Granada

El gerente de la Universiada dimite "decepcionado" tras el dictamen de La Ragua

  • Pablo Luque culpa del "fracaso" al Parque de Sierra Nevada por "su falta de verdadera y responsable colaboración"

El ya ex gerente de la Universidad de Granada 2015, Pablo Luque, reconoció ayer sentirse "decepcionado" e insatisfecho tras el informe de la Delegación de Medio Ambiente de la Junta sobre las consultas previas al proyecto previsto para el Puerto de la Ragua, donde se tenían que celebrar las pruebas de esquí de fondo y biathlón de la cita deportiva, un evento que atraerá a deportistas universitarios de medio centenar de países. La zona de La Ragua está protegida bajo las figuras de Parque Nacional y Reserva de la Biosfera, por lo que el documento de Medio Ambiente no contempla que se hagan actuaciones relacionadas con la innivación artificial o la ampliación de las pistas, como se propuso desde la organización de la Universiada.

Luque culpó de "este fracaso al Parque de Sierra Nevada", "por su falta de verdadera y responsable colaboración". Criticó a los gestores del Parque no haber manifestado en la mesa técnica las conclusiones que sí recoge el dictamen de las consultas previas. "Podríamos haber ahorrado mucho tiempo en buscar alternativas", señaló Luque. Por otro lado, indicó que confía en que la Diputación "invierta en la zona, aunque no sea dentro del proyecto de la Universiada".

Por otro lado, el ya ex gerente mostró su "insatisfacción" por no haber convencido al Consejo Superior de Deportes de "la importancia de Granada 2015 como escaparate internacional de la marca España y su conexión al porvenir de la candidatura olímpica" de Madrid 2020. Asimismo, aseveró que "no es suficiente su colaboración con su declaración como evento de excepcional interés".

Ante los problemas surgidos en los últimos meses, sobre todo tras conocerse el documento de Medio Ambiente, Luque afirmó que ahora lo más importante es sentarse con la Federación Internacional de Deportes de Invierno (FISU, por sus siglas en inglés) y plantear que soluciones se pueden dar a las pruebas de esquí nórdico.

De los logros realizados hasta el momento, Luque destacó que "el tema del hielo se ha solucionado". Tras conocerse que el Ayuntamiento no podría levantar el pabellón previsto inicialmente, se encontró en Antequera un espacio idóneo para las pruebas de patinaje de velocidad. Al contar con esta otra sede, fuera de la provincia de Granada, Luque afirmó que el evento "toma otro cariz, ya a nivel andaluz". Además, indicó que el programa de patrocinio va a comenzar próximamente de forma "muy fuerte" y que es el momento de que la Universiada de Granada comience a promocionarse a nivel "internacional".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios