Granada

La capital recibe cada semana una decena de reclamaciones por caídas

  • La mayor parte de denuncias se desestiman al no ser el Ayuntamiento responsable

  • Las indemnizaciones suelen rondar los 3.000 euros

Las reclamaciones aumentan en fechas señalas como por ejemplo, la Semana Santa.

Hay quien ve en las calles de Granada una manera 'fácil' de conseguir ingresos a costa de las arcas municipales. Cada semana, la junta de gobierno local del Ayuntamiento de Granada aborda en torno a una decena de reclamaciones patrimoniales de ciudadanos que han tenido algún percance en el espacio público. La cantidad se dispara a lo largo del año.

Principalmente las reclamaciones que llegan hasta el Consistorio están relacionadas con caídas, pero también hay quien denuncia que ha sufrido un accidente provocado por el mobiliario urbano. También hay reclamaciones por el mal funcionamiento de un servicio público o por daños en vehículos. Pero estos últimos casos son minoría, las caídas en la calle, especialmente en Semana Santa provocadas por la cera, se llevan la palma. El concejal de Economía y portavoz del equipo de gobierno, Baldomero Oliver, anunciaba ayer que se ha procedido al nombramiento del instructor de este tipo de procedimientos "que suelen ser muy abundantes", sin bien con desigual resolución.

Y es que no es lo mismo tropezarse con un bolardo mientras uno va mirando el móvil que romperse una pierna por el mal estado de la tapa de una alcantarilla. En cualquier caso el demandante debe demostrar que hay una negligencia en el quehacer municipal que ha sido la causa del desafortunado incidente.

En los casos en los que finalmente hay que indemnizar, la cuantía varía mucho pero en general no son cantidades especialmente significativas, oscilan entre los 3.000 y los 4.000 euros, "cantidades que, además, luego se ven rebajadas ya que una cosa es lo que uno pide y otra cosa es la demostración de que efectivamente ha habido un hecho causal entre el accidente y la responsabilidad patrimonial del Ayuntamiento", explica el portavoz del equipo de gobierno.

En muchos de los casos, aún existiendo ese nexo causal son las propias compañías aseguradoras las que se hacen cargo de esas cantidades, aunque el expediente hay que resolverlo en el Ayuntamiento.

"Muchos de estos expedientes al final quedan en una simple denegación de la cantidad reclamada", relata Oliver, quien dio ayer a conocer el nombramiento del nuevo instructor aprobado en la junta de gobierno local.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios