Granada

El alcalde propone subir dos euros el precio de la Alhambra y destinarlos al Albaicín

  • Asegura que este incremento en los precios permitiría al barrio contar con unos fondos anuales de 4,5 millones

Comentarios 2

No se puede decir que el alcalde de Granada, José Torres Hurtado, sea de ideas peregrinas. Al contrario -y no es la primera vez que lo demuestra-, cuando el alcalde está convencido de que un proyecto es el adecuado, lo defiende hasta las últimas consecuencias. Así que no es de extrañar que no haya dejado de lado la propuesta de los populares de que las entradas a la Alhambra sufraguen en parte las actuaciones en la otra zona Patrimonio de la Humanidad: el Albaicín. Ayer, el alcalde propuso subir dos euros los tiques del monumento nazarí para destinarlos de forma finalista a un programa de rehabilitación y mantenimiento del barrio, ya sea a través de la Fundación Albaicín o de otro organismo creado al efecto. El objetivo, explicó Torres Hurtado, sería llevar a cabo un proyecto "continuado y constante" en el barrio que cuente con financiación suficiente para suplir los fondos europeos, "que se han acabado".

Según las cuentas del alcalde, subir dos euros las entradas al monumento nazarí permitiría al Albaicín contar con unos fondos de 4,5 millones de euros anuales que podrían ser muy bien empleados en mejorar un barrio esencial para el sector turístico granadino. "Yo no estoy diciendo que le quitemos dos euros a la Alhambra, sino que subamos esa entrada un 15% para poder hacer programación plurianual para el mantenimiento del Albaicín". En la actualidad, una entrada para la visita general al monumento cuesta 14,30 euros, por lo que, en caso de que la propuesta del alcalde prosperara, pasaría a costar 16,30. "La cueva de mi pueblo (Píñar) cobra diez euros", aseguró Torres Hurtado, indicando que para ser el monumento que es, y tener las visitas que tiene, la Alhambra no se vende nada cara.

Además, Torres Hurtado apuntó que de ninguna forma subir dos euros el precio sería disuasorio para los turistas. "En Cataluña cobran a los turistas un euro en concepto de impuesto autonómico y nadie ha dejado de ir por ello", indicó.

Este posible acuerdo, insistió Torres Hurtado, permitiría restaurar el Albaicín sin tocar las arcas municipales o el bolsillo de los ciudadanos, ya que procedería de los miles de turistas que cada año visitan el monumento. Sería, en resumen, una cuestión de sinergias. "El Patrimonio de la Humanidad de Granada tiene una puerta por la que se puede cobrar (Alhambra) y otra por la que no (Albaicín). Del que permite cobrar deberíamos sacar ingresos para mantener al otro".

La propuesta del alcalde viene de lejos, aunque hasta ahora no se hubiera detallado tan explícitamente. En las negociaciones del Pacto por Granada, los populares ya lanzaron su iniciativa de destinar un 15% del precio de la entrada a la rehabilitación del Albaicín, pero no se había especificado si ese porcentaje debería salir del precio actual o de un incremento del coste de los tickets. El alcalde ya ha defendido la necesidad de que la Alhambra financie al Albaicín en multitud de ocasiones, aunque la Consejería de Cultura de la Junta no se ha pronunciado a favor en ningún momento. De hecho, en plena polémica institucional el consejero Luciano Alonso llegó a poner en duda la legalidad de la iniciativa y la directora de la Alhambra, María del Mar Villafranca, apostó por fórmulas alternativas de colaboración, como una campaña de captación de fondos europeos y la puesta en marcha de proyectos compartidos. En cualquier caso, Torres Hurtado se mostró confiando en que finalmente la propuesta salga adelante, siempre y cuando sea "apoyada" por toda la ciudad.

Hablando de la Alhambra, el alcalde volvió a reclamar más poder de decisión del Ayuntamiento en el monumento, al igual que en Sierra Nevada. "Debería haber mucho más equilibrio de decisión, no es una cuestión de quién las gestiona. Quien decide con mayoría absolutísima es la Junta".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios