Granada

Más de 10.000 familias reciben ayudas para poder pagar el recibo del agua

  • Los técnicos de los centros sociales han revisado uno a uno sus expedientes para que todo el mundo pueda beneficiarse de la medida

Abrir el grifo del agua supone, para muchas familias de Granada, un esfuerzo inabarcable. Y así, un bien de primera necesidad se convierte en muchos casos en un artículo de lujo. Para evitar que ninguna familia en la ciudad se quede sin agua, los técnicos de los centros de servicios sociales de Granada comenzaron a principios de año una campaña informativa que dirigieron a todas las personas que tenían un expediente abierto en su centro.

Dicho acuerdo de colaboración entre Emasagra y los servicios sociales del Ayuntamiento permite a los trabajadores sociales de todos los centros municipales, previa formación por parte de los técnicos de Emasagra, orientar a los usuarios del servicio e informarles de las ventajas a las que pueden acceder en caso de ser jubilado o pensionista, familia numerosa, desempleados o vivir en casas con más de cuatro habitantes. A todas estas personas que están pasando por dificultades económicas se les informó de la posibilidad de solicitar una bonificación en la tarifa del agua para reducir considerablemente el precio del recibo.

La campaña ha permitido aumentar en un 40% el número de familias que disponen de una bonificación social en su recibo, lo que en números absolutos significa que 10.400 familias disfrutan de una tarifa social.

Las bonificaciones van del 50 al 80% del recibo, según las condiciones económicas del solicitante, lo cual significa que la tasa media del recibo bimensual de un jubilado sería de 11,41 euros, y la de un desempleado de 7,74 euros, frente a los 28,51 euros que debe pagar de media una familia tipo con 4 miembros.

El director de administración y relaciones institucionales de Emasagra, Federico Sánchez recordó que hace un año tan solo existía una bonificación máxima del 25% que este año se ha elevado hasta el 80% y recordó los nuevos supuestos familiares en los que se pueden recibir este tipo de beneficios.

El grupo más numeroso que ha solicitado esta reducción en el coste del recibo han sido los jubilados y pensionistas (4.200). Le siguen las familias numerosas (3.800) y los desempleados (1.000). Como novedad, este año, también se pueden beneficiar de esta medida las viviendas en las que habiten más de cuatro personas.

Llama la atención que los desempleados no copen el primer puesto en este listado, pero es que para poder acogerse a este plan de bonificaciones es necesario que todos los miembros de la unidad familiar estén en paro.

Al margen de estas 10.000 familias existen otras personas que se habían quedado fuera de la medida puesto que para poder acogerse a estas bonificaciones hay que estar al día en el pago de los recibos. En esta situación se encontraban en 2013 39 familias en riesgo extremo a las que se les ha ayudado con 12.398 euros para que liquiden su deuda . En los primeros meses de 2014 la cifra ha superado los 1.400 euros y se han tramitado once ayudas.

Hay más modalidades de ayuda, entre ellas el fraccionamiento del pago, a la que se han adscrito 780 familias.

Los técnicos de Emasagra han realizado reuniones de trabajo en los centros municipales de Albaicín, Beiro, Genil, Chana, Centro, Norte, Ronda y Zaidín así como en otros ayuntamientos del Cinturón. A estas sesiones asistieron más de cien trabajadores sociales a los que se les detalló todo el mecanismo de tramitación de las ayudas para que, de manera coordinada, pudieran atender a los ciudadanos interesados y facilitar el acceso a las bonificaciones. Estas bonificaciones se pueden solicitar en cualquier momento del año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios