Granada

¿Quién será culpable de subir impuestos?

  • El PP reprocha al PSOE que sabe afrontar el área de Economía y los socialistas critican la herencia recibida

Granada anda enfrascada en un embrollo económico que suena muy distinto según a quién se escuche. Si el PSOE hablaba el pasado lunes de la nefasta "herencia recibida", el PP contesta ahora con un alcalde "venga llorado de casa". Un duelo de acusaciones que se podría resumir en una línea: se busca al culpable de la futura subida de los impuestos que ya sobrevuela sobre la capital.

El concejal del PP, Francisco Ledesma, achacó ayer las críticas de los socialistas a "su incompetencia, su irresponsabilidad absoluta y su miedo a gobernar" y vaticinó que en breve, junto a Ciudadanos, planteará la subida de los impuestos. Para el edil, el PP ha dejado la capital en una situación de estabilidad presupuestaria y se ha mejorado en parámetros como el periodo medio de pago a los proveedores, que llegó a estar en 396 días y ahora se sitúa en 93 o el endeudamiento, que es del 104 "si se incluye la deuda de Emuvyssa, porque de lo contrario estaría en el 98% cuando nosotros la encontramos en el 113%". Para Ledesma, este último año la situación económica habría sido mejor si no fuera porque Ciudadanos "no apoyó las ordenanzas fiscales ni los presupuestos de 2016". "No lo hicieron porque ya tenían amañado u acuerdo con el PSOE para echar al PP de la Alcaldía", dijo el concejal que remarcó que ambos partidos ya reflejaron en un documento la subida de los impuestos municipales.

El estado de las cuentas, según el PSOE, dista mucho del escenario pintado por Ledesma. El portavoz del equipo de Gobierno, Baldomero Oliver, desveló el pasado lunes que la capital está al borde de la intervención con una losa pendiente de 66 millones de euros. "A estas alturas no se han pagado 22 millones de euros a Inagra y con Rober hay facturas por valor de once millones", criticó Oliver que recordó que la capital está a la espera de recibir un nuevo plan económico con las medidas de urgencia que deben tomarse para parar la tendencia al abismo a la que se dirige el consistorio. Precisamente ayer, el portavoz de IU, Francisco Puentedura, presentó su batería de soluciones que pasan por limitar los beneficios injustificados que tienen numerosas empresas, tras la privatización de los servicios, cuyos beneficios "son abusivos".

Puentedura criticó que de los 220 millones de euros que el Ayuntamiento gasta para dar servicios básicos, más de la mitad sean para empresas multinacionales con unos niveles abusivos a pesar de que "hay trabajadores que cobran entre 3 y 4 euros la hora". "El verdadero ahorro se tiene que producir aquí sin tocar ningún servicio público", destacó el portavoz de IU que adelantó que en esa línea van a trabajar con el equipo de gobierno del Ayuntamiento para que "ese reequilibrio financiero permita ver la luz al final del túnel de este agujero económico que ha creado el PP pues entre deudas a proveedores y deudas a bancos se deben más de 350 millones de euros". No obstante, Puentedura también tuvo peticiones para el PSOE. IU le pidió "que empiece a establecer algunas líneas de gestión ahora que casi ha pasado un mes desde la toma de posesión" y recordó que hubo un compromiso para hacer una auditoría sobre la gestión del PP para "abrir ventanas y levantar alfombras". "Hasta ahora el nuevo alcalde no ha dado la hoja de ruta", lamentó Puentedura que criticó que esta semana no se haya celebrado la junta de portavoces para hablar del día a día de la ciudad. ¿Ya no se va a establecer diálogo? se preguntó el portavoz que también pidió la personación del Ayuntamiento en la operación Nazarí. "Nuestra posición de cooperación con este equipo de gobierno se va a vincular en función de los compromisos que por la transparencia haga este equipo".

La imposibilidad para reorganizar los cargos directivos también fue motivo ayer de debate. El portavoz de Ciudadanos, Luis Salvador, acusó ayer al PP y a Podemos de hacer "pinza" en contra de los intereses de la ciudad. Salvador criticó que ambas agrupaciones hayan votado en contra de la reorganización planteada por el equipo de Paco Cuenca así como hayan presentado una moción para la paralización del hospital del PTS. "PP y Podemos se aprovecharon de la necesidad que tenía el equipo de gobierno de una mayoría absoluta para aprobar su nueva estructura de organización e hicieron una pinza para abstenerse juntos e impedir que saliese adelante. Eso es una oposición obstruccionista y desleal que no respeta mínimamente las reglas del juego democrático".

Sin embargo, para el PP y para IU no resulta coherente plantear una reorganización en la capital justificando los cambios por el ahorro si no se concreta si las personas que ocuparán los cargos van a ser funcionarios o no: "A lo mejor los socialistas quieren traerse un ex alcalde o a un ex concejal y eso nos costaría más dinero", afirmó ayer la portavoz del PP, Rocío Díaz que lamentó que el resto de partidos hayan llegado a un acuerdo para desalojar al PP y no para aprobar la estructura básica del gobierno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios