Urbanismo

Un nuevo acuerdo en el caso Vargas ahorra a Granada 1,7 millones

  • El Ayuntamiento debe a una constructora 16 millones del conocido caso Penta por la mala gestión urbanística

  • Un cambio de parcelas pedido por la empresa permite el ahorro

Un nuevo acuerdo en el caso Vargas ahorra a Granada 1,7 millones Un nuevo acuerdo en el caso Vargas ahorra a Granada 1,7 millones

Un nuevo acuerdo en el caso Vargas ahorra a Granada 1,7 millones

Uno de los nombres que más dolor de cabeza ha levantado en el área de Urbanismo del Ayuntamiento de Granada ha sido Penta. La construcción de este edificio en La Chana y la mala gestión urbanística que lo rodeó desde 1998, generaron la condena al Ayuntamiento al pago de 16,4 millones de euros en el conocido como caso Vargas. Una deuda millonaria para la que hubo que llegar a un acuerdo económico con la empresa para realizar el pago de dos formas: abono económico y mediante suelo (dos parcelas en La Chana y un piso en el edificio del Teatro Isabel la Católica). El pago económico comenzó el año pasado con los primeros 1,3 millones. Ahora, en la parte de las parcelas, se ha aprobado en Junta de Gobierno del pasado abril un cambio a petición de la propia empresa que permitirá ahorrar a la capital 1,7 millones de euros.

En acuerdo de la Junta de Gobierno Local del 18 de octubre de 2018 se fijaba el pago en especie a Construcciones Vargas e Hijos con la expropiación forzosa de las fincas urbanas en el Plan parcial PP-03, propiedad de Construcciones Vargas e Hijos S.L.. Eran ocho fincas registrales propiedad de la empresa. El total adeudado a la empresa correspondía a la suma del justiprecio pendiente de pago de las parcelas expropiadas (10,8 millones de euros) más los intereses de demora legalmente establecidos (5,5). La cantidad ascendía a un total de 16.424.432,54 euros.

El Ayuntamiento acordó satisfacer el justiprecio mediante pago, parte en metálico y parte en especie a través de la adjudicación de diferentes propiedades municipales. A tal efecto, y como parte del pago en especie, se acordó la entrega de, entre otras, la parcela F-1, de uso residencial vivienda protegida, resultante del proyecto de reparcelación del PP 0-3 Ferrocarril-Chana. Tenía una superficie de parcela de 2.145,32 m2; una superficie máxima edificable de 10.495,83 m2 y un aprovechamiento de 8.396,64 uua. Por acuerdo expreso entre el Excmo. Ayuntamiento de Granada y los propietarios integrados en el Sector, estos se harían cargo de los gastos de urbanización correspondientes a los excesos de aprovechamiento, liberando al Ayuntamiento de contribuir a tal carga. El Ayuntamiento solo contribuiría a los gastos de urbanización por el suelo al que se le había reconocido aprovechamiento.

El uso es Residencial Plurifamiliar en Bloque Abierto. El valor eran 2.232.759,63. Caso de que dicho importe se viese incrementado, se abonaría, bien directamente por Construcciones Vargas, bien se compensaría con los pagos municipales pendientes.

El 26 de diciembre de 2019, la empresa solicitó la modificación de parte de las condiciones estipuladas en el acta de expropiación suscrita el 19 de octubre de 2018. Proponía que parte del pago en especie realizado con la parcela “F-1” se cambie por la parcela “I” del mismo ámbito, regularizando la diferencia de valoración entre ambas con el justiprecio en metálico pendiente de recibir por parte del Ayuntamiento.

Los datos de la parcela “I” son que es una parcela Urbana con una superficie de 3.937,68 m², con una superficie máxima edificable de 17.900,69 m² y con un aprovechamiento de 14.320,55 UUa. El uso es Residencial Plurifamiliar en bloque abierto. Todos los excesos de aprovechamiento referidos provienen del Campus de la Salud.

Según el expediente de la Junta de Gobierno Local, “siendo también de interés para el Ayuntamiento acceder al cambio solicitado, con fecha 13 de marzo de 2020 se ha realizado por los Servicios Técnicos Municipales la valoración de la parcela “I”, en la que consta que el valor de la misma asciende a 3.939.716,81 euros”. La diferencia de valor entre la parcela “F-1” y la “I” es de 1,7 millones de euros “en favor del Ayuntamiento de Granada”.

“La diferencia de valores entre ambas parcelas quedará compensada de la parte en metálico que aun está pendiente de abonar a la mercantil expropiada”, accede el Ayuntamiento.

Según el concejal de Urbanismo, Luis González, es un acuerdo con el objetivo de ahorro económico al Ayuntamiento en un pago por la mala gestión urbanística del pasado.

Ya en el Acta de 19 de octubre de 2018 se acordó que la diferencia entre el justiprecio abonado parte en especie más otra que ascendía a 1.900.000 euros, y el total expropiatorio, se abonara en metálico de la siguiente forma: El valor abonado por el metálico y los bienes antes descritos ascienden a 5.640.400,75 euros. El resto hasta el total del pago, es decir, 10.784.031,79 euros, se abonarán de la siguiente forma: En nueve años consecutivos a razón de un principal de 1.198.225,75 euros cada año, devengándose el primer pago un año después de la firma del acta, y el resto sucesivamente cada año a contar desde la fecha del anterior ingreso. En cada uno de los pagos se realizará una liquidación de importes que incluirá la parte de los intereses calculados sobre el principal pendiente de pago en cada anualidad.

El Ayuntamiento de Granada ya hizo efectivo el primer pago previsto para el ejercicio 2019 por un importe de 1.359.986,23 euros, de los cuales 1.198.225,75 se correspondían con el principal, y 161.760,48 a intereses.

Restaría, descontado lo ya pagado, un total de 9.585.806,04 euros a abonar en ocho años.Será ahora de esta cantidad pendiente de abono de donde se detraerá la diferencia, en favor del Ayuntamiento, del valor entre las dos parcelas, por lo que resulta la deuda pendiente en 7.878.848,86 euros, que será dividido entre las ocho 8 anualidades pendientes a 984.856,11 euros por anualidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios