Granada

Siete de cada diez comedores sirven menús de 'catering' este curso escolar

  • Sólo 40 centros de la capital mantienen un servicio de comidas elaboradas en el día en las propias instalaciones ·El Ente de Infraestructuras ha eliminado del concurso la elaboración propia

Los comedores escolares granadinos cada vez elaboran menos su propia comida. Año tras año, el número de alimentos que llega desde camiones frigoríficos aumenta. Durante este curso y, según los datos facilitados por la Delegación de Educación, 153 comedores ofrecen los menús por contratación previa, o lo que es lo mismo, que la comida llega a través de empresas de catering. Por el contrario, 40 comedores aún son de gestión directa y los alimentos se preparan en las cocinas de los centros. A estos 40, se le unen 13 más, relativos a las guarderías con comedor que han pasado a ser competencia de Educación. En total, durante este curso, la provincia contará con 207 comedores habilitados para los escolares.

El número de estas instalaciones que ofertan los menús a través de empresas de catering, contratados por la Administración autonómica, ha aumentado en media docena desde el pasado curso, al pasar de los 82 del periodo de 2008-2009 a los 88 actuales. Esta reducción se debe al cambio de sistema impuesto desde el Ente de Infraestructuras y Servicios Educativos (ISE) de la Consejería de Educación y que ha afectado a todos los comedores que han salido a concurso público este año.

Al respecto, la responsable del Personal Laboral del sindicato de Comisiones Obreras (CCOO), Marina Borrego, criticó la decisión adoptada por el ISE, ya que "cada vez que se hace un comedor nuevo, los menús vienen desde una empresa de catering". Como ejemplo, Borrego citó el caso del comedor del colegio Mediterráneo, de reciente construcción y, de manera evidente, "de gestión indirecta". Para la responsable sindical, son más los inconvenientes que los beneficios que reporta este sistema, puesto que "la comida se hace dos días antes de que los niños la consuman". Una vez que el colegio recibe los menús, "estos se calientan al baño maría y se sirven y, eso es peor", consideró.

En los espacios educativos que cuentan con este sistema, las empresas de catering sirven la comida dos o tres veces a la semana. Una vez que los centros reciben los menús, éstos se introducen en cámaras frigoríficas, en las que, según fuentes consultadas, sólo pueden permanecer un máximo de cuatro días con una temperatura que tampoco puede superar los ocho grados centígrados. Cada día, el personal encargado de los comedores introduce las bandejas en recuperadores de temperaturas con el agua a unos 90 grados. Una vez que los alimentos alcanzan la temperatura adecuada, el personal sólo tiene que abrir las bandejas y servirlas en las fuentes para su posterior reparto entre los alumnos que hacen uso del comedor al mediodía.

Los comedores escolares forman parte del Plan de Apertura de centros que la Administración autonómica puso en marcha el curso 2002-2003 en Andalucía; gracias a este proyecto, los centros permanecen abiertos desde las 07:30 horas hasta las 20:00. En su primer año, el programa se estableció en 300 colegios e institutos de la Comunidad Autónoma con unos 55.000 alumnos de beneficiarios en Andalucía.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios