José Antonio Funes | Presidente del Consejo Escolar de Andalucía “El equilibrio de la pública con la concertada no es un problema”

  • Recién llegado al cargo, responde a algunas de las cuestiones que, de forma cíclica, marcan el debate educativo

  • Uno de sus retos es dinamizar el órgano que ahora preside

El presidente del Consejo Escolar de Andalucía, José Antonio Funes. El presidente del Consejo Escolar de Andalucía, José Antonio Funes.

El presidente del Consejo Escolar de Andalucía, José Antonio Funes. / Carlos Gil

Comentarios 2

–Usted sonaba para otro cargo...

–Se han hecho quinielas diversas, algo natural en política. Al final estoy aquí y estoy muy contento con ser presidente del Consejo Escolar de Andalucía.

–En el acto de toma de posesión habló de dinamizar la institución. ¿Qué va a ser lo primero que va a hacer?

–Darlo a conocer a la sociedad. El primer gesto que tuve fue desear que la toma de posesión protocolaria fuera aquí, en la sede del Consejo Escolar. Después, quiero darle más contenido a la labor que también corresponde a este Consejo Escolar, la labor proactiva. Hay funciones que vienen reguladas por ley, como los informes o el posicionamiento sobre los decretos que emanan de la Consejería. Pero luego hay una labor de sugerir, impulsar, que ha estado más dormido.Es ahí donde quiero poner el acento.

"Si los padres se implican no tenemos un no por respuesta a los comedores autogestionados”

–En concreto ¿puede decirme alguna actividad prevista?

–Puedo adelantar que estamos pensando en unas jornadas que el consejero [Javier Imbroda] ya adelantó. Ya se venían realizando pero no tenían una periodicidad. Sí quiero recuperar que se hagan con más frecuencia aprovechando el treinta aniversario. Otro aspecto es desarrollar una serie de conferencias coloquio en toda Andalucía con esa percha del treinta aniversario que toquen diversos aspectos que son importantes en Educación. Una tercera idea es realizar un estudio sobre la calidad educativa a través de un grupo de trabajo para que en un periodo razonable podamos hacer un informe sobre qué se puede mejorar la calidad de la Educación. Se plantea muchas veces cuestiones sobre lo material pero hace falta preguntarse qué hacer para mejorar esa calidad o bajar los índices de abandono o fracaso.

–El consejero ya manifestó su intención de abrir un debate. Pero a los políticos lo que se les pide es que gestionen y tomen decisiones.

–Este órgano tiene muy poca gestión. Es un órgano de reflexión, de la pausa...

–Pero le pregunto por la intención del consejero...

–Nosotros no queremos impulsar nada sin que tenga el aval de la comunidad educativa. Debe marcar los ritmos, ayudar al Gobierno por dónde debe caminar.

–El papel de la concertada. ¿Qué opina como presidente del Consejo Escolar?

–¿Mi opinión personal o como presidente?

–Usted es el presidente...

–Represento a todo el órgano colectivo. Tengo que ver qué opina todo el órgano colectivo.

–Pues entonces su opinión como José Antonio Funes.

–Opino que tiene que convivir. Es una enseñanza complementaria, no subsidiaria, y que tenemos un equilibrio que hay que mantener. Es una oferta de enseñanza pública. Nuestro proyecto político no ve mal esa convivencia. Todo es de titularidad pública, que hay que cuidarla, hay que mimarla. Al alumnado hay que darle la mejor educación posible y no se viene a romper nada sino a convivir de una manera armónica.

"Al final estoy aquí y estoy muy contento.Se han hecho quinielas, eso es algo natural en política”

–Esa armonía tiene un momento de fricción en el proceso de escolarización. ¿Estarían dispuestos a abrir más unidades en la concertada si hubiera demanda?

–Nosotros acabamos de entrar. Tenemos unos decretos y normativa que hay que respetar y lo que suceda en el futuro será cuestión de estudio. Compete al Gobierno. Sobre la pertinencia de abrir más, no podría dar una respuesta cerrada. Hoy día, el equilibrio entre redes no es un problema salvo en estos momentos puntuales de escolarización. Por razones naturales, de más o menos alumnado, hay centros que ven peligrar alguna unidad. Pero eso no sólo ocurre en la concertada. Venimos para intentar que haya una convivencia y compaginar el valor de la enseñanza pública con la importancia de la libertad. Cómo encajar todo, ahí habrá que fajarse.

–¿Cuál es su opinión sobre la ratio en los centros?

–Creo que plantearse la ratio sería una buena idea, sobre todo en centros que atienden a alumnos con necesidades educativas, o centros con alumnos con una mayor precariedad. En principio habría que estudiar si conviene reducirla. Tenemos casi dos millones de alumnos y cualquier variación, por pequeña que parezca, supone un cambio sustancial en los presupuestos.

–Le quería preguntar por los centros específicos para alumnos con necesidades...

–Es difícil eliminar todos los centros específicos. Son miles de alumnos. Partiendo de la inclusividad como la idea más aceptable, hay que ver si los centros ordinarios pueden hacer a corto plazo reformas que puedan hacer que todos los alumnos puedan estudiar. No hablamos de patologías que pueden estar integradas. Si los centros ordinarios tiene unidades preparadas y personal preparado, no habría problema. Pero habría que ver cómo resolver las enormes dificultades.

–La tasa de reposición, a pesar de los últimos cambios, ha sido una cuestión delicada en los centros, y que también ha afectado al personal no docente...

–Se me escapa, se me escapa cuáles van a ser las medidas de la Consejería. No conozco más del tema...

–Sobre el calendario escolar, se vincula a las infraestructuras educativas y también se ha planteado en la Universidad el cambio de fechas, ¿qué opina?

–No me he puesto a estudiarlo...

–Pero lo conoce...

–Lo conozco, lo he sufrido...

–Ha habido experiencias en otras comunidades para cambiar el calendario...

–Merecería un debate de toda la comunidad. Mi opinión sirve de muy poco. Tenemos dos meses que ahora son tres con el cambio climático... pero cualquier variación tienes que contar con los padres, para ver si se puede conciliar. Si los padres tienen trabajo, ¿qué haces con esos niños? Pedagógicamente puede tener cierta explicación, tiene que interpretarse en un marco más amplio...

–Y los horarios...

–¿A qué se refiere?

–En Andalucía la mayoría de los centros tiene clase sólo por la mañana, lo que no es fácil para las familias...

–Se hizo una votación entre los centros y muchos de ellos optaron por horario continuado. Estamos en una sociedad que cada vez interpreta el hecho educativo de una manera más completa y colocar clases regladas por la tarde eliminaría esa formación diversa que hacen muchos chicos y chicas.

–Le quería preguntar por los comedores escolares, que es un tema que preocupa mucho a los padres...

–Es un asunto que también nos preocupa. Se tiene que trabajar el tema, pero no somos contrarios a que haya una autogestión de los comedores. Ya hay algunos y si eso demuestra que hay una alimentación más cercana al lugar en el que se produce y más sana no hay una puerta cerrada a que se estudie.

–Que cuenten con cocina propia, ¿cómo lo ve?

–Es un asunto que no hemos tratado en el Consejo. Si los padres se implican y asumen esa tarea como un elemento más del hecho educativo, nosotros no tenemos un no por respuesta. Hay comedores con los que nos posicionamos a favor, como el Gómez Moreno.Si hay un compromiso de los padres por ese modelo no hay veto de antemano.

–Otro debate recurrente es el de los deberes...

–Preocupa más a las familias que a los docentes. Se tiene que racionalizar, pero no tenemos una posición fijada sobre el asunto. No es un tema que esté sobre la mesa.

–Ahora, sobre política, ¿va a ganar peso en Ciudadanos con su nuevo desempeño en el Consejo Escolar?

–Creo que soy una persona reconocida en la provincia por mi trabajo. Mi idea es trabajar y lo demás vendrá por añadidura. Me siento reconocido en la provincia y siento que mi trabajo en el Parlamento ha sido valorado.

–¿Echa de menos Sevilla?

–He ido unas cuantas veces al Parlamento en estos meses y hay un pellizquito. Un poquito de mono hay. Pero ya me he hecho a esto.

–¿Se ve la gestión de otra manera cuando se pasa a ser Gobierno?

–Cuando eres oposición no tienes límites, tienes los límites que te da el sentido común. Cuando tienes que gestionar lógicamente descubres que no pueden ser todas ni puede ser ya. Eso te hace valorar lo que se ha hecho. Éramos oposición, pero teníamos unos compromisos pactados, y eso te hace que la oposición se centrara en los compromisos acordados en los tiempos decididos.

–¿Va a hacer huelga? (Esta entrevista se realiza antes del 8 de marzo).

–Voy a trabajar. Reconozco la dignidad del trabajo de la mujer, la importancia de la igualdad, la importancia de dar pasos para que no haya elementos discriminatorios, pero voy a trabajar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios