Granada

"Las escuelas deben atender primero a los niños del barrio"

El proceso de escolarización es objeto de polémica todos los años cuando llega el mes de septiembre. El pasado curso se redujo el número de áreas de influencia a las que podían optar los escolares en la capital con el fin de ampliar su perímetro y que cada una de ellas abarcara más centros. Sin embargo, aunque la oferta se ha hecho más equitativa, a los padres se les ha dado ahora la opción de escoger un centro más alejado de su barrio (con lo que ya no prima el criterio de cercanía) y Educación se reserva también el derecho de asignar una escuela más alejado del hogar de los escolares para ajustar la demanda.

En el primer ciclo de Infantil se han formalizado 7.073 matrículas de las 8.325 ofertadas, lo que significa que todavía hay 1.258 familias pendientes de la asignación de una guardería para sus hijos. Las plazas existen (1.252), pero no necesariamente cerca del lugar donde vive el crío. En consecuencia, las familias se ven obligadas a desplazarse hasta el lugar donde haya vacantes si quieren una plaza de guardería para sus hijos.

Un ejemplo de los problemas que está generando este proceso se da en la escuela infantil Amanecer, ubicada en La Chana. El presidente del Patronato de la guardería, Luis Mochón, asegura que tienen plazas disponibles sin cubrir para los niños de 0 a 1 año, pero en cambio tienen solicitudes sin atender en el tramo de 1 a 2 años. "Hemos solicitado a la Delegación de Educación que nos haga un cambio en la oferta concertada del centro y atender a la demanda real que se produce en el barrio, pero dice que es imposible", explica el responsable.

Así, la guardería Amanecer se ve obligada a tener plazas de 0 a 1 año sin cubrir, ante la posibilidad de que una familia de otro barrio no tenga un puesto para su hijo en los centros cercanos a su domicilio y tenga que desplazarse hasta allí. Y los niños de 1 a 2 años de La Chana que no encuentran plaza en la guardería Amanecer, de su barrio, deberán acudir a otra zona asignada por la Delegación donde haya vacantes.

"No tiene sentido este desbarajuste. Las escuelas deben atender primero a los niños del barrio", apuntaba ayer Mochón, que esgrimía razones pedagógicas para apoyar este criterio.

La ampliación de las áreas de influencia es apuntada como causa de un mayor número de desplazamiento de las familias a la hora de dejar y recoger a sus hijos del colegio o guardería, ya sea por elección propia o por asignación de la Delegación, aunque permite garantizar que "ningún niño se quede sin una plaza escolar".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios