Granada

La capital ofrecerá alquileres desde 150 euros a familias desahuciadas

  • En una semana los bancos darán a conocer los pisos que ofrecen en estas condiciones El Ayuntamiento hará los informes sociales

El parque de viviendas de Granada abrirá sus puertas a aquellas familias de la ciudad que hayan sido desahuciadas. Para facilitarles un techo, los bancos pondrán a su disposición las viviendas vacías que se agolpan en sus bases de datos y a las que se podrá acceder por una cuota mensual que oscila entre los 150 y los 400 euros. La cuantía final a pagar la determinarán las características de las familias, y los pisos a los que podrán acceder se harán públicos el próximo 15 de febrero, aunque ya se sabe que en toda España habrá disponibles 6.000 viviendas.

Para poder sumarse a la iniciativa, el Ayuntamiento de Granada ha tenido que adherirse al convenio para el fondo social de viviendas de alquiler que se firmó en Madrid el pasado 17 de enero entre el Ministerio de Economía, Fomento, Servicios Sociales, la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), la Asociación Española de la Banca, la Confederación de Cajas de Ahorro y 32 entidades bancarias.

El programa va destinado a personas que hayan sido desalojadas de sus viviendas por impagos de las hipotecas y que hayan quedado en una situación de emergencia por no tener otra casa. Las personas que se encuentren en esta situación, tendrán que solicitar este recurso en la misma entidad que ejecutó el desahucio y tienen que reunir determinados requisitos. El primero, haber sido desalojados por impago de hipotecas a partir del 1 de enero de 2008, que los ingresos familiares no sean superiores a tres veces el IPREM (en torno a 2.000 euros al mes) y que no tengan ninguna otra vivienda.

La adhesión de Granada a este convenio facultará a los técnicos municipales para elaborar los informes de evaluación sobre la situación familiar de estas personas. Se detallará si son familia numerosa, monoparentales, si tienen hijos menores de tres años, si algún miembro de la unidad familiar tiene discapacidad, si están desempleados, si han terminado de percibir prestaciones, si son víctimas de violencia de género... Estos documentos serán la referencia a la hora de establecer las preferencias y las necesidades de las familias.

"Creemos que en estos momentos tan difíciles las instituciones tenemos que aportar lo que podamos para ayudar a estas familias que están viviendo situaciones muy dramáticas. Era imprescindible una iniciativa como ésta y con este trabajo en equipo creo que sí podemos dar soluciones", apuntó la concejal de Urbanismo, Isabel Nieto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios