Granada

Las denuncias por negligencia médica en Granada: retrasos en diagnósticos de cáncer o fallos en cirugías

  • El Defensor del Paciente cuenta con 154 denuncias en los centros sanitarios de la provincia en 2019

Las denuncias por negligencia médica en Granada: retrasos en diagnósticos de cáncer o fallos en cirugías Las denuncias por negligencia médica en Granada: retrasos en diagnósticos de cáncer o fallos en cirugías

Las denuncias por negligencia médica en Granada: retrasos en diagnósticos de cáncer o fallos en cirugías

Granada acumula 154 denuncias por presuntas negligencias médicas en sus hospitales y centros de salud datadas en 2019. Estos son datos parciales pues tan solo corresponden a las denuncias que tramita la asociación del Defensor de Paciente, las denuncias que hayan sido tramitadas por otras vías no aparecen en este recuento por lo que la cifra se presupone mayor.

Cuando los datos se transforman en diagnósticos aparentemente mal efectuados, en muertes atípicas o en secuelas severas, esas 154 denuncias de granadinos pasan a una nueva dimensión humana, la del padecimiento de todo un grupo familiar y personal en torno al enfermo además del sufrimiento éste.

Las que aparecerán a continuación son algunas de las denuncias que facilitadas por el bufete de abogados que lleva los casos de Granada. Por otro lado, a lo largo de los siguientes meses serán los tribunales quienes diriman si se trató realmente de negligencias médicas.

Pese a que, como relataba la memoria de 2019 del Defensor, los hospitales granadinos quedan fuera del top 5 de los centros que acumulan más denuncias en Andalucía, las denuncias hablan sobre deficiencias en los quirófanos o en el seguimiento y diagnóstico de patologías muy graves. Según la memoria del Defensor del Paciente la mayoría de casos están relacionado con presuntas negligencias en los campos de Cirugía general y Traumatología y en efecto, las denuncias facilitadas por los abogados señalan mayoritariamente supuestos fallos en estas áreas.

En cuanto a traumatología, aparece el caso de una fractura de húmero izquierdo intervenida quirúrgicamente y que fue consolidada con desviación que acabó con un diagnóstico de pseudoartrosis – mala consolidación de una fractura–. También en el campo de la traumatología, el bufete recoge la historia de un paciente que acabó perdiendo la funcionalidad del brazo izquierdo tras una fractura de cúbito y radio que fue mal reducida en dos ocasiones. A continuación, aparece la denuncia por presunta negligencia a raíz de que un paciente con una fractura de tibia y peroné derechos fuera mal intervenida y consolidada, que acabó provocando que esta persona tenga inestabilidad andar y que necesite utilizar bastones.

Otro gran campo donde han recaído las denuncias en 2019 según este informe es en los quirófanos. Las supuestas negligencias médicas durante una operación quirúrgica que recogen los abogados van desde que se provocara una parálisis braquial obstétrica del brazo izquierdo de recién nacido durante el parto o por ejemplo, que una paciente tenga que utilizar un catéter de por vida debido a una perforación de uréter tras una cirugía de cáncer de colon.

También en el campo oncológico, una mujer denuncia que se le practicara mal una tumorectomía en la mama por lo que la paciente acabaría necesitando una mastectomía bilateral completa. Tras la reconstrucción del pecho perdido se le tuvo que retirar la nueva prótesis por un proceso infeccioso evolucionado.El último caso relacionado con la cirugía y que irá a los tribunales de Granada se trata del fallecimiento de una paciente por un supuesto tromboembolismo pulmonar tras una cirugía de columna en la que no se le implantó el tratamiento anticoagulante.

La Salud Mental, uno de los sectores de la sanidad que reclama mayor atención por parte de los pacientes e históricamente también más dotación y recursos, cuenta con un caso denunciado por supuesta negligencia médica. Se trata de un paciente psiquiátrico que según denuncian, tuvo un alta indebida y se le proporcionó un mal seguimiento. A consecuencia de esto, el paciente acabó suicidándose.

Los diágnosticos, tanto si son erróneos como si se retrasan también han generado denuncias ante el Defensor del Paciente. Esto, debido a las listas de espera es algo que los sindicatos han denunciado en Granada en multitud de ocasiones. El Defensor pone como ejemplo el caso de un retraso en un diagnóstico de cáncer de vejiga que cuando se detectó ya se encontraba en estadio 4 y con metástasis. Otro retraso se produjo supuestamente en el diagnóstico de un cáncer de suelo boca, en este caso la paciente precisó una mandibulectomía (extirpación del hueso mandibular). Por último aparece en esta serie de denuncias por mala paxis el caso de un paciente que perdió totalmente la audición en ambos oídos tras una infección de su implante coclear al que achacan un deficiente seguimiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios