Granada

Los centros concertados, en pie de guerra por la limitación del tráfico en el Realejo

  • Anuncian movilizaciones si no se logra llegar a un acuerdo con el Ayuntamiento

  • Creen que se está realizando una campaña para eliminar líneas educativas

Los atascos se eternizan por la gran cantidad de vehículos. Los atascos se eternizan por la gran cantidad de vehículos.

Los atascos se eternizan por la gran cantidad de vehículos. / G. H.

Comentarios 1

Los colegios concertados están en pie de guerra tras las últimas noticias referentes a la movilidad en el barrio del Realejo. Según ha explicado el presidente de la Federación Católica de Asociaciones de Madres y Padres de Centros Concertados, Juan Pablo Luque, no se entiende que se pretenda reducir el tráfico limitando exclusivamente el acceso a los autobuses que cargan y descargan niños de estos centros educativos. Ante esta situación Luque asegura que, si no se llega a un acuerdo entre los centros afectados y el Ayuntamiento, convocarán protestas.

El conflicto nació tras la llegada a los colegios afectados de un expediente aprobado en junta de gobierno que informaba sobre un paquete de medidas para mejorar el tráfico en el barrio. En concreto, el área de Educación instaba a Movilidad a restringir el tráfico de autobuses de grandes dimensiones por el barrio del Realejo sugiriendo, además, que éstos vehículos realicen las paradas en Plaza Isabel La Católica y en el Paseo del Salón. El objetivo era que, desde allí, los niños caminaran hasta sus centros.

La concejal de Movilidad, Raquel Ruz, aseguró después que cualquier medida que se establezca será consensuada con los vecinos y centros. Asimismo, explicó que Movilidad está estudiando otras vías mucho más cerca de los centros para evitar, simplemente, que los vehículos paren en las calles Molinos y Pavaneras.

El presidente de CONCAPA, Juan Pablo Luque, asegura que estas soluciones no son más que una campaña para eliminar líneas educativas de los centros concertados. Según su opinión, en realidad, las propuestas nacen de una plataforma que “no representa la voz del barrio”. Asimismo, Luque recuerda que los autobuses de los centros no son los únicos que pueden provocar un tráfico denso.

Por calles como Pavaneras, Molinos, Santiago, Campo del Príncipe y Cocheras de San Cecilio también circula el tren turístico, los microbuses, los taxis, los coches de los vecinos y de los viajeros que visitan Granada. “El Realejo es una zona muy envejecida y necesita nutrirse de los alumnos que estudian en estos colegios”, asegura Luque.

CONCAPA asegura que el barrio está envejecido y necesita niños en estos centros. CONCAPA asegura que el barrio está envejecido y necesita niños en estos centros.

CONCAPA asegura que el barrio está envejecido y necesita niños en estos centros. / G. H.

“Así, lo que están haciendo en ponerles trabas a los padres que eligen estos centros”, añadió el presidente de CONCAPA que también se pregunta quien va a ser el responsable de que los pequeños lleguen con seguridad al centro.

“Quieren que los padres desistan de llevar a sus hijos a estos centros y los apunten a la escuela pública”, agrega. Por otra parte, Luque aseguró que no es un tema nuevo. Desde hace años se ha intentado impedir el acceso a los autobuses pero, “ahora se ha utilizado a una plataforma que no representa al barrio con una decisión que afectará a la población del Realejo”.

A su juicio, lo más lógico sería reducir o eliminar el tráfico rodado. “Tienen que sentarse y hablar con los centros escolares”, aseguró Luque que añade que los centros van a solicitar una reunión y, si no se concede, se movilizarán.

Desde el APA del Colegio Santo Domingo también se ha lanzado un comunicado que recuerda las medidas que se habían previsto y que no se han puesto en marcha. “El gobierno del Ayuntamiento ha preferido hacer caso a quienes no representan a nadie y omitir lo acordado el 17 de septiembre: reducir el tamaño de los autobuses escolares, restricción del tráfico a los residentes en horario escolar, que no coincidida el horario de carga y descarga con la entrada y salida de los colegios”. “También se obvian otras medidas como el desvío de los taxis a la entrada de la Alhambra por el Hospital de la Salud, cámara de restricción del tráfico como la de Recogidas en la plaza Fortuny, o una mayor dotación de policía en la entrada y salida de los colegios”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios