Coronavirus

El delegado de Salud en Granada reconoce que "todas las posibilidades están abiertas" para frenar la segunda ola

  • Apela a la responsabilidad individual y dice que más que un endurecimiento de medidas será un ajuste con criterios epidemiológicos

El delegado de Salud en Granada reconoce que "todas las posibilidades están abiertas" para frenar la segunda ola El delegado de Salud en Granada reconoce que "todas las posibilidades están abiertas" para frenar la segunda ola

El delegado de Salud en Granada reconoce que "todas las posibilidades están abiertas" para frenar la segunda ola / Archivo

El delegado de Salud de la Junta en Granada, Indalecio Sánchez Montesinos, ha dicho hoy en un acto público, a la espera de los resultados de la nueva reunión técnica y del Consejo de Gobierno, que la situación en Granada no ha cambiado mucho en los últimos días, por lo que se sigue con la tendencia al alza en la segunda ola del coronavirus. Por ese motivo, el delegado ha reconocido que "todas las posibilidades están abiertas", respecto al endurecimiento de medidas e incluso el confinamiento perimetral de Granada, que cumple ya todos los parámetros de riesgo extremo fijados por Sanidad para reducir la movilidad. La Junta ya anunció medidas nuevas esta semana para complementar las actuales tomadas sobre la Universidad y la hostelería. 

Sánchez Montesinos ha pedido "serenidad" a todos los ciudadanos y "proactividad" para cumplir las medidas sanitarias con "responsabilidad individual" y "detener la pandemia, que es una situación muy compleja", para también descargar los hospitales y que se puedan atender tanto a pacientes Covid como otras patologías que no son demorables.

El delegado no ha confirmado medidas de confinamiento pero ha dejado claro que se actúa "con criterios epidemiológicos que estudian día a día" los datos y que luego es el Consejo de Gobierno el que toma las medidas. 

Y ha dicho que "más que endurecimiento es un ajuste" de las mismas. "Las medidas dependen de la responsabilidad individual. No es cuestión de que uno no esté grave sino pensar en los demás. La mayoría de ciudadanos están muy responsabilizados y hay que seguir trabajando, por el momento convivir con el virus para tener después la vida a la que estamos acostumbrados y todos deseamos".

Sobre la saturación de los hospitales granadinos y la derivación de pacientes ya al viejo Clínico, ha reconocido una "situación complicada" pero que están aplicando el plan de contingencia. "Trabajamos con serenidad y protocolos. En Granada somos privilegiados por tener el antiguo Clínico que hemos adaptado para que sirva de desahogo y dar asistencia sanitaria".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios