Granada

Los fisioterapeutas quieren quedarse en casa

  • Ven inviable ejercer sin riesgo del contagio por el coronavirus

  • Consideran "insuficientes" las decisiones del paquete de medidas del Gobierno

  • Ópticos y dentistas se encuentran en la misma situación

Un fisioterapeuta en pleno tratamiento a un paciente Un fisioterapeuta en pleno tratamiento a un paciente

Un fisioterapeuta en pleno tratamiento a un paciente / G. H.

La crisis del coronavirus está afectando en cada sector de una forma determinada. En algunos casos la ambigüedad de la situación no termina de aclarar el futuro, algo que quiere hacer el colectivo de los fisioterapeutas. Los profesionales del sector defienden que su actividad, al igual que la de los peluqueros, no se puede ejercer sin conllevar ningún riesgo de contagio. Susana Sánchez, la vocal de Granada en el Colegio de Fisioterapeutas de Andalucía, califica de "insuficientes" las medidas del Gobierno. El consejo de colegios autonómicos ha elevado al Ministerio la petición de que el cierre de las clínicas sea por decreto. La campaña se ha lanzado también en redes sociales bajo el hashtag #FisiosTambienEnCasa.

El argumento central de los fisioterapeutas reside en la imposibilidad de tratar a sus pacientes con la distancia de seguridad mínima para evitar el contagio del coronavirus. "La realidad es que somos un vector de contagio. No podemos asegurar evitar el contagio con los medios que hay, que son mascarillas, geles y guantes, que ya están escaseando", manifiesta Susana Sánchez, que afirma que "en Portugal ya han cerrado clínicas dentales y centros de fisioterapia porque se consideran primera línea de contagio". La vocal granadina en el Colegio de Fisioterapeutas de Andalucía pide "que se nos escuche para que más adelante nuestros profesionales no tengan problemas en adelante para pedir ayudas".

La representante asegura que "más del 95% de los centros están cerrados" por decisión propia de los dueños. Sánchez declara que "los propios pacientes no están acudiendo porque entienden que hay una alta probabilidad de contagio". El entendimiento de la situación no ha eludido lo inevitable, pues algunos trabajadores se han infectado. "Esto ha sido muy atropellado y nos han ido llegando con cuentagotas las medidas adecuadas. Como todo es tan rápido todavía no recibimos las cifras reales del crecimiento", señala la vocal, que tiene conocimiento "de casos puntuales de gente que ha trabajado con población de riesgo en geriatría". En Madrid, el foco principal del país, hay un "alto índice de contagios" en terapeutas del sector público, lo que supone un aviso importante. 

"Estamos haciendo un esfuerzo social y no hemos visto ningún reconocimiento”

Sánchez manifiesta que la ausencia de instrucciones precisas "está empezando a crear incomodidad" en el sector, pues algunos centros abren para atender urgencias y esto crea "malestar en otros compañeros". El paquete de medidas del Gobierno no contentó las peticiones del colectivo, pues la vocal granadina asegura que es "insuficiente a todas luces". "Nuestro sector tiene un 70% de población autónoma. Estamos haciendo un esfuerzo social y no hemos visto ningún reconocimiento", afirma la representante, que admite que otros trabajadores sanitarios como los ópticos y los dentistas están en la misma situación. "Los profesionales, en un ejercicio de responsabilidad, han protegido a sus familias y a la población", explica.

La terapeuta sostiene que el consejo volverá a trasladar al Ministerio la petición para que el cierre por decreto y las ayudas lleguen. Mientras la respuesta llega, el gremio ha decidido hacer campaña en redes sociales con el hashtag #FisiosTambienEnCasa. Los practicantes esperan estos días que las decisiones lleguen, aunque son conscientes de que los numerosos frentes abiertos por la crisis del coronavirus no ayudan a que haya rapidez.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios