Granada

Los comerciantes, pesimistas ante una Navidad sin pagas extra

  • El sector granadino sufre "un descenso del consumo sin precedentes" que le ha llevado a registrar en lo que va de año una caída de las ventas superior al 30%

Comentarios 1

Para el comercio, la Navidad ha sido como un oasis en el desierto de la crisis, como una tabla salvavidas en tiempos de recesión. Pero el periodo de compras por excelencia llega este año, más que nunca, marcado por las dificultades económicas. Aunque el optimismo sea lo último que se pierde, los comerciantes granadinos esperan con recelo la llegada de las fiestas, el comienzo de una Navidad sin las 60.000 pagas extra de los funcionarios.

El presidente de la Federación Provincial de Comercio de Granada, Enrique Oviedo, asegura que el sector granadino está soportando un "descenso den el consumo sin precedentes". El "miedo a gastar", el incremento del paro, el aumento del IVA y la reducción de la concesión de créditos ha provocado en lo que va de año una caída de las ventas del 30%, que en determinados sectores, como el de de los muebles, decoración o electrodomésticos, se eleva hasta el 50%.

Y la llegada de los festejos navideños no va a solucionarlo. A todos los condicionantes que han hecho de 2012 un año funesto para el comercio granadino, se unirá la eliminación de la paga extra de los funcionarios. Esto, "unido a los más de cuatro años de crisis, al aumento del desempleo y a la subida del IVA vaticinan unas navidades con poco consumo", indica Enrique Oviedo, que explica que los comerciantes, pese a todo, "mantienen la esperanza de que finalmente no sean tan malas como todas las previsiones vaticinan".

Sean mejores o peores, el caso es que a poco más de un mes de que finalice el año, el comercio granadino se encuentra en una situación muy delicada. "La situación económica, el pesimismo de los consumidores y el elevado endeudamiento de las familias" ha hecho de este 2012 uno de los peores para un sector que desde que comenzó la crisis resta año tras año cantidades millonarias a las cifras de facturación.

En la actualidad, los consumidores han frenado sus compras habituales, bien por carecer de medios para llevarlas a cabo o ante la incertidumbre de perder el empleo y encontrarse sin ingresos. De ahí que los granadinos "adquieran sólo lo estrictamente necesario", un comportamiento que pone entre la espada y la pared a sectores que dependen en gran medida de las compras por impulso como el textil, el calzado y los complementos, explica el presidente de los comerciantes granadinos.

"La contención del consumo es tan grave que al comercio le va a ser imposible seguir capeando por más tiempo esta situación", indicó el presidente de la Federación de Comercio, que aseguró que lo que hace falta, "de manera urgente", es la adoptción de medidas por parte de las administraciones públicas "que generen confianza en el consumidor, dinamicen el consumo y permitan la obtención de financiación a los empresarios", puesto que muchos atraviesan una situación delicada en la que se pone en juego la supervivencia de su negocio y de su medio de vida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios