Granada

45,5 grados Granada pulveriza su récord de calor

  • La estación del aeropuerto registra por primera vez en su historia más de 45 grados, la temperatura más alta del país

  • La ola de calor continúa hoy y se mantienen las alertas

El pronóstico no ha fallado y Granada, junto al resto de Andalucía y la mitad Sur peninsular, entró ayer en una potente ola de calor que ha dejado ya una efeméride destacada. Y es que, como se había anunciado, hubo picos de calor que elevaron las temperaturas por encima de los récord históricos. En el aeropuerto de Granada se alcanzaron los 45,5 grados, la máxima temperatura alcanzada en la provincia desde que hay registros. Granada no había llegado nunca a esa temperatura. Y hoy seguirá la ola de calor, con su día central y por tanto con posibilidad de seguir pulverizando datos.

Ya desde la madrugada se notaba la llegada del episodio de calor. La noche fue calurosa y hacía presagiar la subida de temperaturas. A media mañana ya se rozaban los 40 grados y la sensación era asfixiante también por la entrada de polvo africano.

Pasear se convirtió en una aventura de riesgo, más aún el turismo. Los trabajadores que realizan sus tareas al aire libre lo pasaron mal. Ni las sombras servían para mitigar el calor o bajar unos cuantos grados la sensación térmica. La única solución era pasar junto a negocios con aire acondicionado para poder respirar un poco y seguir la rutina.

La subida de los termómetros situados en las calles fue meteórica. El recalentamiento que sufren al estar a pleno sol y por el efecto también del calor que desprende el asfalto los subían incluso a los 47 grados en el tramo del mediodía. Una imagen que agravaba más aún la sensación térmica asfixiante que se vivió ayer

Según los datos de la Agencia Estatal de Meteorología, Aemet, Granada registró ayer la temperatura máxima de todo el país alcanzando los 45,5 grados en la estación del Aeropuerto de Granada. El segundo punto más caluroso fue La Roda (Sevilla) con 45 grados. Loja también estuvo en el ranking de las diez temperaturas más altas registradas ayer con 43,8 grados.

Estos 45,5 grados pasarán ya a los registros históricos. Hasta ayer, la temperatura máxima absoluta registrada en el aeropuerto fue de 43,1 grados, anotados el 7 de julio de 2015.

Según los datos por horas, la subida de los termómetros fue muy rápida y no empezaron a bajar hasta las seis de la tarde. En el aeropuerto, a las ocho de la mañana había ya 20,4 grados. A las diez se subió a 29,4 grados y a las 12:00, a los 36,6. A partir de la una de la tarde ya había 39 grados, y a las 14:00 horas se alcanzaron 41,6 grados. A las tres de la tarde seguía subiendo y llegaba a los 43,2 grados y a las cuatro, a los 44,1 grados. La máxima fue a las cinco de la tarde con 45,5 grados. A las seis empezó el descenso (44,2) pero no tanto como para refrescar porque las noches estos días van a ser tropicales con mínimas por encima de los 20 grados.

Y no solo el aeropuerto. En las estaciones de medición en la provincia los termómetros estaban al rojo vivo. En Loja se llegó a una máxima de 43,8 grados y en Baza, de 41,7. En el resto de estaciones la temperatura fue más baja con 29,3 grados en Castell, 38,7 en Dólar, 34,1 en Lanjarón, 27,4 en Motril, 28,8 en Salobreña y 38,7 en Válor.

La ola de calor continuará hoy, que será el día central del episodio meteorológico. Y se espera una situación similar a la de ayer. Según Meteorología, hoy se espera una máxima de 44 grados y una mínima de 25 grados, dos más que ayer. Para el viernes bajarán hasta los 40 grados de máxima y los 24 de mínima.

Ante esta situación, las alertas siguen activas. Meteorología mantiene desde ayer el aviso naranja por altas temperaturas en la Cuenca del Genil, Guadix y Baza (en el resto de la provincia no hay aviso). El aviso se mantendrá hasta mañana viernes por riesgo importante de altas temperaturas.

Por su parte, la Consejería de Salud mantiene también la alerta roja por los efectos de las altas temperaturas sobre la salud de las personas. La alerta roja la mantiene hasta el domingo 16 por la superación de forma simultánea de las temperaturas máximas y mínimas umbrales para la época del año.

Además, esos días se tiene especial vigilancia en los centros de atención sanitaria (centros de salud y hospitales) del posible agravamiento de patologías por el calor y la presencia de golpes de calor o insolaciones. También se realiza labor preventiva y desde Salud Responde están llamando a los colectivos de riesgo para dar consejos de cómo hidratarse y protegerse del calor, algo en lo que tienen que tener especial cuidado las personas mayores, enfermos y niños.

Cruz Roja también informó ayer de que realiza llamadas de teléfono a sus usuarios con consejos contra el calor. Realizan unas 1.500 llamadas, según la ONG, que también actúa a pie de calle con una campaña de difusión mediante la entrega de folletos con sugerencias de salud y prevención. Y es que el calor puede tener efectos negativos sobre la salud como debilidad, fatiga, dolor de cabeza, falta de apetito o insomnio.

La situación también afecta al campo y durante estos días el mapa de probabilidad de incendios en Andalucía es todo rojo. De hecho, el Colegio de Ingenieros Forestales advirtió de que el riesgo de que se produzcan grandes incendios forestales en los próximos días es extraordinariamente elevado debido al fuerte aumento de temperaturas. La continuidad de esta ola de calor, la baja humedad relativa del aire y la gran cantidad de vegetación seca que hay en nuestros montes, junto con una posible situación de simultaneidad de incendios, pueden provocar catástrofes de grandes dimensiones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios