Granada

La actividad en el mercado de segunda mano no logra tirar de las ventas, que caen un 10,7%

  • En enero, las compras de inmuebles usados predominaron en el sector inmobiliario granadino

Los buenos augurios sobre el mercado de vivienda para este año 2015 no se han reflejado aún en los registros estadísticos. Según publicó ayer el Instituto Nacional de Estadística (INE), en el mes de enero el mercado inmobiliaria ha registrado un nuevo descenso de la actividad del 10,7%, ya que apenas se han vendido 492 viviendas, frente a las 551 de enero del año pasado.

La buena marcha del mercado de segunda mano, que ha logrado registrar un crecimiento en este primer mes del año del 70,7%, pasando de 208 a 355 viviendas vendidas, no ha sido suficiente para compensar la estrepitosa caída de las operaciones de compraventa de viviendas de obra nueva, aunque ha estado cerca de hacerlo. Las 137 transacciones de pisos y casas de primera mano que se han registrado en enero de 2015 están a un abismo de distancia de las contabilizadas en 2014, cuando se alcanzaron las 343 compraventas de viviendas de obra nueva.

Si en lugar de la antigüedad se mira el régimen de la vivienda, la diferencia no es tan brusca, aunque no deja de ser significativa después de siete años de crisis. A lo largo del mes de enero se han vendido en Granada 464 viviendas libres, un 11,4% menos que el año pasado, cuando se contabilizaron 524 transacciones. En cuanto a la Vivienda de Protección Oficial, las cifras son muy similares: si en enero de 2015 se han vendido 28 viviendas protegidas, en enero de 2014 fueron 27 las operaciones registradas.

Las 492 viviendas que se han vendido en el conjunto de Granada a lo largo del año suponen un nuevo mínimo en toda la serie histórica. Nunca antes se había registrado una cifra tan baja de operaciones de compraventa en un primer mes de ejercicio. Si en enero de 2014 se vendieron 551 viviendas en la provincia, en 2013 fueron 838; en 2012, 628; en 2011, 1.169; en 2010, 841; en 2009, 870; en 2008, 1.435; y en 2007, el año en el que se inauguró la estadística, 1.835.

Con todo, el ritmo de caída se ha moderado considerablemente, lo que quizá es un buen indicador de que sí que está cambiando algo en el mercado inmobiliario y que 2015 supondrá un antes y un después desde el estallido de la burbuja. El descenso del 10,7% en las operaciones de compraventa registrado en enero contrasta con el contabilizado en 2014, cuando el número de operaciones se redujo un 34,2% en términos interanuales; el de 2013, cuando se registró una caída del 33,4%; y el de 2012, año en el que Granada experimento una caída de las compraventas de vivienda del 46,3%, el descenso más brusco para un mes de enero de toda la serie histórica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios