política | denuncias de corrupción en la provincia

Un empresario afirma que pagó actos del PP a cambio de "futuras ayudas"

  • Gonzalo Aivar, imputado en el caso Mercamed, asegura que él y otros empresarios financiaron el mitin de Sáenz de Santamaría en Atarfe El PP niega los hechos y asegura que es una venganza

Comentarios 1

El empresario granadino Gonzalo Aivar provocó ayer un revuelo político que trascendió los límites provinciales cuando, en declaraciones a Radio Granada, aseguró haber financiado actos electorales del PP de Atarfe a cambio de "futuros favores" si finalmente la formación accedía al gobierno municipal. Las afirmaciones de Aivar, pareja de una de las concejalas del PP recientemente expedientadas por romper la disciplina de partido e imputado en el 'caso Tetuán', provocaron las reacciones inmediatas del PSOE de Granada -que convocó ayer mismo una rueda de prensa urgente-, del PSOE de Andalucía y del Gobierno autonómico, así como del otro 'protagonista' de la historia: el presidente del PP de Atarfe, José Manuel Aranda. Finalmente, también el PP provincial realizó su propia interpretación de las denuncias interpretando que se trataba de una maniobra política.

El empresario, que reside en Atarfe y que, según fuentes del PP, está afiliado al partido, aseguró haber pagado actos electorales del partido "totalmente gratis" y "a cambio de futuros ayudas o favores". Según Aivar, él y otros empresarios de la localidad "fuimos y pagamos los gastos directamente, con nuestras correspondientes facturas", sin que estas aportaciones quedaran reflejadas en la contabilidad del partido. "Hubo gente también que puso material sin intención de cobrarlo y, es más, hasta personal e infraestructuras, todo hecho por empresas privadas".

En sus declaraciones, el empresario se refirió en concreto a un mitin que el PP celebró en mayo de 2011 en la localidad con la presencia de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, que por aquel entonces ocupaba el cargo de portavoz del Grupo Popular en el Congreso de los Diputados. "Lo pagamos entre varios, no salió dinero directamente del partido", aseguró Aivar, que acusó a la formación popular en el municipio de cometer "bastantes irregularidades con su propia financiación o con aportaciones de gente que está aceptando".

Ante la contundencia de estas declaraciones, el presidente del PP de Atarfe y candidato a la Alcaldía en las pasadas elecciones, José Manuel Aranda, reaccionó con la misma rotundidad. "Es una venganza que nada tiene que ver con la financiación del partido". Aranda, que anunció que denunciará a Aivar por injurias y calumnias, apuntó que el empresario es militante del partido, que su mujer, la edil María del Carmen Contreras, iba como número 5 en la lista electoral, y que participó en la campaña de forma voluntaria. "Cuando estamos en una campaña electoral todos los miembros del partido trabajan para que salga lo mejor posible. Cada uno aportaba lo que podía. Unos su coche para transportar los carteles, otro las cuerdas para las banderolas, otro el celofán... Y este hombre, como colaborador y teniendo en cuenta que se dedica a instalar carpas, se ofreció a poner una carpa de su propiedad. Eso no es financiación irregular", aseguró Aranda, que retó al empresario a que especifique "quién le prometió y de qué favores está hablando" y a que "aporte las pruebas convenientes".

El presidente del PP de Atarfe, que indicó que está totalmente "tranquilo", señaló que "no existe ni han existido nunca en el PP facturas relacionados con los servicios de esta persona porque no se han solicitado ni se ha contratado a ninguna empresa".

Aranda reitera que se trata de una venganza ante "sus problemas judiciales, los problemas políticos de su mujer y al no conseguir sus objetivos". Hace algo más de un mes, el presidente del PP de Atarfe remitió al juez del 'caso Tetuán', que investiga las supuestas irregularidades cometidas por el anterior gobierno de la Diputación para la celebración de la feria Mercamed, documentación que el empresario, como responsable de la empresa GM Ocio, remitió por error a un miembro del comité ejecutivo local del partido y en la se incluyen copias de correos electrónicos intercambiados entre Gonzalo Aivar, imputado por la supuesta presentación de facturas falsas, y otro de los acusados.

El PSOE de Granada fue ayer el primero en reaccionar ante la noticia, apenas unas horas más tarde de que se hicieran públicas las declaraciones de Aivar. Y lo hizo exigiendo al presidente del PP de Granada, Sebastián Pérez, explicaciones "inmediatas" y la presentación de una denuncia por calumnias. "Si no reacciona hoy mismo, lo interpretamos como que conoció y amparó este fraude electoral, que supone la comisión de un delito de financiación ilegal del PP", aseguró el vicesecretario provincial del PSOE de Granada, José Entrena. En ese caso, advirtió, la formación pedirá a la Fiscalía Anticorrupción que actúe de oficio, y a la Cámara de Cuentas "que solicite al PP las cuentas de las pasadas elecciones municipales".

Además, Entrena consideró que este caso desvela que Granada "no es ajena" a la trama de financiación irregular del PP. "Creemos que el caso denunciado por este empresario puede ser la punta del iceberg", indicó, asegurando que Sebastián Pérez "no puede esconderse" ya que es "evidente" que el mitin de la vicepresidenta no lo organizó la agrupación de Atarfe, "sino el mismísimo Sebastián Pérez".

Si el PSOE fue el primero en reaccionar, el PP provincial lo hizo ya avanzada la tarde. Pero con un comunicado igualmente incendiario. Mientras que el presidente del PP de Atarfe aseguraba que las declaraciones eran claramente una venganza, la dirección provincial del partido fue más allá y aseguró que se trata de una "cortina de humo". La secretaria general del PP de Granada, Luisa García Chamorro, aseguró tener constancia de que en las últimas semana se han producido "contactos" entre empresarios y dirigentes locales del PSOE en torno a esos supuestos pagos para "tejer una estrategia cuya única intención es desviar la atención sobre las imputaciones por prevaricación, malversación de caudales públicos, estafa y defraudación de fluidos que pesan sobre el alcalde de Atarfe, Tomás Ruiz Maeso, y el ex alcalde, el socialista Víctor Sánchez".

Chamorro no ocultó su malestar por el hecho de que el PSOE de Granada convocara una rueda de prensa urgente ayer mismo. "Entrena ha vuelto a hacer el ridículo al dar pábulo a unas acusaciones que esa misma mañana fueron rotundamente desmentidas por el PP de Atarfe, por lo que la cortina de humo se les ha caído demasiado pronto". Chamorro aseguró que el presidente del PP de Atarfe ya había dado explicaciones y anunciado la querella contra el empresario. "Si lo que quería Entrena es que el empresario diera cuentas de sus declaraciones en sede judicial, puede estar tranquilo porque lo va a hacer; si lo que quería era un escándalo que evitara que no se hablara de Tomás Ruiz, su fracaso es absoluto".

Luisa García Chamorro aseguró que la "prisa" de Entrena por pedir explicaciones al PP contratas "con el silencio de Teresa Jiménez sobre las imputaciones de Tomás Ruiz Maeso o el alcalde e Armilla, Gerardo Sánchez, o sobre las peligrosas relaciones entre el PSOE de Armilla y el empresario de la operación Malaya, Tomás Olivo, que llevó a dos insignes socialistas a ser condenados por corrupción".

Por su parte, el vicepresidente de la Junta de Andalucía, consejero de Administración Local y Relaciones Institucionales y coordinador general de IU, Diego Valderas, aseguró a Europa Press que "hay que esclarecer todo aquello que huela a elemento incorrecto, anormal o no aceptable, ante una ciudadanía que cada día está más descreída de la acción de los cargos públicos o de las fuerzas políticas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios