Ciudad

La zona de bajas emisiones del centro de Granada avanza en el barrio del Boquerón

  • Se van a crear caminos peatonales en 10 calles y se limitará a 20 kilómetros por hora la circulación en otras cuatro

La zona de bajas emisiones del centro de Granada avanza en el barrio del Boquerón

La zona de bajas emisiones del centro de Granada avanza en el barrio del Boquerón / Antonio L. Juárez (Photographerssports)

El Ayuntamiento de Granada implantará 'caminos reservados para peatones' en diez calles del eje Santa Paula-Gran Vía, y hará semipeatonales otras cuatro entre Gran Vía y Elvira, dentro de lo que el alcalde Francisco Cuenca ha descrito como "los primeros pasos para implantar zona de bajas emisiones en la ciudad". La diferencia entre un tipo y otro de calles es que las primeras tendrán un espacio reservado a peatones, y en las segundas se ha fijado un límite de velocidad de 20 kilómetros por hora.

El regidor de la capital, Francisco Cuenca, visitó el avance de las obras de remodelación en la calle Álvaro de Bazán y avanzó que los 'caminos reservados para peatones. se implantarán en Darro del Boquerón, Cardenal Mendoza, Lavadero de la Cruz, Mano de Hierro, Arriola, Lavadero de Zafra, Almona del Boquerón, Corazones, Laurel Alta y Boquerón, mientras que las calles semipeatonales serán todas las vías de acceso a Calle Elvira desde Gran Vía (Naranjos, Azacayas, Valentín Barrecheguren y Álvaro de Bazán).

"De esta manera Granada se prepara para cumplir fin las exigencias de Europa y España para municipios de más de 50.000 habitantes que para enero de 2023 tienen que tener una zona de bajas emisiones", ha explicado el regidor. "El compromiso del equipo de gobierno es firme, no sólo mejorar esta ciudad, hacerla mucho más amable, actuar de forma coordinada con otras instituciones para eliminar los niveles de contaminación, y sobre todo, hacer de Granada una ciudad para los ciudadanos, para el peatón y especialmente para el transporte público y reduciendo el vehículo privado".

Cuenca, que ha recorrido la calle Álvaro de Bazán en compañía de representantes vecinales, ha anunciado que "hoy mismo comienzan las intervenciones que permitirán la peatonalización y semipeatonalización de la zona, como la mejora y remodelación de los espacios "para el uso y disfrute ciudadano". Así, en la calle Álvaro de Bazán se contempla la renovación de la calzada, "empleando el mismo tipo de pavimento que existe en la actualidad (adoquín de granito), pero enrasado con las aceras, con el fin de mejorar las condiciones de accesibilidad", según se recoge en el proyecto.

En Joaquín Costa se mantiene una calzada de tres metros pavimentada con adoquines de granito y unas aceras con solería del mismo material, al mismo nivel que la calzada, mientras que en las calles Bodegoncillos y Hermosa se instala solería de granito en plataforma única y en Almireceros se actúa igualmente en el tramo comprendido entre Joaquín Costa y la calle Elvira. El plan contempla además la renovación  del alumbrado público y la mejora de  canalizaciones por parte de Emasagra.

Cuenca ha recordado que la actuación está cofinanciada en un 80% por la Unión Europea a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), en el marco del Programa Operativo Plurirregional de España 2014 – 2020 y la Estrategia de Desarrollo Urbano, Sostenible e Integrado de Granada, ‘De Tradición a Innovación’ y en un 20 por ciento a cargo del Ayuntamiento de Granada.

"El proyecto de intervención urbanística ronda los 700.000 euros a los que hay que sumar unos 300.000 en actuaciones de saneamiento y depuración de aguas que realizamos con Emasagra. Por tanto estamos hablando de que en estas catorce calles, sumando los fondos FEDER como la parte de Emasagra, estamos hablando de en torno al millón de euros", ha precisado.

El regidor se ha referido también al Barrio del Boquerón, donde el Ayuntamiento ha llevado a cabo la reforma de su entramado de calles, sustituyendo un pavimento que estaba muy deteriorado por otro nuevo más integrado con el entorno, y donde también se ha renovado la Plaza que da nombre al barrio. 

Respecto a las calles planificadas como semipeatonales (Naranjos, Azacayas, Valentín Barrecheguren y Álvaro de Bazán),  también denominadas Residenciales y en las que la velocidad se limita a 20 kilómetros por hora, Cuenca ha precisado que se prioriza el paso y el uso de los peatones, "pero se sigue permitiendo el acceso a los residentes, porque queremos que viva gente aquí y que tengan la capacidad de entrar y salir". En relación a los ‘caminos reservados par peatones’, el regidor ha apuntado que "en la zona de Santa Paula estamos hablando ya de ir avanzando en más de un kilómetro de calles para uso del peatón".

"En definitiva, avanzamos hacia un modelo de ciudad más amable, más respetuoso con el Medio Ambiente, una ciudad que combate la mala calidad de aire, y que va dando pasos para ir cumpliendo los compromisos y normativas a los que nos obliga el Gobierno y la Unión Europea", ha concluido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios