Política

Los efectos colaterales de una sentencia con ‘mensaje interno’ en el PP

  • Pérez recibe este espaldarazo en su peor momento político, lo que le da un balón de oxígeno

Los efectos colaterales de una sentencia con ‘mensaje interno’ Los efectos colaterales de una sentencia con ‘mensaje interno’

Los efectos colaterales de una sentencia con ‘mensaje interno’

La sentencia sobre el congreso del PP ha llegado en el momento más necesario para Sebastián Pérez. Pese a que se esperaba para julio, finalmente se ha retrasado y ha coincidido con la crisis en Ayuntamiento de Granada y en el partido popular de Granada con Pérez como protagonista.

Del resultado de la sentencia dependía su futuro. Y también la regeneración en el PP de Granada, que sectores de poder ya comenzaron a fraguar en los pasados procesos electorales y a los que también afecta esta decisión para las estrategias internas de partido.

Pérez está en una situación delicada en el PP desde hace tiempo. La denuncia en el congreso, la primera sentencia judicial y las voces de regeneración llevaron al partido a mostrar en las diferentes citas electorales su cara más débil. Y Pérez era el blanco de las críticas. La división interna en el partido no era el mejor caldo de cultivo. Y luego llegaron los votos, que dejaron el peor resultado en la historia del PP en Granada.

El gobierno bipartito de la Junta dio poder a la rama del partido que apuesta por la regeneración mientras que el hundimiento en la capital ponía contra las cuerdas a Pérez con cada vez más críticas internas. Así, tuvo que tragarse un pacto nacional cerrado en Madrid por su propio partido para formar un bipartito con Cs que le arrebataba la ansiada alcaldía, lo que abrió un cisma interno por la cesión y por la gestión del pacto.

Pérez se sigue agarrando a la alternancia para tocar la Alcaldía en 2021, lo también se decidirá en Madrid, donde no se ha apoyado mucho al partido a nivel local. Y mientras, su ausencia de un Ayuntamiento del que es primer teniente de alcalde y concejal y su amenaza a Cs de romper el pacto si no toca bastón de mando, lo tienen en la actualidad en una situación crítica políticamente hablando.

Pero con la sentencia recibe un balón de oxígeno que ampliará su carrera política. Por lo pronto, se garantiza dos años como presidente provincial del PP, cargo que ostenta desde 2004. Eso lo tiene asegurado frenando en seco los movimientos para un relevo a corto plazo.

El último golpe interno de su partido lo sufrió esta misma semana cuando su número dos, Pablo García, y delegado del Gobierno de la Junta en Granada, se sumó a la versión de Cs de que será Madrid la que solucione la crisis de la alternancia en la Alcaldía y de que el pacto se cerró a nivel nacional. Era la primera vez que un cargo de la Junta o del PP de Granada se desmarcaba de la versión de Pérez del 2+2 y de que se había acordado en Granada independientemente del pacto nacional.

Y es que habría también un interés interno en el partido de que no llegue a ser alcalde. Según una regla no escrita, los que son alcaldes no se quitan y vuelven a ser candidatos. Así, si en 2021 Cs cediera la Alcaldía a Pérez, para las elecciones de 2023 sería de nuevo el candidato del PP en la capital a no ser que renunciara expresamente.

Eso impediría que la corriente regeneradora colocara a otros candidatos y que incluso no se pudieran reubicar cargos actuales ante la hipotética pérdida del PP de la Junta de Andalucía en próximas elecciones.

Todo entra en las quinielas y hay que mirar a largo plazo para el siguiente combate electoral.Pérez podría haber conocido por dónde se iba a pronunciar la Audiencia para con la fortaleza del fallo, seguir reclamando la Alcaldía en el acto de Órgiva y garantizarse esa posición de privilegio en el Ayuntamiento.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios