Falta de personal en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad

Frente común Guardia Civil-Policía por la “inacción” ante el déficit de efectivos en Granada

  • El SUP critica la "distinta percepción" del Gobierno en materia de atención a víctimas de violencia de género

  • La AUGC reprocha a la subdelegada “no preguntar” a los sindicatos, mientras que Subdelegación afirma estar "abierta" a escucharlos

Imagen de archivo de un agente de la Policía Nacional junto a otro de la Guardia Civil Imagen de archivo de un agente de la Policía Nacional junto a otro de la Guardia Civil

Imagen de archivo de un agente de la Policía Nacional junto a otro de la Guardia Civil / Efe

La controversia surgida en torno al déficit de efectivos policiales en áreas como la de la lucha y protección contra la violencia de género no cesa. Pese a que desde la Subdelegación del Gobierno negaron que el servicio de protección de las víctimas estuviese “en peligro” como denunció el miércoles el Sindicato Unificado de Policía (SUP) que señaló la “merma de efectivos en la Unidad de Familia y Atención a la Mujer (UFAM)”, ayer fue la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) de Granada la que manifestó la “insuficiencia de personal” en el Instituto Armado y aconsejó a la Subdelegación convocar a “asociaciones y sindicatos para hablar”. “Desde que llegó, la subdelegada del Gobierno no ha hecho ninguna reunión con nosotros”, reprochó el portavoz de la AUGC de Granada, José Cabrera, en declaraciones a este diario, mientras que fuentes de Subdelegación indicaron que, por su parte, están abiertos a “recibirlos y que les trasladen sus planteamientos”.

Tal y como avanzó ayer Granada Hoy, la media en Granada es de un sólo policía por cada 115 víctimas de violencia de género que, por su nivel de riesgo –hay casos activos tipificados como riesgo bajo, medio, alto o extremo– tiene asignado un seguimiento policial, mientras que en Motril la ratio es de 54 víctimas por agente. Si bien, en aquellas ocasiones en las que alguno de los efectivos se encuentra fuera de servicio, las víctimas que tiene asignadas pasan a su compañero, lo que propicia una duplicidad de un trabajo que, a tenor de los datos, ya se ejerce de forma multiplicada.

“La falta de policías en Granada hace peligrar el servicio de atención a las mujeres víctimas de maltrato. (...) El déficit de personal y las consecuencias derivadas de él no sólo afectan a los servicios de prevención de la delincuencia y atención al ciudadano, sino que en este momento el resto de órdenes, alguna tan importantes como la atención e investigación de delitos relacionados con la violencia de género, día a día ven mermados sus recursos de forma alarmante”. Así arrancaba el comunicado del SUP sobre un asunto para el que la subdelegada del Gobierno, Inmaculada López Calahorro, pidió “prudencia” para cotejarlo y que, tras hacerlo, desmintió horas más tarde.

“La atención a las víctimas está garantizada y se ha reforzado en los últimos tiempos”, explicó López Calahorro, una afirmación que reiteró la mañana de ayer. “Me puse en contacto con el comisario provincial para comprobar lo que había de verdad en eso inmediatamente. Me dijo que en absoluto, que se ha reforzado. En la UFAM Protección tenemos una inspectora y un policía más y en la UFAM investigación, donde había una jubilación se había cubierto, así como en Motril hay un policía y un subinspector”, explicó la subdelegada en declaraciones a Onda Cero.

Asimismo, López Calahorro afirmó que lo denunciado por el SUP le pareció “muy grave” y más “después de confirmar los datos”, por lo que pidió al sindicato ser “muy responsable con las manifestaciones que se hacen”, algo que obtuvo respuesta por parte del SUP, a través de su cuenta oficial de Twitter: “La percepción de la Seguridad Ciudadana y de la atención a las víctimas de violencia de género por parte de los que trabajamos y de la Subdelegación es distinta. Jamás supondrán dos [agentes] un incremento suficiente para paliar las necesidades actuales y reales en UFAM”.

Sin embargo, no fue el único mensaje que el sindicato dirigió hacia la Subdelegación, pues también expusieron que creían que la institución “no tiene todos los datos” y añadieron que “la crítica no es perjudicial, la inacción sí lo es”.

A tenor de ello, y también a través de esta red social, la Asociación Unificada de la Guardia Civil de Granada (AUGC) mostró su respaldo al sindicato policial y aconsejó a la Subdelegación que “igual debería de convocarse a asociaciones y sindicatos para hablar”.

Tal y como explicó ayer el portavoz de la AUGC de Granada, José Cabrera, a este diario, la situación de la Guardia Civil en cuanto a la merma de efectivos es “similar. Si no hay gente para patrullar, que es donde está la mayor parte del problema de la delincuencia, se pueden imaginar cómo se está para la protección de la violencia de género, no son suficientes para todas las víctimas que hay”.

En cuanto a las declaraciones de la subdelegada, en las que negó la merma en el servicio de atención a la violencia de género, Cabrera le reprochó que “igual antes de lanzar esa información, que será la que le han dado oficialmente, quizá debería haber llamado a las asociaciones para preguntarnos cuál es nuestro punto de vista”.

Así, el portavoz de la AUGC afirmó que “lo que ha denunciado el SUP es normal, porque si se quiere llevar realmente bien el servicio, hace falta más personal”, tras lo que criticó que “la subdelegada, desde que llegó, no ha hecho ninguna reunión con nosotros”. En este aspecto, fuentes de Subdelegación indicaron que desde la institución se encuentran “abiertos” a escuchar a cualquier asociación o sindicato, pero que desde la AUGC “no habían pedido ninguna reunión”.

Con quienes sí se reunirá la subdelegada, previsiblemente la próxima semana, será con el SUP que ayer pidió una cita para abordar ese déficit de personal y medios en la Policía que han denunciado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios