero prevé docencia bajo la premisa de "presencialidad segura", lo que implica que algunas clases se desarrollen en formato a distancia, mientras que el segundo modelo implica que el cien por cien de la enseñanza universitaria se realice online.

Sobre los planes de la Junta en relación a una posible prórroga de la docencia virtual, desde la UGR se indica que "no tenemos noticias al respecto, en todo caso". 

La decisión de suspender las clases presenciales afecta a 45.500 estudiantes de grado, otros 6.000 de posgrado, 3.600 docentes e investigadores y otros 2.600 trabajadores de administración y servicios. Se suspendieron las clases presenciales pero sí se han mantenido las prácticas, como las que ahora comienzan un millar de estudiantes de Ciencias de la Educación en centros educativos de Granada. También se permiten actos como lecturas de tesis, la actividad investigadora o las competiciones deportivas, aunque sin público. Sí se ven afectadas por estas restricciones los servicios de comedor (salvo para los menús para llevar de los estudiantes becarios), bibliotecas, salas de estudio o actividades de extensión universitaria. Las evaluaciones de carácter presencial programadas durante el periodo en el que estará en vigor la mencionada orden tienen que ser pospuestas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios