Sanidad

Dieciséis médicos sufrieron agresiones en Granada durante 2018

  • El 37,5% de las lesiones provocadas conllevaron una baja laboral

  • Mañana se celebra el Día Nacional contra las Agresiones Sanitarias

Concentración por la última agresión a un profesional sanitario Concentración por la última agresión a un profesional sanitario

Concentración por la última agresión a un profesional sanitario / Álex Cámara

Dieciséis facultativos comunicaron el pasado año al Colegio de Médicos de Granada haber sufrido algún tipo de agresión por parte de pacientes o familiares de pacientes. Así se recoge en el registro de la entidad, dado a conocer en la víspera del Día Nacional contra las Agresiones Sanitarias.

Casi un tercio de estas agresiones han provocado lesiones físicas al médico y el 37,5% han conllevado un periodo de baja laboral. Hay un especial incidencia de estas en la Atención Primaria, donde se produjeron dos de cada tres agresiones. En urgencias, tanto hospitalarias como en centros de salud, se queda en un 44%.

Igualmente el estudio destaca que hay un mayor número de agresiones recibidas a mujeres (tres de cada cuatro) y que entre ellas el grupo más afectado está entre las menores de 35 años. En cuanto a los agresores que se enfrentan al profesional por discrepancias variadas, son hombres y mujeres, al 50%. 

El Colegio de Médicos ha informado en un comunicado que realiza un seguimiento de las agresiones a facultativos por medio de un registro que se nutre fundamentalmente de las comunicaciones recibidas de los propios colegiados. Además, los adscritos tienen a su disposición una asesoría jurídica para la orientación en caso de encontrarse ante esta situación. 

El lema con el que este año se reivindicará la necesidad de acabar con las agresiones al personas sanitario, encabezadas por Colegio de Médicos y la Organización Médica Colegial es “Contra las agresiones a sanitarios, tolerancia cero. Respetar a los médicos es cuidar de la salud de todos”.

"Las agresiones, además de un problema de  violencia en sí mismo, conllevan un deterioro de la relación de confianza entre  médico y paciente, fundamental en la atención a los pacientes y repercuten gravemente en la salud y calidad de la actividad profesional del médico agredido. Es necesaria, por tanto, la concienciación de la sociedad y autoridades sanitarias y judiciales para eliminar esta lacra, en beneficio de la sociedad", indican en un comunicado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios