Granada

El alcalde descarta que la capital asuma el servicio para la recogida de basura

  • El contrato con la empresa Inagra concluye en 2020 después de la última prórroga de 2006 y Francisco Cuenca rechaza municipalizar la prestación como en el caso de Málaga

Inagra mantiene una amplia plantilla de trabajadores. Inagra mantiene una amplia plantilla de trabajadores.

Inagra mantiene una amplia plantilla de trabajadores. / g. h.

El decálogo de la izquierda tiene como puntos destacados la lucha contra la privatización de los servicios públicos y la subida de impuestos a las grandes fortunas. El alcalde de Granada, Francisco Cuenca, se queda en un término medio y se muestra rotundamente contrario a la municipalización de Inagra, cuyo contrato expira en 2020 después de más de 50 años prestando el servicio en la capital. Por otro lado, Cuenca llevará subrayado en rojo en su campaña electoral para las próximas elecciones municipales una subida de impuestos para las grandes compañías o promotoras. Así lo defendió el alcalde en una entrevista en El Confidencial en la que toma partido por la continuidad de Inagra a cargo de la limpieza de la capital en un momento en el que Vamos Granada ya avanzó antes del verano que tiene la intención de llevar al Pleno del Ayuntamiento una moción con la que pretende obtener el apoyo de los concejales para comenzar un proceso de municipalización de la empresa Inagra y acabar con los desfases y los altos precios que a su juicio pagan los granadinos por este servicio. El debate está abierto porque el actual contrato expira el 31 de diciembre de 2020 después de la última prórroga que la anterior Corporación del PP firmó en 2006. Sin embargo, el alcalde insiste en que "remunicipalizar no nos lleva a ningún sitio y puede hundir las arcas de cualquier municipio" porque, en su opinión, el papel de Inagra, empresa dedicada a la recogida de residuos a través de Ferrovial, ofrece servicios como la recogida selectiva de residuos o el sistema de recogida por datos "que no existe" en ninguna otra localidad de España.

En todo caso, el de Inagra es el contrato de mayor cuantía de los que adjudica el Ayuntamiento y se eleva hasta los 40 millones de euros. En el momento de su prórroga en 2006, el Ayuntamiento agotó los plazos previstos en el primer contrato que se firmó en el año 1970 y que limitaba los plazos de renovación hasta los 50 años. La vinculación entre Ayuntamiento e Inagra se ha prorrogado y sufrido modificaciones a lo largo del tiempo, ya que la relación data del año 1970 a través de la empresa Sercon. La actual Inagra, creada por los fundadores de la primera en 1985, se encuentra bajo el control de Ferrovial desde el año 2004, y el Ayuntamiento mantiene una participación del 20% en la misma. El contrato se prorrogó en 2006 con el compromiso de Inagra de invertir 13,5 millones de euros para renovar la flota de camiones de recogida incorporando el sistema de recogida lateral, más silencioso y selectivo. El Ayuntamiento ha ido abonando de forma sostenida desde entonces esta inversión y la pretensión era que la aportación económica que el Ayuntamiento hace cada año a Inagra fuera subiendo en cada ejercicio presupuestario en función del IPC para garantizar que las tasas de recogida de basura no experimentaran grandes subidas.

Un estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) detectó un desfase de un 600% en el coste de la tasa de basuras en ciudades españolas, y Granada estaba en el top 3 de las más caras: 142 euros al año, en tercera posición tras dos provincias que están entre las diez con mayor renta per cápita de España: San Sebastián (176 euros) y Girona (164). Un precio demasiado elevado para la capital en comparación con otros municipios y ciudades de más de 150.000 habitantes, en la que Granada destaca por sus bajos rendimientos en cuanto a eficiencia del servicio, tanto de recogida de basuras, como de limpieza viarias según los estudios. La recogida de basuras cuesta en la capital 25 euros más al año que en Almería, 51 más que en Jaén, y 63 más que en Córdoba. De Málaga no existen esos datos puesto que el impuesto no está recogido dentro de sus ordenanzas municipales y se incluye el servicio dentro del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI).

En la misma entrevista, Ignacio Gastón, director general de Ferrovial Servicios España, califica a Granada como el escenario perfecto" y, en clave de futuro, afirma que la empresa asume " un gran reto" en dar servicio de calidad y hacerlo eficiente.

En todo caso, y aunque con unas elecciones de por medio, el alcalde de Granada descarta de forma tajante la municipalización del servicio y apuesta por la continuidad del actual modelo mixto público-privado. "Lo que funciona, optimízalo pero no lo toques", concluye Cuenca en la entrevista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios