Granada

32 asociaciones se reparten las calles del nuevo mapa vecinal

  • IU pide al Ayuntamiento que deje de tratar como "ilegales" a siete agrupaciones históricas que se niegan a reconocer

El mapa vecinal de Granada, inamovible desde el año 1984, decía hasta ahora que el centro cívico del Zaidín pertenece a Cervantes y no reconocía a los vecinos de la zona del Parque de las Ciencias por no existir entonces esta zona de la ciudad. Después de 29 años, el Ayuntamiento ha juntado a las 32 asociaciones de vecinos de Granada en torno a un mapa para hacer un reparto algo más pegado a la nueva realidad de la ciudad. El consenso ha sido la idea que ha inspirado el nuevo reparto de calles.

Granada cuenta actualmente con 32 asociaciones de vecinos, "más que en Barcelona", apunta el portavoz de IU en el Ayuntamiento, Paco Puentedura. La idea del Ayuntamiento es ir agrupando estas asociaciones de tal forma que se queden en 8, una por cada distrito. Esto permitiría que las asociaciones pudieran sumar esfuerzos y presupuestos, lo que redundaría en actividades de mayor envergadura. Pero el sentimiento de propiedad que tienen las asociaciones es tan fuerte, que cabe preguntarse ¿quién le pone el cascabel al gato?

En principio, el Ayuntamiento cree que este proceso debe salir de las propias asociaciones, que son las que deben ir fusionándose unas con otras. El portavoz municipal de IU también cree que este proceso es necesario pero para ello habría primero que integrar a todas las asociaciones, incluidas las 7 que el Ayuntamiento tacha de ilegales y que tienen en muchos casos más representación que otras agrupaciones.

El reglamento de Participación Ciudadana establece un listado de asociaciones de vecinos, que se mantiene desde el año 1984, y que son las únicas que el Ayuntamiento y el equipo de gobierno municipal reconocen como legales" sin embargo existen varios colectivos y asociaciones de vecinos que "forman parte de la Federación Provincial de Asociaciones de Vecinos y que cuentan con una dilatada trayectoria y representatividad en el movimiento vecinal de la ciudad que el PP se niega a reconocer como tales".

Es el caso de Albaida, que surge en las zonas de nueva construcción entre los distritos de Beiro, Norte y Chana, la asociación de Vecinos del Bajo Albaicín, la de Granada Oeste, en el distrito Chana, la del Barranco del Abogado y la del Zaidín Campus. "Muchas de estas asociaciones surgen como una necesidad de revitalizar el movimiento vecinal en la ciudad, o bien porque se crean en zonas de la ciudad que se han expandido y no existían colectivos vecinales, o bien se crean por reivindicaciones a las que otras asociaciones de vecinos no han dado respuesta".

El portavoz municipal de IU pide una modificación del Reglamento de Participación ciudadana "y que se abra este debate para que todos los colectivos vecinales de Granada sean tratados en pie de igualdad" y para que también el Ayuntamiento "promueva la unificación de las mismas, algo que debe establecerse desde el diálogo y no desde la imposición". Es por ello que IU plantea que el Ayuntamiento reconozca "todas las voces que representan cada barrio, y no trate como ilegales a colectivos que tienen centenares de socios, muchos años de historia y que tienen sus estatutos reconocidos por la Junta".

Asimismo Puentedura critica que hasta ahora la respuesta del gobierno municipal del PP, especialmente en las Juntas Municipales de Distrito donde estos colectivos pretenden trasladar las reivindicaciones de sus barrios "sea el desprecio y decirles como se les ha dicho en más de una ocasión que son ilegales". IU rechaza que estas asociaciones de vecinos "no puedan estar representadas en el Consejo Municipal de Participación Vecinal, en las Junta Municipales de Distrito como miembros natos o no reciban colaboración y ayuda de Participación Ciudadana para poder tener una sede propia".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios