Municipal

El cese del jefe de los letrados abre otra crisis política en el Ayuntamiento

  • El PP se desvincula del decálogo de regeneración de Vox que incluía el blindaje de este cargo de confianza

  • Vox, sorprendido con la decisión y la reacción de los populares

El cese del jefe de los letrados abre otra crisis política en el Ayuntamiento El cese del jefe de los letrados abre otra crisis política en el Ayuntamiento

El cese del jefe de los letrados abre otra crisis política en el Ayuntamiento

El cese del jefe de los letrados del Ayuntamiento de Granada, Ángel Martín Lagos, esta mañana en Junta de Gobierno Local ha abierto otra crisis política en el Ayuntamiento. No sólo por la decisión objetiva del cambio sino por su trasfondo político, cómo se ha gestionado y los argumentos.

La decisión ha sido tomada esta mañana como asunto de urgencia en la Junta de Gobierno Local pero ya fue comunicada al afectado ayer de manera verbal por el propio concejal de Recursos Humanos, Francisco Fuentes. Y esta mañana se ha hecho efectiva.

Tras conocerla, Vox asegura que propició una reunión esta misma mañana con concejales del PP y Cs en la que han estado el propio alcalde, Luis Salvador, y el primer teniente de alcalde, Sebastián Pérez, para tratar el asunto. Una reunión de los tres grupos socios de investidura que propiciaron la Alcaldía de Luis Salvador de la que ha informado primero públicamente Podemos-IU y que ha confirmado el portavoz de Vox, Onofre Miralles. Pero mientras Podemos-IU dice que ha sido "bastante tensa", Vox asegura que se ha desarrollado "sin tensión" pero "sorpendente".

Porque la sorpresa ha llegado cuando en la misma el edil Francisco Fuentes ha dicho que no estaba firmado ese decálogo, lo que ha repetido en rueda de prensa posterior al ser preguntado por el incumplimiento del mismo con la destitución de este cargo de confianza. "O tiene mala memoria o poca vergüenza. O las dos cosas", ha criticado Miralles sobre estas afirmaciones.

El portavoz de Vox insiste en la "sorpresa" que se han llevado todos en ese momento y remite a las declaraciones de los dos partidos el día antes de la investidura en la que asumían el decálogo que daba vía libre al gobierno del cambio al garantizar los tres votos de Vox.

Fuentes sostiene que ese documento lo firmó el alcalde y no el PP y por tanto no se está incumpliendo nada porque el PP no lo rubricó. "Ese decálogo se firmó por parte del alcalde, un decálogo en el que se pretendía proteger a una persona. Entendiendo que el equipo de gobierno ha hecho los cambios necesarios, este también lo ha estimado necesario y por lo tanto se ha procedido al cambio", ha dicho Fuentes, que defiende que es un cambio puramente "organizativo". Ante lo que Miralles asegura que "ya entraremos en valoraciones políticas más profundas" sobre este asunto.

En lo que sí entra es en defender el trabajo de Martín Lagos en un servicio con "mal ambiente". Y es que Miralles asegura que se ha planteado en la reunión que se estaban "perdiendo pleitos por su culpa", cuando si ocurre, según Miralles, es "porque los expedientes están mal montados", no por el abogado. De hecho, destaca que César Díaz ha mostrado que estaba contento con el trabajo realizado por ejemplo en los asuntos de Rober, por lo que Miralles ha vuelto a incidir en su "sorpresa" por las diferencias de criterios y posiciones entre los concejales del partido y se mantendrán vigilantes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios