Granada

El juicio contra el coronel acusado de tráfico de drogas, suspendido por la ausencia de un narco

  • Está en busca y captura

  • Al mando de la Guardia Civil se le considera cabecilla de una trama que introducía hachís por la Costa

La Sección Segunda de la Audiencia da al desaparecido 20 días de plazo para ponerse a disposición del tribunal. La Sección Segunda de la Audiencia da al desaparecido 20 días de plazo para ponerse a disposición del tribunal.

La Sección Segunda de la Audiencia da al desaparecido 20 días de plazo para ponerse a disposición del tribunal. / g. h.

La Audiencia de Granada ha interesado la busca y captura de uno de los narcos que supuestamente colaboró con el coronel de la Guardia Civil F.G.S. en la introducción de toneladas de hachís procedente de Marruecos en 2006 por la costa de Granada. El acusado se encuentra en paradero desconocido a escasos días de la fecha del juicio -estaba previsto para este lunes-, que ha sido suspendido.

El citado coronel está considerado uno de los presuntos cabecillas de esta banda de narcotraficantes que introducía hachís procedente de Marruecos por las playas de la zona de Motril, recibiendo supuestamente dinero a cambio de impedir que los alijos fueran interceptados por la Guardia Civil para su posterior venta.

La vista estaba fijada para el próximo lunes día 1 de octubre en la Audiencia Provincial

La Fiscalía de Granada solicita para él la pena de nueve años y tres meses de prisión por supuestos delitos de cohecho cometido por funcionario público y contra la salud pública, además una multa de 6,3 millones de euros. Estaba previsto que el próximo lunes 1 de octubre se sentara en el banquillo de los acusados junto a los dos presuntos narcos que colaboraron con él, uno español y el otro de Marruecos.

En un auto fechado el 27 de septiembre, la Audiencia expone que el presunto narco español, David G.C., está ilocalizable, lo que implica el riesgo de fuga para así sustraerse de la acción de la justicia, por lo que decreta la prisión provisional sin fianza para él a fin de que, una vez localizado, se garantice su asistencia al juicio.

Junto a ello, la Sección Segunda de la Audiencia ordena que se expida la oportuna requisitoria y que se ponga a disposición del tribunal en el plazo de 20 días, pues de lo contrario será declarado rebelde, con las consecuencias legales que lleva aparejadas esta condición.

Ante la previsible imposibilidad de que se celebre el juicio, se ha acordado su suspensión, pues el otro acusado, Rachid Z., está en prisión en Marruecos. La Fiscalía solicita penas cinco años y tres meses de prisión para estas dos personas por supuestos delitos de cohecho cometido por particulares, y contra la salud pública, aplicándoles la atenuante de confesión. Junto a ello interesa multas de seis millones para cada uno.

David G.C. supuestamente intervino en este periodo para conseguir en Marruecos el hachís que luego se transportaba a España y Rachid Z. era el presunto intermediario o conseguidor en este país.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios